Top 256 NES / Famicom / Famicom Disk

256. Rampart (1992) (1 jugador)

Graciosa mezcla de rompecabezas con estrategia y acción en un entorno medieval. Debemos construir a contrarreloj lo mejor que podamos nuestra fortaleza con piezas aleatorias tipo Tetris y colocar nuestros cañones para lograr resistir un asedio naval. La versión japonesa ofrece una ambientación y niveles totalmente diferentes basados en varios escenarios muy diferentes como el cuento de la Caperucita o una batalla militar más actual entre otros, además tiene una mejor curva de dificultad.


255. Match Rider (1985) (1 jugador)

Carreras futuristas en moto por un mundo destrozado. El control incluye un cambio de marchas bastante sencillo y logra transmitir cierta sensación de velocidad, aunque lo más divertido es destruir a nuestros enemigos disparando. Incorpora novedades para su época como poder elegir que ruta tomar en cada fase o un editor de circuitos.


254. Bio Force Ape (Cancelado) (1 jugador)

Bio Force Ape NesCancelado en 1992 y rescatado veinte años después. Uno de los juegos más raros de NES, nos pone en la piel de un simio que adquiere poderes al ser separado de su familia y luchará a tortazos contra quién se interponga en su regreso. Destaca en especial la animación del amplio repertorio de movimientos del protagonista y la velocidad del scroll de pantalla.


253. Galaxian (1984) (1 jugador)

Aunque el pionero de los matamarcianos es Space Invaders no hay que ver a Galaxian como un clon sino como una evolución. El juego mejora al original con un mayor colorido, añade animaciones a las explosiones y al movimiento de las naves. También aumenta los tipos de enemigos ofreciendo mayor variedad.


252. Pac-Man (1984) (1 jugador)

El comecocos de toda la vida. Sobran palabras sobre este juego que forma parte de la memoria colectiva de varias generaciones. Su planteamiento: limpiar el tablero de puntos comiéndolos con nuestro personaje mientras evitamos a los fantasmas enemigos.


251. Duck Hunt (1984) (2 jugadores)

Estamos ante un juego en el que tenemos que disparar a varios patos con la pistola de luz. Hoy puede parecer simple y con una mecánica repetitiva, pero en su momento fue de los juegos domésticos más innovadores.


250. Tetrastar: The Fighter (1991) (1 jugador)

Otro juego que sigue la estela del éxito que marcó Space Harrier, gráficamente es bastante llamativo al lograr generar un efecto 3D convincente y con algunos efectos llamativos, por ejemplo climáticos. La mecánica es sencilla manejar a una nave con la cruceta mientras disparamos con otro botón a los rivales y evadimos sus ataques.


249. Yoshi’s Cookie (1992) (1 jugador)

Yoshi's Cookie nesUn nuevo juego de puzles protagonizado por Mario y Yoshi, en esta ocasión el juego nos obligaba a conjuntar galletas para hacerlas desaparecer y pasar al siguiente nivel. La dificultad iba en aumento con mayor cantidad y variedad de galletas, llegando a complicarse en niveles avanzados.


248. Antartic Adventure (1985) (1 jugador)

Controlando a Penta, un pingüino que va a realizar un circuito contrarreloj entre las bases científicas de varios países ubicadas en la Antártida. Las carreras se desarrollan generando una efectiva sensación 3D en donde debemos ir esquivando fosos y leones marinos para no perder tiempo, para ello podemos movernos lateralmente, saltar o adquirir algún objeto que nos ayude como un gorro volador.


247. Circus Charlie (1986) (1 jugador) 

Con la excusa de ayudar a un payaso en sus actuaciones se nos presenta un reto de plataformas con pruebas muy variadas como avanzar a lomos de un león esquivando aros en llamas, saltos acrobáticos o demostrar nuestras habilidades como trapecista.


246. Ice Climber (1985) (2 jugadores)

Uno de los primeros plataformas de la consola que permitió el juego competitivo. Manejando a un esquimal tenemos que escalar resbaladizas plataformas de hielo y derrotar a multitud de enemigos del circulo polar. Es especialmente divertido si se juega con un amigo ya que gana el jugador que primero alcanza la cima.


245. Hogan’s Alley (1984) (1 jugador)

Uno de los primeros juegos en usar la pistola de luz. Nos permite elegir entre tres minijuegos de temática policíaca como entrenar en el campo de tiro evitando dañar a inocentes o jugar a mantener latas en el aire con disparos.


244. Donkey Kong & Donkey Kong Jr. (1983) (1 jugador)

Estos arcades arrasaron en recreativas y Nintendo en su asalto al mercado doméstico no dudó en incorporarlos como títulos de lanzamiento. Lamentablemente se eliminaron algunas fases del original, pero como pionero de los plataformas sigue siendo un reto divertido con un manejo al que no cuesta acostumbrarse. En el primero debemos ascender con Jumpman para salvar a Pauline empleando martillos para romper los objetos que nos lanzan y derrotar enemigos, en Donkey Kong Jr. los papeles se invierten y controlamos al gorila para salvar a su padre para ello podremos trepar y lanzarnos por lianas.


243. Gorby no Pipeline Daisakusen (1991) (1 jugador)

Un extraño título basado en la construcción de una especie de cañerías de agua desde Rusia a Japón por el Presidente Gorbachov para fortalezar las relaciones entre ambos países. Pese a esta historia, el juego no narra nada y sólo se van sucediendo varias fases tipo puzzle en las que tenemos que lograr construir una cañería que conecte los laterales de la fase como en Pipeline, pero en esta ocasión las diversas formas de las tuberías que empleamos caerán desde arriba como ficha de tétris.


242. Dizzy the Adventurer, Treasure Island Dizzy & Fantastic Adventures of Dizzy (1992) (1 jugador)

Uno de los personajes icono de los juegos de ordenador de los 80, que protagoniza juegos donde se plantea una curiosa mezcla de plataformas, acción y puzzles en un mundo abierto que tenemos que explorar para encontrar objetos, resolver los rompecabezas o superar minijuegos. En esta consola salieron, algunas en cartuchos sin licencia oficial, estas tres entregas con ambientación diferente, pero mecánicas similares.


241. Big Nose the Caveman (1991) (1 jugador)

Plataformas sencillo y fácil con desplazamiento lateral que pueden disfrutar niños y adultos por igual. Protagonizado por un hombre de las cavernas, hay que superar niveles hasta derrotar a todos los jefes. Las acciones son saltar y golpear con el garrote, se pueden conseguir potenciadores que permiten disparar así como comprar mejoras con los huesos repartidos en cada fase. Gráficamente es mejor la versión de Master System.


240. 720 Degrees (1989) (1 jugador)

Este simulador de monopatín es un gran precursor de la saga Tony Hawk’s, el objetivo es conseguir dinero haciendo piruetas por entornos urbanos evitando obstáculos, el tráfico o ciudadanos a los que no les agrada nuestra presencia, con el dinero podemos comprar mejoras o tickets para participar en diversos eventos. Sorprende la cantidad de movimientos que tiene pese a la limitación de botones del pad.


239. Happily Ever After (Cancelado) (1 jugador)

Happily Ever AfterCancelado en 1991 y encontrado 25 años después, este juego iba a ser una secuela de la película protagonizado por Blancanieves donde por una vez se invertían los papeles y sería ella quien rescatase al príncipe. Le faltan retoques en lo gráfico, pero lo cierto es que es un plataformas de acción bastante divertido y con diseños de fases bien elaboradas.


238. Smash T.V. (1991) (2 jugadores)

Aunque fue este juego quien alcanzó fama y gloria lo cierto es que es una evolución de Robotron: 2084. Smash arrasó con una premisa sencilla y que sigue funcionando en muchos juegos actuales: derrotar hordas de enemigos en compañía de amigos o solo para poder avanzar. El juego fue tan popular que cuenta con versiones para casi todos los sistemas de la época.


237. Portopia Renzoku Satsujin Jiken (1985) (1 jugador)

Una aventura de detectives no lineal y que deja bastante libertad, para su año, al jugador a la hora de tomar decisiones de a donde ir, a quien interrogar, etc. Debemos resolver un asesinato y para ello podemos desplazarnos a diversos lugares donde investigar con nuestra lupa para encontrar pistas, también podemos llevar a comisaria a los sospechosos para interrogarlos, etc. Destaca su ambición y complejidad para 1983, año del lanzamiento original en ordenadores e incluso para 1985 supone el juego más maduro y elaborado para el catálogo de NES.


236. Ms. Pac-Man (Tengen) (1990) (2 jugadores)

Este juego fue lanzado por Namco y Tengen, siendo la versión de esta última la mejor y más completa, especialmente por incluir un modo para dos jugadores cooperativo o competitivo. Por lo de más es una continuación fiel y con escasas novedades del clásico Pac-Man. Hay cierta mejora visual entre ambas entregas y algunos modos nuevos de juego, pero en esencia es el mismo juego donde deberemos lograr limpiar la fase comiendo los rastros de puntos al mismo tiempo que evitamos que nos atrapen los clásicos fantasmas.


235. R.B.I. Baseball 3 (1991) (2 jugadores)

Hay bastantes títulos buenos de este deporte en el catálogo, los hay que apuestan más por una simulación realista y otros que optan más por un carácter más árcade. El juego de esta entrada tiene unos controles árcade que permiten a cualquiera aprender jugando haciendo cosas desde el primer partido, pero además cuenta con las plantillas y estadísticas reales de la temporada de su lanzamiento. No tiene una gran profundidad de opciones, torneos, etc. Pero creo que a estas alturas en este catálogo es más divertido optar por un título con una diversión más rápida y directa.


234. Shinobi (1989) (1 jugador)

Un buen juego de acción ninja y competencia directa de Ninja Gaiden que técnicamente es peor que la versión de Master System, pero aun así estamos ante una gran adaptación de la recreativa original donde deberemos avanzar en fases eliminando terroristas y rescatando rehenes para acceder a niveles bonus. Tampoco faltarán los clásicos jefes finales de cada zona.


233. Puzznic (1990) (1 jugador)

Adaptación del clásico Puzznic arcade de Taito, muy entretenido para los amantes de los rompecabezas. El objetivo es mover piezas de colores hasta juntarlas para que desaparezcan, todo en diversas pantallas con geometría diversa.


232. Marble Madness (1989) (1 jugador)

Un juego único donde hay que manejar una canica en carreras a contrarreloj por laberintos 3D isométricos. Lograba reproducir de forma sobresaliente las físicas de escenarios con desniveles y caídas. Su control puede resultar algo complicado debido a que la máquina recreativa original usaba unos trackball que permitían transmitir mejor las aceleraciones y cambios de sentido.


231. Kart Fighter (1993) (2 jugadores)

Uno de los primeros juegos sin licencia de calidad que aparecieron para NES, se trata de un juego de lucha usando versiones de los personajes de Super Mario Kart. Resulta llamativo por unos sprites bastantes grandes y bien definidos, unos combos y controles que funcionan aportando un título notable a un género casi inexistente en el catálogo oficial. Si bien la IA no es gran cosa, su punto fuerte es el modo competitivo para dos jugadores.


230. Binary Land (1985) (1 jugador)

Rareza de NES que se quedó en Japón en la que debemos conseguir que una pareja de pingüinos se reencuentre eliminando enemigos y evitando trampas. El planteamiento puede parecer sencillo, pero se complica porque debemos manejar ambas aves al mismo tiempo moviéndose una de manera inversa a la otra.


229. Klax (1990) (2 jugadores)

El éxito mundial de Tetris hizo que apareciesen nuevos juegos inspirados en él. Klax es uno de ellos que proponía alinear fichas del mismo color para borrarlas, todo desde una perspectiva 3D. No me parece tan adictivo como el Tetris, pero es un reto interesante. Esta versión de Klax tiene peor aspecto gráfico que la versión de Master System, pero incluye un modo de dos jugadores competitivo.


228. TwinBee 2 & TwinBee 3 (1986-1989)

Las secuelas del famoso shoot’m up son continuistas al primero, tienen un apartado gráfico mejorado y pequeñas novedades jugables. Como siempre tendremos que avanzar por fases eliminando enemigos y recogiendo power-ups para terminar enfrentando a los jefes. No son los mejores títulos del género que recibió este catálogo, pero están a un buen nivel, especialmente si te gustó el primero.


227. Linus Spacehead’s Cosmic Crusade (1992) (1 jugador)

Título curioso que combina el género de las aventuras gráficas de apuntar y hacer clic con fases de plataformas 2D. Es una mezcla que funciona y donde destaca lo bien diseñadas y estructuradas que están las escenas de aventura gráfica con bastante humor para todos los públicos, las fases plataformas son bonitas, pero tienen una dificultad un poco alta que puede molestar a quien busque una aventura gráfica pura. Es un título extraño y original que merece ser probado. Gráficamente luce más bonito en su versión para Master System.


226. Street Fighter IV (1993) (2 jugadores)

Juego de lucha sin licencia que pese al nombre no usa ninguno de los personajes de la franquicia de Capcom. Gráficamente muestra unos luchadores con sprites grandes y buena animaciones aunque le pasa factura en los correspondientes parpadeos, pero lo cierto es que funciona de forma fluida y es bastante entretenido, además los escenarios son grandes y conservan alguna pequeña animación.


225. Rainbow Islands – The Story of Bubble Bobble 2 (1988) (1 jugador)

Bonito y divertido plataformas en el que tendremos que ascender en todas las fases con la ayuda de arcoíris mágicos. El desarrollo se divide en varias islas, cada una con su temática y un jefe final. Tiene una dificultad alta en los escenarios, curiosamente sus jefes no suelen dar problemas.


224. Gun Smoke (1988) (1 jugador)

Por increíble que parezca, esta lista va a tener varios juegos western. Este en realidad es un shmup vertical pero con ambientación e historia del lejano oeste basado en un arcade. Su manejo era diferente ya que según el botón que pulsemos nuestro personaje disparará a izquierda o derecha.


223. Tiny Toon Adventures 2: Trouble in Wackyland (1992) (1 jugador)

Los minijuegos no son un género que abunde en NES y cuando lo hacen suelen ser de tablero o cartas. Tiny Toon 2 usaba como excusa un parque de atracciones para presentar un elenco de pruebas de habilidad bastante originales.


222. Pipe Dream (1990) (1 jugador)

Otro juego de inteligencia y conocido por la mayoría, fue especialmente popular entre los usuarios de ordenadores de la época y recientemente en los primeros juegos para móviles. NES también tuvo su adaptación y como en todas el jugador debe lograr unir trozos de cañerías que aparecen aleatoriamente para evitar una fuga de agua.


221. The Smurfs (1994) (1 jugador)

Un juego de plataformas genérico, pero decente con unos gráficos bonitos, aunque no tanto como la versión de Master System, y buenos controles. Como en la mayoría del género hay que llegar al final de cada nivel superando plataformas y eliminando enemigos saltando sobre ellos. Más interesante resulta encontrar las llaves para rescatar a los pitufos capturados. No es un plataformas perfecto, pero sí uno que hace las cosas correctas y apto para todas las edades.


220. Wild Gunman (1984) (1 jugador)

Mi juego favorito para la pistola de luz, basado en los duelos y tiroteos del lejano oeste. Con un apartado gráfico que para ser de los primero de la consola resulta bastante detallado. Es cierto que su planteamiento es sencillo y repetitivo, pero eso favorece a una diversión más directa desde el primer momento para cualquier jugador.


219. Hammerin’ Harry & Daiku no Gen-san 2 (1991-1993) (1 jugador)

El primero es un port bastante decente, aunque omitiendo cosas, de un arcade original y el segundo es exclusivo del sistema. Ambos son dos plataformas de acción en los que Harry debe caminar eliminando montones de enemigos, superando plataformas, trampas y por supuesto los jefes de nivel.


218. Vindicators (1989) (2 jugadores)

Un juego de tanques donde tenemos que llegar al final de cada nivel antes de que se nos acabe el combustible evitando obstáculos y disparando a enemigos. Tiene un control muy bueno, gráficamente es cumplidor y la curva de dificultad creciente permite disfrutarlo, además de contar con un buen modo cooperativo.


217. Cosmic Epsilon (1989) (1 jugador)

Un clon de Space Harrier con una gran factura técnica ya que todo funciona fluidamente y la sensación de profunidad es fluida y bien lograda. Debemos derrotar a diversos enemigos disparándoles a lo lejos y esquivando sus ataques hasta llegar al jefe de nivel, hay un ataque principal infinito y otro limitado de misiles autoguiados. Es compatible con las gafas 3D del sistema.


216. Mystery World Dizzy (cancelado) (1 jugador)

En 1993 se lanzó para otras plataformas, pero la versión de NES se canceló y finalmente en 2017 se lanzó a través de una campaña de recaudación. Para muchos es la mejor aventura del personaje en plataformas 8-bit al reducir las vueltas atrás que el jugador debe realizar para recoger objetos y solucionar los puzzles, por lo demás es un título fiel a la saga donde tenemos que explorar un entorno abierto para encontrar objetos con los que resolver rompecabezas para avanzar.


215. Arkanoid (1986) (1 jugador)

Todo un éxito en su momento con montones de versiones para ordenadores y consolas. Es una especie de cruce del Pong con Tetris, por un lado debemos hacer rebotar un pelota y evitar que se caiga y por otro deberemos dirigir nuestros rebotes a un conjunto de bloques que debemos eliminar para pasar el nivel. Además el juego incluye enemigos y potenciadores para la nave.


214. Yuu Yuu Hakusho Final (1996) (2 jugadores)

Otro juego sin licencia que ofrece un buen título de lucha dentro de este catálogo donde hay menos parpadeos que en otros lanzamientos de este tipo, los controles funcionan bien y los escenarios son grandes y con alguna animación. Cuenta con un modo historia bastante desarrollado, pero existe una versión que la elimina por si se prefiere un título que vaya directamente a los combates.


213. Layla (1986) (1 jugador)

En esta aventura que combina acción y plataformas el jugador tiene que adentrarse en ocho asteroides primero explorando la superficie del mismo para encontrar y adentrarse en la base enemiga. Mientras se exploran los asteroides se deben localizar discos de contraseña y al final de cada base espera un jefe. La protagonista puede utilizar varias armas y granadas que se pueden encontrar explorando y donde destaca un amplio arsenal.


212. Chōjin Sentai Jetman (1991) (1 jugador)

Exclusivo de Japón y basado en una serie de televisión similar a los Power Rangers. Es un plataformas de acción discreto y dificultad baja, cuya verdadera originalidad está en los combates contra el jefe de cada nivel donde se pasaba a un combate de robots.


211. 3-D WorldRunner (1987) (1 jugador)

A primera vista es una copia de shooter en tercera persona Space Harrier, simulando un efecto 3D bien logrado para su época en donde nuestro personaje no para de correr hacia adelante teniendo que esquivar obstáculos, saltar precipicios y eliminar enemigos hasta llegar al jefe de zona. El juego es muy bonito con mundos coloridos y una banda sonora alegre.  Tiene un modo compatible con las gafas 3D del sistema.


210. Pac-Mania (1991) (1 jugador)

Continuación de Pac-Man manteniendo la misma propuesta de comer todas las píldoras del escenario evitando a los fantasmas, pero en esta ocasión los escenarios serán recreados en perspectiva isométrica y para explorarlos a fondo habrá desplazamiento del scroll de pantalla. Además Pac-Man ahora cuenta con la habilidad de saltar para evitar las embestidas de sus enemigos. Técnicamente luce bastante bien, pero es mejor la versión de Master System.


209. Bee 52 (1992) (1 jugador)

Concepto bastante original, manejamos a una abeja en fases de scroll horizontal en las que debemos esquivar enemigos como arañas, mariposas, regadíos, etc. Para alcanzar varias flores de las que absorber su polen y regresar a nuestra colmena sanos y salvos.


208. Tekken 2 (1996) (2 jugadores)

Este cartucho puede ser el mejor de todos los títulos de lucha sin licencia que recibió NES porque apenas tiene parpadeos y la mecánica de lucha es un poco diferente intentando parecerse al Tekken original en la que tienes que hacer llaves al rival y buscar el combate cuerpo al no existir proyectiles.


207. Kamen no Ninja Hanamaru (1990) (1 jugador)

Este plataformas destaca por un excelente uso de la paleta de colores del sistema, buen diseño de personajes, una dificultad no frustrante, variedad de niveles, la posibilidad de utilizar vehículos y enfrentamientos no tradicionales contra los jefes en combates de cartas. Todo esto hace que sea un título diferente y divertido para quien busque nuevas experiencias de plataformas 8 bits.


206. Rodland (1992) (2 jugadores)

Plataformas de pantallas sin scroll donde debemos eliminar a todos los enemigos de un nivel para avanzar al siguiente, para ello podemos agarrar a los enemigos y golpearlos contra el suelo varias veces así como construir y destruir escaleras con las que movernos por las diversas alturas.


205. Tecmo Super Bowl (1991) (2 jugadores)

Tecmo Super Bowl es el simulador de fútbol americano más divertido y con una gran profundidad jugable que toda la demás competencia de su momento. Supuso una gran influencia para todos los simuladores de este deporte que aparecieron después de él en múltiples sistemas.


204. Air Fortress (1987) (1 jugador)

Amenazados por una raza alienígena debemos manejar a un astronauta para terminar con ella. Sus fases se desarrollan en dos partes diferentes: primero manejamos la nave espacial en un shmup horizontal y después nos adentramos en fortalezas controlando al personaje donde predomina la acción y plataformas. Como curiosidad decir que sigue siendo uno de los pocos juegos de NES exclusivo del sistema.


203. Gremlins 2: The New Batch (1990) (1 jugador)

Ambientado en la película, estamos ante un competente juego de disparos con vista aérea que también contiene varios elementos de plataformas, tiene buena música y alguna cinemática bien trabajada. Su principal defecto es que su curva de dificultad es exigente desde el comienzo.


202. Spartan X (a.k.a Kung-Fu Master) (1985) (1 jugador)

Pionero del género Yo contra el barrio que años más tarde se haría popular con juegos como Double Dragon. Es un primitivo juego de Kung-Fu donde manejamos a Thomas para salvar a Sylvia, atravesando a patadas y puñetazos cinco niveles plagados de enemigos. Es un juego corto, pero que logra plasmar la esencia de la lucha con artes marciales.


201. The Bugs Bunny Crazy Castle (1989) (1 jugador)

Un juego de persecución por laberintos donde Bugs Bunny tiene que recolectar ocho zanahorias en los sesenta niveles que componen este cartucho, pero en cada escenario habrá otros personajes de la franquicia persiguiendo al conejo para impedirle que cumpla con su objetivo. Para lograrlo Bugs puede usar escaleras, puertas, pociones de invencibilidad, empujar objetos para que caigan encima de un rival o usar guantes de boxeo.


200. Metroid (1986) (1 jugador)

Es muy difícil plasmar en pocas lineas todo lo que es Metroid, estamos ante un juego que podría catalogarse como un plataformas de acción lateral, pero no sería más que una aproximación ya que es de los primeros juegos donde la trama se desarrolla de forma no lineal y corresponde al jugador explorar multitud de caminos buscando potenciadores que le permitan avanzar. Su concepto fue copiado por multitud de juegos hasta nuestro días, el más famoso Castlevania Symphony of the Night.


199. World Champ (1990) (2 jugadores)

Un simulador de boxeo bastante bueno con una especie de modo carrera donde vamos ascendiendo de categoría y mejorando nuestros atributos al vencer combates o realizar entrenamientos, aunque la limitación de botones impide decidir que ataques realizar y se generan aleatoriamente al pulsar el botón de puñetazo mientras que el segundo botón se reserva para realizar evasiones. Gráficamente tiene los luchadores bien definidos y con varios movimientos, el público está animado y va en aumento según la popularidad de la categoría en que se compite.


198. Abadox – The Deadly Inner War (1989) (1 jugador)

Este shooter tiene una estética similar a Lifeforce y aunque existen parecidos entre ambos, Abadox es un título que trae algunas cosas nuevas, por ejemplo sus fases de scroll vertical suceden con un desplazamiento hacia abajo al contrario que todos los juegos de disparos de la época. Tengo que advertir que es un título muy difícil donde morir hará que perdamos todos nuestros potenciadores y sea casi imposible afrontar las fases.


197. Kid Klown in Night Mayor World (1993) (1 jugador)

En este plataformas el personaje lleva globos con los que puede atacar, saltar más alto o flotar a través de siete niveles con temáticas diferentes. Al final de cada nivel hay una fase de bonificación donde el jugador puede acumular vidas y energía extra. Aparte de las curiosas mecánicas del personaje es un título donde destacan unos escenarios con gráficos y animaciones muy bonitas.


196. Double Dragon (1988) (1 jugador)

El origen de la famosa saga de juegos beat’m up, la adaptación de la primera parte en NES trajo un juego bastante difícil y que sacrificaba el modo cooperativo que fue clave en el éxito de la segunda entrega.


195. JuJu Densetsu (1991) (1 jugador)

Adaptación del famoso juego arcade Toki, se trata de un buen port bastante fiel al original que por alguna razón no llegó al mercado occidental y suele pasar desapercibido entre los aficionados. Se trata de un plataformas de acción protagonizado por un mono que puede lanzar bolas o saltar sobre los enemigos para vencerlos.


194. Insector X (1990) (1 jugador)

Fantástico shoot’m up con gráficos bonitos inspirados en diversos insectos aunque con estética bonita, los escenarios también son variados y bonitos. Tiene un buen control aunque es una pena que no soporte dos jugadores simultaneos.


193. Final Fantasy I, II y III (1987-1988-1990) (1 jugador)

De sobra conocida, gracias sobre todo a la fama que alcanzaría la séptima entrega. NES recibió las tres primeras partes; pero siendo realistas todas han envejecido mal. Sobre todo por su excesiva dificultad y la necesidad de pasar horas combatiendo para poder avanzar. No tenía pensado incluir juegos con dificultad exagerada, pero sus comienzos merecen ser nombrados.


192. Clash of Demonhead (1989) (1 jugador)

Aventura de acción y plataformas por escenarios abiertos y con un desarrollo no lineal. El jugador toma el control de Billy que es capaz de correr, saltar y disparar que en su aventura va obteniendo varios poderes como encogerse, teletransportarse, volar, etc. El juego se divide en etapas pequeñas representadas en un mapamundi y donde hay más de cuarenta rutas que el jugador puede elegir y que debe explorar.


191. Konami Hyper Soccer (1992) (2 jugadores)

Este título puede ser la primera piedra de la compañía Konami en su legado de simuladores de fútbol que perdura en la actualidad en las entregas de Pro Evolution Soccer. Este juego en NES ya muestra maneras con unos controles sencillos, pero que funcionan bien y unos sprites grandes de los jugadores, incluso la elección de la cámara es acertada y más cercana a la estándar actual.


190. Wacky Races (1991) (1 jugador)

Aunque la licencia en que se basa era una serie de animación de carreras alocadas este título se adaptó como un plataformas de acción bonito y con una dificultad media. El jugador maneja a Patán, un perro, que debe avanzar por las fases plataformeras hasta llegar al jefe de zona y derrotarlo, por el camino se puede encontrar huesos que permiten ir adquiriendo mejoras con un sistema de compras parecido al de la saga Gradius.


189. Firehawk (1991) (1 jugador)

Juego similar en mecánicas a Desert Strike aunque cambiando la perspectiva isométrica por una cámara aérea. El jugador maneja un helicóptero militar y debe cumplir diversas misiones de ataque y rescate destrozando instalaciones y tanques enemigos mientras evita recibir daño y presta atención a recolectar los diversos potenciadores que aparecen para arreglar el helicóptero y recuperar combustible. Alternas pequeños momentos de disparos en railes usando ambos botones del pad en el momento justo.


188. Kero Kero Keroppi no Daibouken 2 (1993) (1 jugador)

Bonito y alegre plataformas de acción protagonizado por una rana que debe avanzar derrotando enemigos disparando notas musicales a corto rango y que podrá mejorar su ataque encontrando potenciadores en los niveles.


187. Spartan X 2 (1991) (1 jugador)

Yo contra el barrio bastante bueno donde el jugador toma el control de Thomas a través de seis escenarios como un tren, un avión, etc. Al final de cada uno de ellos aguarda el correspondiente jefe final. La dificultad es buena y se conservan los movimientos del personaje y enemigos vistos en el primer Spartan X, pero incorporando algunos nuevos.


186. Bionic Commando (1988) (1 jugador)

Estamos ante un plataformas diferente en donde el protagonista no puede saltar y tiene que usar su brazo biónico para escalar y avanzar. Ofrece además variedad de fases de acción y multitud de armas, algunas de ellas necesarias para poder avanzar. La inclusión de Hitler como jefe final y símbolos nazis hizo que fueran censurados en sus versiones occidentales.


185. Megaman 5 (1992) (1 jugador)

Cualquiera de los seis que salieron para NES son dignos de esta lista, pero por no machacar he decidido poner mis tres favoritos. Megaman es una de las mejores sagas de plataformas de acción de los 8 bits y que ha perdurado hasta nuestro días. Sin embargo, hay que avisar que su dificultad puede resultar frustrante.


184. Ys III (1991) (1 jugador)

En esta entrega la saga de rol de acción decidió cambiar la vista aérea por un plataformas 2D. El juego está bastante bien y encantará a los amantes de Faxanadu, pero salió al mismo tiempo que las versiones de Megadrive y Super Nintendo además de que en la actualidad goza de un buen remake en 3D que amplia la historia. Es un peso pesado ciñéndonos al catálogo de NES, pero no la mejor opción ni en su momento ni en la actualidad.


183. Super Spy Hunter (1991) (1 jugador)

No tiene nada que ver con Spy Hunter y originalmente se llamaba Battle Formula, pero al lanzarlo en Occidente intentaron aprovechar la fama de la saga. Con todo, es un buen y original shooter con elementos de juegos de carreras.


182. The Little Mermaid (1991) (1 jugador)

Capcom adaptó de nuevo con acierto una película Disney en este cartucho mostrando los escenarios y habitantes de La Sirenita con gran acierto. El jugador controla a Ariel que debe explorar diversos entornos evitando peligros del entorno, derrotando enemigos y abriendo cofres. La mecánica de ataque principal consiste en lanzar unas burbujas que pueden atrapar a algunos enemigos para cogerlos y lanzarlos a enemigos más poderosos.


181. MiG 29: Soviet Fighter (1992) (1 jugador)

Genial título de combate aéreo simulando la tercera dimensión con un buen control y sobre todo una gran variedad de situaciones que aportan variedad y una dosis de realismo extraña en su momento, por ejemplo cuando el combustible de nuestro caza se agota empezará una mini-fase en la que debemos engancharnos a la manguera de combustible en pleno vuelo, también hay espectaculares combates contra jefes y fases de shoot’m up vertical clásico.


180. Legacy of the Wizard (1987) (1 jugador)

Este cartucho nos trae un título de aventuras con plataformas con un enorme mapa que explorar que nos obligará a usar papel y lápiz para dibujarlo y poder orientarnos. Podemos elegir entre varios personajes de una familia, cada uno de ellos tiene sus propios atributos de ataque, defensa y también habilidades únicas que lo hacen adecuado para explorar y superar zonas determinadas del mapa. Durante la exploración al eliminar enemigos conseguiremos objetos como llaves con las que abrir nuevas zonas y oro que usar en diversas tiendas y posadas. Es un juego bastante complejo que supone un reto casi imposible de completar, pero que merece la pena intentarlo.


179. Batman Returns (1993) (1 jugador)

En esta entrega del héroe enmascarado se adaptó como un yo contra el barrio clásico, debemos ir derrotando con nuestros golpes a los enemigos que van apareciendo hasta llegar al jefe de zona. Podemos conseguir objetos que nos ayuden como un garfio o el batarang.


178. Heisei Tensai Bakabon (1991) (1 jugador)

Basado en un manga de un personaje torpe y con escasas habilidades es un juego de plataformas muy divertido y con un reto diferente, en cierto modo es parecido al clásico Prince of Persia ya que el jugador debe avanzar con cuidado calculando como realizar los saltos dada la mala agilidad del protagonista, se puede usar un paraguas para amortiguar las caídas y también para derrotar a algunos enemigos en duelos como si fura una espada.


177. Parodius Da! (1990) (1 jugador)

Uno de los mejores shoot’em’up para árcades de la época cuyo nombre viene de la combinación de PAROdy of GraDIUS (Parodia de Gradius). Como su propio nombre indica el estilo gráfico y situaciones en pantalla buscarán ser jocosas, pero pese a ello el juego goza de un nivel de dificultad exigente. La versión de NES tiene una calidad gráfica inferior y menos niveles que la recreativa original como era de esperar, pero se las arregla para trasladar la experiencia original de forma notable.


176. Time Zone (1991) (1 jugador)

Este plataformas de acción transcurre a lo largo de varios niveles ambientados en diferentes épocas del tiempo. El protagonista puede saltar y lanzar su gorra a los enemigos, que se comporta de una manera similar a un boomerang, además puede volverse invencible y veloz con potenciadores. Combina algunos minijuegos de preguntas y jefes finales para dotarlo de variedad.


175. Boulder Dash (1990) (1 jugador)

Uno de los juegos de rompecabezas más importantes de Commodore 64, en cada fase manejamos al personaje que tiene que recolectar todas las gemas evitando ser aplastado, a medida que accedemos  a nuevos niveles se complica el reto con la inclusión de enemigos que hay que esquivar o intentar tenderle una trampa par que queden debajo de las rocas que caen cuando excavamos. La versión de NES es un gran remake gráfico que luce muy bien.


174. Vs. Excitebike (1988) (2 jugadores)

Excitebike es un clásico de NES donde tenemos superar diversos circuitos de motocross en el menor tiempo posible. Además incluye un editor de circuitos que permite al jugador ampliar al duración del mismo. Esta versión Vs. es una mejora del original que nos llegó a Occidente, incorporando más circuitos, mejor música, la posibilidad de jugar a dobles y poder guardar los circuitos editados.


173. Yume Penguin Monogatari (1991) (1 jugador)

Una aventura de plataformas a contrarreloj donde el pingüino protagonista debe alcanzar el final de cada nivel antes de que se acabe el tiempo, pero es un pingüino con sobrepeso que le hace ser lento y torpe, afortunadamente podrá tomar una bebida dietética para adelgazar y ser más veloz y ágil. Sin embargo deberá tener cuidado de no comer los alimentos que aparecen en el escenario o que lanzan los enemigos para no volver a la obesidad. Es un juego corto y simpático para concienciar contra la obesidad y mala alimentación y tiene apartado gráfico sobresaliente y colorido.


172. Whomp ‘Em (1990) (1 jugador)

Un plataformas de acción inspirado en Megaman, aunque la versión japonesa está basada en la novela de Viaje al Oeste en Occidente se cambió el personaje por un nativo americano y hace que los escenarios y enemigos asiáticos no combinen, pero como juego sigue siendo divertido. Tenemos que superar varias fases armados con nuestra lanza para derrotar al jefe de cada zona y obtener nuevas armas que nos permitirán explorar mejor las zonas de otros mapas. El primer nivel tiene una dificultad baja, pero los siguiente ya suponen un buen reto.


171. Destiny of an Emperor (1989) & Tenchi o Kurau II (1 jugador)

Dos RPG basados en el periodo de los Tres Reinos en China donde Lui Bei comienza a formar una milicia para recuperar el trono. Para ello tenemos que visitar pueblos y mazmorras, hablar con la gente, etc. Los combates son los clásicos por turnos, pero representados como grandes batallas donde los puntos de vida de los generales son el número soldados y las magias son tácticas de guerra. Además hay que comprar víveres para explorar el mapa y si la comida se agota los soldados fallecerán lentamente. Tiene un gran componente de reclutamiento con más de 200 generales, cada uno con sus propios atributos, que podemos encontrar para que se unan a nosotros. La secuela continua la historia y no está mal, mejora algo los gráficos y simplifica el combate, pero pierde el componente estratégico de comprar comida, anula la libertad del sistema de reclutamiento y mete mazmorras innecesarias.


170. Tecmo World Wrestling (1989) (2 jugadores)

Un simulador de lucha libre muy bueno con diez luchadores que cuentan con su propio estilo de lucha y ataques finales únicos. Es sorprendente la variedad de ataques y movimientos que consigue representar con sólo la cruceta y los dos botones del pad como agarres, patadas, embestidas, etc. Además permite luchar fuera del cuadrilátero, subirse a los postes del ring, etc. Gráficamente luce y funciona muy bien, en esta época no era posible tener voces grabadas en los juegos, pero el juego tiene un comentarista haciendo bromas en forma de texto.


169. Battle City (1985) (2 jugadores) 

Uno de mis juegos favoritos donde hay que manejar un tanque y eliminar a todo el batallón enemigo que irá apareciendo para poder pasar de fase. Siempre con cuidado de que los rivales no logren destruir nuestra águila imperial. Incluye power-ups y juego cooperativo para dos jugadores. Simple, pero muy divertido.


168. Cocoron (1991) (1 jugador)

Dirigido por Akira Kitamura, diseñador del Megaman original. Es un plataformas de acción donde el jugador crea su propio personaje a elegir entre ocho tipos de cabeza, ocho cuerpos y ocho armas. La elección determinará los atributos de salud, poder y habilidades. Los escenarios y los enemigos son muy variados evitando caer en la monotonía.


167. Splatterhouse: Wanpaku Graffiti (1989) (1 jugador)

Esta pequeña genialidad encierra uno de los títulos de acción que más me ha sorprendido y no por ser especialmente innovador. Es una secuela-parodia del Splatterhouse original con bastantes guiños y bromas sobre películas de terror, pero sin abandonar una dosis elevada de violencia.


166. Bio Miracle Bokutte Upa (1988) (1 jugador)

Un encantador juego de plataformas en el controlamos al bebé Upa por coloridos y bonitos escenarios. Upa es un príncipe que debe salvar a su reino usando un sonajero mágico con el que puede encerrar en burbujas a los enemigos y usarlos como plataformas o empujarlos para dispararlos y atacar.


165. Mother (1989) (1 jugador)

También conocido como Earthbound Beginnings, es un famoso RPG con batallas aleatorias por turnos que destaca por una historia profunda y diferente a cualquier otro juego de rol contemporáneo que compensa su simplista apartado gráfico. Algo novedoso en las batallas es que se nos dará información sobre gestos o movimientos de los enemigos que nos permitirá deducir si están planeando algún tipo de estrategia o ataque especial. Su principal problema es una dificultad relativamente alta y una mejorable información al jugador que hará que por momentos podamos perdernos sin saber a donde ir para avanzar en la historia.


164. Bonk’s Adventure (1993) (1 jugador)

Una buena adaptación de un plataformas original de PC Engine y que nos pone en la piel de un troglodita que a cabezazos deberá rescatar a la Princesa Za. El juego tiene cierto recorte gráfico, pero mantiene la jugabilidad, variedad de niveles y fases bonus.


163. Micromachines (1991) (1 jugador)

Los famosos coches de juguete no se quedaron sin su correspondiente adaptación a los videojuegos en varios sistemas. La versión de NES no es la mejor, pero merece ser nombrada en cualquier top del sistema por ofrecer una experiencia agradable y muy manejable de carreras en miniatura.


162.  Kings of the Beach (1990) (2 jugadores)

Un genial simulador de voleibol que capta muy bien todos los movimientos del deporte y resulta muy cómodo de manejar pese a los dos botones del pad. El juego ofrece varios modos de juegos como partido amistoso o torneo.


161. Panic Restaurant (1992) (1 jugador)

Un simpático y colorido plataforma de acción en el que un cocinero debe superar escenarios derrotando enemigos o jefes pudiendo usar varios potenciadores. Todos estos elementos estarán inspirados en el mundo de la restauración y hostelería lo que le aporta un acabado visual original y único.


160. Championship Rally (1991) (1 jugador)

Una rareza que sólo salió en Australia y Japón. Es un buen simulador de rally, con un cuidado apartado gráfico y un control que responde muy bien para la época. Podría ser perfecto si las flechas que nos avisan de las curvas estuvieran mejor implementadas ya que muchas veces aparecen demasiado tarde lo que implica que tengamos que memorizar los circuitos.


159. Getsu Fuuma Den (1987) (1 jugador)

Protagonizado por el samurai Fuuma, que viaja al infierno buscando venganza a través de un mapa con caminos predeterminados que se bifurcan y conducen a tiendas, áreas de personajes y mazmorras. Una vez en una mazmorra el jugador controla a Fuuma en fases de plataformas de acción lateral, saltando y atacando a enemigos con su espada y otras armas, aunque también hay algunas mazmorras en primera persona. En las mazmorras se puede recolectar dinero para comprar armas y otros objetos. Gráficamente no es lo mejor del catálogo aunque para su año cumplía con los estándares del momento, mientras que jugablemente puede decirse que es un avanzado a su momento y por momentos parece un juego de la cuarta generación de consolas.


158. Arch Rivals (1990) (2 jugadores)

LArch Rivals NESos primeros pasos de Midway en el baloncesto sin normas. Ya presentaba algunos de los conceptos que años más tarde la compañía usaría en la exitosa NBA Jam. Divertido por su sencillez desde el primer momento aunque poco variado para partidas largas, sobre todo si se juega solo.


157. TwinBee (1986) (2 jugadores)

Twinbee nesShoot-em-up vertical con una estética colorida donde tenemos que derrotar hordas de enemigos con forma de comida. Es un juego corto y relativamente fácil excepto por su fase final.  La posibilidad de fusionar las dos naves si se jugaba con un amigo lo convertía en algo muy divertido.


156. Magical Doropie (a.k.a The Krion Conquest) (1990) (1 jugador)

Magical Doropie o The Krion ConquestLa bruja Doropie es lo único que se interpone entre el Imperio Akudama y la conquista del mundo. Doropie dispone de habilidades mágicas para enfrentarse a las diversas situaciones y robots del imperio. Claramente inspirado en la saga Megaman, el juego no se contenta con ser un mero clon y aportaba acciones nuevas, como agacharse o incluso se adelantó al propio Megaman en incorporar la posibilidad del tiro cargado.


155. Dr. Mario (1990) (2 jugadores)

Dr. MarioJuego de lógica con cierto parecido a Tetris y a medio camino de lo que más tarde plantearía Puyo-Puyo.  El objetivo final era eliminar bloques de colores representados por virus, para ello había que colocar píldoras del mismo color formando filas de cuatro bloques.


154. The Immortal (1990) (1 jugador)

Una genial aventura donde tenemos que explorar una mazmorra plagada de trampas y bestias. La ambientación de fantasía medieval junto con unos geniales gráficos plagados de animaciones con escenas de violencia lo convierten en un juego único. Existen versiones para ordenadores de la época, pero su sistema de combate me parece difícil; también hay una versión para Megadrive con mejores gráficos y más violencia; pero la de NES es ligeramente más fácil.


153. Al Unser Jr. Turbo Racing (1989) (1 jugador)

Al Unser Jr Turbo RacingPocos juegos de velocidad veréis en este ranking, las limitaciones de la NES no permitían hacer maravillas, pero este juego es uno de los pocos que lograba transmitir sensación de velocidad. Además incluye un completo simulador de Fórmula 1 donde tenemos que preparar nuestro coche o decidir paradas en boxes para ganar una temporada con 16 circuitos.


152. Yie Ar Kung-Fu (1985) (1 jugador)

Yie Ar Kung Fu nesConsiderado por algunos como el abuelo de Street Fighter, el arcade original fue pionero en el género y sentó las bases más importantes. En su paso a NES se sacrificó el aspecto gráfico, sobre todo los fondos de los escenarios; pero mantiene una jugabilidad fluida y variedad de ataques pese a la limitación de dos botones.


151. Kick Master (1992) (1 jugador)

Este juego de acción lateral nos pone ante el reto de superar ocho difíciles niveles derrotando una invasión de demonios con nuestras poderosas patadas. Es bastante original porque al derrotar a los enemigos conseguiremos salud o puntos de experiencia con los que subir de nivel y aprender nuevos tipos de patadas, además se pueden aprender diversos tipos de magia para recuperar salud, conseguir protección, etc.


150. Cycle Race: Road Man (1988) (1 jugador)

Exclusivo de Japón y probablemente el único simulador de ciclismo de la consola. El juego propone ganar una vuelta ciclista en Japón, para ello tenemos que elegir entre varios corredores con sus estadísticas y ganar puntos con los que comprar mejores bicicletas. Propone una simulación muy completa con factores como viento, ir a rebufo de los compañeros de equipo, etapas de montaña, etc.


149. Sid Meier’s Pirates! (1991) (1 jugador)

Un simulador de la vida como un pirata que fue adaptado a múltiples sistemas. Aunque gráficamente es sencillo abarca una gran variedad de situaciones como combates a espada o navales, en las ciudades podremos movernos por diversas localizaciones y entablar conversaciones. Cuenta con montones de matices más que le dan realismo como la influencia del viento en la navegación o la nacionalidad de nuestro personaje al tratar con los representantes de los Imperios español, francés o inglés.


148. Grand Master (1991) (1 jugador)

En este A-RPG el jugador puede elegir cual de los cinco niveles visistar desde el inicio. La jugabilidad y estilo se parece a Final Fantasy Adventure, es decir debemos avanzar y explorar a fondo cada nivel derrotando enemigos para ganar experiencia y subir de nivel así como encontrar objetos y mejoras. Lo más curioso es que si morimos perdemos todo nuestro equipo, pero mantenemos los niveles de experiencia adquiridos.


147. Wai Wai World 2 (1991) (2 jugadores)

En esta secuela Konami volvió a hacer un plataformas de acción con los protagonistas de otros de sus juegos. El juego supone una gran mejora gráfica al primero, pero pierde todo el componente de exploración apostando por niveles lineales, esto no es necesariamente malo, pero defraudará a quien busque un título como el primero. Por otra parte ahora se obliga al jugador a elegir al principio que tres héroes de Konami usar y, a diferencia del primero, no podrá usarlos libremente sino que tendrá que colectar potenciadores para elegir que héroe emplear durante un minuto.


146. Zanac (1986) (1 jugador)

Zanac es una maravilla de los shooters verticales, gráficamente destaca para su año y tiene un apartado sonoro notable. Pero donde realmente sobresale el juego es por su avanzada inteligencia artificial que adapta el nivel de dificultad a la habilidad del jugador, lo que podía provocar situaciones extremas desde el primer nivel.


145. Star Wars: The Empire Strikes Back (1992) (1 jugador)

Lo curioso de este juego es que es muy superior técnicamente a su primera parte, incorporando incluso voces y efectos de sonido increíbles. Pero lo estropea eliminando la posibilidad de elegir con que personaje jugar y añadiendo un aumento de dificultad innecesario. No todo es malo, el juego incorpora los poderes jedi y recrea situaciones de la película con bastante acierto alternando plataformas con combates aéreos.


144. Joe&Mac: Caveman Ninja (1991) (1 jugador)

No es ni por asomo la mejor conversión del arcade, pero es bastante meritoria para una consola 8 bits. Aunque termina repitiendo a los enemigos y jefes logra captar la esencia del original. Desafortunadamente no mantiene la posibilidad de dos jugadores simultáneos.


143. New Ghostbusters II (1990) (1 jugador)

Tras dos entregas nefastas, la NES al fin recibió un juego competente de Los Cazafantasmas. Manejando a dos personajes podíamos usar el rayo para aprisionar a los enemigos mientras con el segundo personaje, siempre pegado a nosotros, lanzábamos la trampa.


142. Bubble Bobble (1987) (2 jugadores)

Otra adaptación de un arcade famoso cuya acción se desarrolla en una pantalla estática en donde debemos derrotar a los enemigos con nuestro personaje que sólo dispone del poder de lanzar burbujas con los que atrapar a los rivales y hacerlos explotar. Es un juego muy largo compuesto por cien niveles.


141. Gauntlet II (1989) (4 jugadores)

Uno de los pocos juegos de mazmorras que podremos encontrar en el catálogo. Técnicamente es mejor que su primera parte y es de los pocos juegos de la consola que permite jugar hasta cuatro jugadores simultáneos. Su único defecto es que tiene una dificultad muy inferior a la primera entrega, también disponible en NES.


140. Dragon Quest (a.k.a Dragon Warrior) (1986) (1 jugador)

Aunque había precedentes en el rol como la saga Ultima, fue Dragon Quest la que sentó los pilares básicos del rol japonés y que serían copiados, entre otros, por la saga Final Fantasy. Esta entrega sorprende por ser todavía agradable de jugar con una dificultad aceptable sin necesidad de grindear y una duración corta.


139. Flipull: Exciting Cube Game (1989) (1 jugador)

Una pequeña joya que oficialmente no salió del mercado japonés. Es un juego de puzles donde lanzando bloques hay que conseguir limpiar el tablero. Flipbull tiene una curva de dificultad adecuada y permite elegir entre un modo contrarreloj con vidas o sin tiempo, pero con número de movimientos limitados.


138. Mashin Eiyuu Den Wataru Gaiden (1990) (1 jugador)

Un RPG de acción basado en un anime de mechas, a la hora de explorar el mapa para encontrar pueblos y mazmorras tiene una perspectiva aérea y pantallas sin scroll como el primer The Legend of Zelda, pero sus combates aparecen aleatoriamente cambiando a una perspectiva lateral donde predominan mecánicas más parecidas a los juegos de acción de la época aunque sin abandonar los componentes de rol como los puntos de atributos, magias, etc. Para un A-RPG es un juego corto, pero con un buen diseño y acabado técnico.


137. Mini-Putt (1991) (1 jugador)

Casi me había rendido de encontrar un juego de golf decente en NES cuando apareció este de minigolf. Tiene unas físicas correctas, un control decente y fácil de comprender aunque presenta un buen reto a la hora de calcular trayectorias y rebotes.


136. Gotcha! The Sport (1987) (1 jugador)

Probablemente el primer simulador de paintball de la historia. También uno de los pocos títulos que usan la pistola de luz de la consola. El juego presenta la acción en primera persona y debemos usar el pad en una mano para movernos lateralmente hasta llegar a la bandera enemiga mientras con en la otra mano usamos la pistola de luz para descalificar a los adversarios.


135. Don Doko Don (1990) (2 jugadores)

Plataformas inspirado en las mecánicas exitosas de Bubble Bobble, los jugadores deben superar pantallas sin scroll derrotando a todos los enemigos para avanzar al siguiente nivel, cada diez niveles hay que enfrentar un jefe. Los protagonistas disponen de un martillo con el que puede golpear a los enemigos para aplastarlos, recogerlos y dispararlos para acabar definitivamente con ellos.


134. Cobra Triangle (1989) (1 jugador)

Una de las primeras joyas de Rare antes de alcanzar la fama. Montados en una lancha y con vista isométrica tendremos que superar más de veinte fases distintas como carreras, rescatar náufragos o combatir tiburones.


133. Faxanadu (1987) (1 jugador)

Uno de los juegos de rol de acción más interesantes y que obtuvo poco éxito en NES, con una historia y un mundo fantástico muy elaborado. Un aspecto gráfico notable y un sistema de control preciso con el que salir bien parados de las batallas, además de combatir también podemos pasear por sus ciudades donde obtener información o mejorar equipo.


132. Little Nemo: The Dream Master (1990) (1 jugador)

En este plataformas controlamos a Nemo, un niño, que es débil y no puede atacar directamente a los enemigos, siendo su única forma de defenderse lanzar caramelos que detienen brevemente a los atacantes, por fortuna muchos animales al ser alimentados con estos caramelos pueden ser controlados por Nemo aprovechando sus habilidades para atacar, trepar, saltar más alto, cavar, etc. Toda las fases están inspiradas en mundos oníricos a los que Nemo accede al soñar, ofreciendo entornos originales con buenos gráficos.


131. Conquest of the Crystal Palace (1990) (1 jugador)

Plataformas de acción que bebe bastante de Ninja Gaiden, pero incorpora elementos como tiendas donde comprar objetos o toques de humor como un telediario en plena China feudal. El juego parte de una dificultad baja que irá aumentando a lo largo de cinco niveles muy vistosos gráficamente.


130. The Goonies (1986) (1 jugador) 

Tras un apartado gráfico sencillo se esconde uno de los mejores plataformas de exploración y acción que he tenido el placer de jugar. Basado en la película, debemos manejar al protagonista para encontrar las tres llaves que abren la puerta a la siguiente zona y buscar en cada nivel a sus amigos. Mención especial a sus melodías perfectamente reconocibles.


129. Mario&Yoshi (1991) (2 jugadores)

Otra vuelta de tuerca a la idea del Tetris. Un juego de mecánica sencilla y adicción garantizada cuyo objetivo es colocar a enemigos iguales para que desaparezcan y evitar el temido game over si alguna de las columnas tocaba el techo. Además se pueden usar los huevos de Yoshi para lograr mejores puntuaciones eliminado una columna de enemigos aunque no fueran del mismo tipo.


128. Blades of Steel (1988) (2 jugadores)

Uno de los mejores arcade de hockey sobre hielo donde los jugadores pueden enfrentarse en primer plano a puñetazos y el perdedor es expulsado. Es una adaptación de una recreativa original con su obligatorio sacrificio gráfico, pero ofreciendo más modos de juego; y un alto nivel en la jugabilidad.


127. Rygar (1987) (1 jugador)

Un clásico de las recreativas con varias adaptaciones, siendo la de NES la única que ofreció un juego distinto al original. Mientras las otras sufrían por ofrecer la misma experiencia que la de un hardware más potente en NES se transformaba el juego añadiéndole plataformas, exploración, un primitivo sistema de niveles y un gran apartado sonoro.


126. Star Wars (1991) (1 jugador)

Basado en el episodio IV de la saga, adapta diversos sucesos de la película de forma loable alternando entre plataformas, tiroteos o combates espaciales en primera persona. Ofrece cierta libertad al jugador y si explorábamos a fondo podíamos encontrar zonas secundarias. Además tras rescatar a otros personajes como Han Solo y la Princesa Leia los podemos usar y aprovechar sus ventajas en combate.


125.  Puyo Puyo (1991) (2 jugadores)

No existe sistema que no haya recibido algún tipo de versión de Puyo-Puyo. Es otro clásico dentro de los rompecabezas donde tenemos que lograr unir por colores cuatro puyos para hacerlos desaparecer y evitar así su acumulación. Esta versión es bastante experimental y no cuenta con modos que se irían incorporando en futuras entregas como el modo historia, jugar contra una IA, etc.


124. The Legend of Prince Valiant (1992) (1 jugador)

Hoy lo podríamos calificar como el «Dark Souls de la consola» por su alta dificultad, pero sin llegar a ser injusto. Exclusivo de territorio europeo, nos narra la historia del Príncipe Valiente a través de variados niveles como mazmorras con multitud de trampas o fases en primera persona manejando incluso los cañones de un barco.


123. Battletoads & Double Dragon (1993) (2 jugadores)

NES daba sus últimos coletazos cuando recibió esta fusión de dos grandes sagas. No trae tanta variedad de fases como Battletoads y pese a disponer de cinco personajes todos tienen los mismos ataques con distintas animaciones. Pese a ello los guiños a ambas sagas y la mezcla de steampunk espacial con macarras callejeros lo convierte en un juego divertido.


122. Chaos World (1991) (1 jugador)

Un fantástico RPG con una historia en la que sin profundizar demasiado toca temas como el fanatismo religioso. Destaca por un sistema de reclutamiento de personajes con matices de lo que más tarde veríamos en Suikoden. También por un sistema de misiones secundarias que enriquecen la trama principal y que para cumplirlas tenemos que elegir cual de nuestros personajes enviar no pudiendo usarlo durante un tiempo en combate.


121. Uchūkeibitai SDF (1990) (1 jugador)

Un desconocido shoot ‘em up vertical que permitía el desplazamiento horizontal de la pantalla. He leído que el cartucho usa los mismos chips gráficos que Castlevania 3 y se nota, se mueve fluidamente y no hay parpadeos, todo ello sin renunciar a cantidad de enemigos en pantalla.


120. Tiny Toon Adventures (1991) (1 jugador)

Otro gran plataformas de la NES con un control suave, unas melodías sobresalientes y una curva de dificultad que roza la perfección. Todos los personajes, enemigos incluidos, cuentan con sus propias animaciones y sus variados escenarios gozan de bastante detalle y colorido. Sólo se le puede criticar su corta duración.


119. Teenage Mutant Ninja Turtles: Tournament Fighters (1993) (2 jugadores)

Aunque su catálogo no tiene demasiados aportes me parece el mejor juego de peleas de la consola a nivel técnico. Ofrece varios modos de juego como historia o torneo, en este último pueden jugar hasta cuatro jugadores por turnos y pese a su limitado plantel de siete luchadores al menos cada uno tiene su propio ataque especial.


118. Wario’s Woods (1994) (2 jugadores)

Nuevo rompecabezas, en esta ocasión tenemos que colocar enemigos en filas para hacerlos explotar con bombas de igual color. Es una versión inferior a la lanzada para Super Nintendo; pero gráficamente sobresale dentro del catálogo. Elimina modos de juego del original, pero resulta entretenido y un reto para los amantes de los puzles.


117. Don Doko Don 2 (1992) (1 jugador)

Continuación que cambió las fases estáticas del primero por un plataformas de acción con desplazamiento de scroll. Mantiene las habilidades del personaje del primer título pudiendo saltar, golpear con el martillo a enemigos para recogerlos y dispararlos, pero incorporaba montones de novedades como nuevas armas, montones de secretos, algún minijuego, etc. Pese al cambio de estilo hay que reconocer que esta secuela es uno de los mejores plataformas del sistema.


116. Side Pocket (1987) (1 jugador)

Un primitivo simulador de billar basado en una recreativa del mismo nombre. Es adictivo y divertido, logra reproducir las físicas de las bolas de forma coherente y no hace falta ser un experto en el deporte para jugarlo ya que se han reducido los controles a una linea con la que apuntar y una barra de potencia para el tiro. Puede no ser un juego sobresaliente, pero aporta variedad a nuestras NES.


115. Heavy Barrel (1990) (2 jugadores)

Adaptación del árcade que nos ofrece uno de los mejores run and gun del sistema con bastante acción, múltiples potenciadores y jefes finales. Gráficamente es correcto aunque la variedad de enemigos se antoja corta, pero la variedad de armas y su buena curva de dificultad lo hacen un título muy deseable.


114. Adventure Island (1986) (1 jugador)

Un clon de Wonderboy que con el tiempo en futuras entregas acabaría por crear su propio estilo. Aunque sea un clon desarrollado para NES, al ser fiel al desarrollo y mecánicas del original que era muy bueno lo convierte en una gran opción entre los plataformas de la máquina.


113. Super Mario Bros 2 (1988) (1 jugador)

Un clon de otra saga a la que Nintendo para traerla a Occidente decidió usar el mundo de Super Mario. Es que un buen plataformas; con exploración y varios personajes para elegir, cada uno de ellos con una habilidad única. Es cierto que pierde toda la esencia de lo que se espera de un Super Mario, pero como juego merece reconocimiento.


112. Kickle Cubicle (1990) (1 jugador)

En esta aventura que mezcla acción con puzles tenemos que ayudar a Kickle a liberar Reino Fantasía. Para ello debemos congelar a nuestros enemigos y empujarlos al agua para lograr formar un camino hasta nuestros amigos capturados.


111. Rollergames (1990) (1 jugador)

La idea de este juego se puede definir como una mezcla de Double Dragon con plataformas y patines. Nuestro protagonista patinando debe cruzar escenarios con trampas, saltos y multitud de enemigos para llegar al jefe del nivel. Suena raro, pero funciona.


110. Shadow of the Ninja a.k.a Blue Shadow (1990) (2 jugadores)

Un fantástico juego de ninjas cuyos niveles estaban plagados de sorpresas diferenciándose así de la larga sombra de Ninja Gaiden. Completo y muy bien desarrollado técnicamente, permitía incluso el juego simultaneo con otra persona. Por contra pecaba de una corta duración y nula rejugabilidad.


109. The New Zealand Story (a.k.a Kiwi Kraze) (1991) (1 jugador)

Otra recreativa adaptada a NES, aunque se eliminaron escenarios de la máquina original; pero en conjunto logra un producto final muy digno. El juego nos presenta una serie de escenarios laberínticos con enemigos y trampas que debemos atravesar con la ayuda de un arco y mucha habilidad.


108. Power Blade (1991) (1 jugador)

En este plataformas de acción manejamos a un protagonista con la capacidad de atacar lanzando varios bumeranes, tiene una gran jugabilidad que bebe mucho de la franquicia Megaman, por ejemplo el jugador puede encarar cualquier área en el orden que quiera desde el comienzo aunque aquí los jefes no otorgan nuevos poderes ni tienen debilidades o resistencias, por lo que el orden de elección de las fases es menos importante. Tuvo una secuela que sin ser mala perdió parte de la calidad que atesoraba el original.


107. Moai Kun (1990) (1 jugador)

Una divertida combinación de rompecabezas con plataformas exclusivo de territorio japonés. Una de esas joyas de la NES que ha envejecido muy bien. A lo largo de 56 niveles tenemos que lograr rescatar a nuestros compañeros con un planteamiento que por momentos recuerda un poco a Adventures of Lolo.


106. North & South (1990) (1 jugador)

Ambientado en la Guerra Civil Americana. Combina varios géneros sin profundizar excesivamente en ninguno, pero consiguiendo un gran juego de estrategia; género que no abunda en la consola. Así tendremos un tablero con zonas parecido al Risk, niveles run and gun para tomar fuertes  o combates en mapa abierto manejando en tiempo real unidades de caballería, infantería y artillería.


105. Ninja Gaiden (1988) (1 jugador)

Ninja Gaiden es una excelente plataformas de acción novedoso por contar su historia con secuencias animadas y también por unas melodías pegadizas además de un excelente control. Pero con una alta dificultad que puede desesperar. Aún así, es un juego muy recomendable cuyos controles y movimientos fueron copiados por otros muchos plataformas de acción.


104. P.O.W.: Prisoners of War (1989) (1 jugador)

Adaptación de un beat ‘em up de recreativa que pese a su recorte gráfico cumple, sobre todo en lo jugable. El juego nos pone en la piel de un prisionero de guerra que debe escapar luchando tanto cuerpo a cuerpo como usando armas que recogemos de los enemigos.

 


103.  Metal Gear (1988) (1 jugador)

La saga Metal Gear, original de MSX, aterrizó en NES con un port que técnicamente era inferior y que cambiaba algo el desarrollo de la historia. Algunos critican esta versión, pero lo cierto es que tiene una jugabilidad única con un sistema de sigilo primitivo, pero que no deja de ser único dentro del catálogo. Su mayor defecto es que comienza con una curva de dificultad bastante alta, pero acaba moderándose.


102. Takahashi Meijin no Bōkenjima IV a.k.a Adventure Island IV (1994) (1 jugador)

La saga empezó siendo un clon de WonderBoy que cada vez fue diferenciándose más. Esta entrega supuso la ruptura más grande cambiando de un plataformas lineal a un juego de exploración con toques rpg que bebe mucho de lo planteado por Metroid. El juego salió tarde cuando ya aparecían las primeras informaciones sobre Nintendo 64 y por ello no se comercializó fuera de Japón.


101. Super Contra (1990) (2 jugadores)

El Contra original obtuvo un éxito enorme y Konami decidió aprovecharlo con esta secuela. El juego mantiene lo planteado por la primera parte, un run and gun con multitud de enemigos, potenciadores y jefazos. Sin embargo no logra sorprender como la primera parte.


100. Dragon Quest III (1988) (1 jugador)

Esta entrega cierra la primera trilogía de la saga siendo también los únicos que comparten argumento. Incorporó elementos que popularizó Final Fantasy como manejar a cuatro personajes en combate o incluir un sistema de oficios. También añadió otras novedades como el ciclo entre día y noche que afectaba a la actividad en los pueblos.


99. Galaxy 5000 (1991) (2 jugadores)

Puede considerarse como el antecesor espiritual de Wipeout y nos ponía a los mandos de naves espaciales en carreras que nos dan dinero para mejorar nuestra máquina. Los circuitos se caracterizan por tener atajos, caídas al vacío y tiroteos. Para su año no destaca técnicamente, pero tiene un control perfecto que lo coloca entre los mejores juegos de carreras.


98. Mike Tyson’s Punch-Out! (1987) (1 jugador)

El mejor juego de boxeo de la consola, si bien es cierto que es más un arcade que un simulador deportivo. Debemos manejar a Little Mac un pequeño boxeador para derrotar a rivales enormes en el ring, para ello deberemos aprender los patrones de ataque para esquivar y atacar en el momento oportuno.


97. Quarth (1990) (2 jugador)

Este juego es una rara mezcla de géneros. Por un lado tenemos un shoot em up vertical donde manejamos a una nave con la que podemos disparar bloques y por otro tenemos una especie de Tetris ya que con nuestros bloques tenemos que formar cuadriláteros para abrirnos camino. Fue exclusivo de Japón, pero gracias a los cartuchos piratas pudimos jugarlo en Occidente.


96. Willow (1989) (1 jugador)

La famosa película fue adaptada a NES como un buen juego de rol de acción. Se desarrolla con un estilo parecido al primer Zelda, es decir con vista aérea y moviéndonos libremente por instancias donde pueden aparecer enemigos, pero a diferencia del clásico de Nintendo aquí tendremos un sistema de niveles con puntos de experiencia.


95. 1943: The Battle of Midway (1988) (1 jugador)

Continuación del juego 1942 y basado en la batalla de Midway. Mientras 1942 me parece un juego que al rato se vuelve repetitivo con esta secuela me entretuve al incorporar un sistema de mejoras de nuestro avión a lo largo de la partida, dando un elemento estratégico a este shooter vertical.


94. Batman: The Video Game (1989) (1 jugador)

El primer juego de Batman por parte de Sunsoft para NES no defraudó. Puede que no sea perfecto, pero ofrece un buen plataformas de acción muy inspirado en Ninja Gaiden donde debíamos frenar los planes del Joker a través de cinco fases empleando los diversos gadgets del personaje.


93. Castlevania II: Simon’s Quest (1987) (1 jugador)

En esta entrega Konami incorporó elementos de rol a la jugabilidad de la primera parte. Por ejemplo, derrotar enemigos nos da experiencia y su desarrollo sucede en un mundo abierto donde debemos localizar las mazmorras. También ofrece distintos finales. Es una de las entregas más criticadas por la ausencia de jefes finales, pero a mi me parece muy disfrutable e innovador.


92. Jesus: Kyōfu no Bio-Monster (1989) (1 jugador)

Una aventura gráfica exclusiva de Japón y con una historia de ciencia ficción que engancha desde el primer momento. Tiene escenas animadas muy coloridas y logradas, aunque es muy lineal a diferencia de otras aventuras gráficas que veréis más arriba en este top.


91. Jackie Chan’s Action Kung Fu (1990) (1 jugador)

Un juego genial donde manejamos a Jackie Chan contra multitud de enemigos y donde destaca por unos controles fluidos con gran variedad de movimientos. Lo más curioso de este juego es que el kimono violeta del personaje y su habilidad para lanzar ondas vitales me recuerdan más a Dragon Ball que a una película de Jackie Chan.


90. Mitsume ga Tōru (1992) (1 jugador)

Este remake de un juego de MSX es un plataformas con toques de acción exclusivo de Japón y basado en un anime. Tiene montones de efectos gráficos muy coloridos y una música muy acertada. Si hubiese llegado a Occidente seguramente hoy sería uno de los juegos favoritos de muchas infancias.


89. G.I. Joe: A Real American Hero & G.I. Joe: The Atlantis Factor (1991-1992) (1 jugador)

Dos juegos de acción lateral con disparos de gran factura técnica y ambos son bastante buenos, aunque el primero me ha parecido algo mejor. Tienen una mecánica original en la que podemos elegir que tres soldados usar en cada misión, cada misión tiene fases de acción simple, otras de explorar una zona para colocar cargas explosivas así como combates contra jefes. Cada soldado tiene habilidades y armas diferentes siendo interesante alternar su manejo según la situación a enfrentar.


88. The Legend of Zelda (1986) (1 jugador)

Uno de esas obras que marcó un antes y un después además del comienzo de una de las mejores sagas. El juego ya presenta multitud de elementos que se mantienen en posteriores entregas: libre exploración del mapa, mazmorras con jefes finales y objetos necesarios para poder avanzar, etc. Gráficamente no es de lo mejor que dio la NES, pero cumple y su música es inolvidable.


87. Maniac Mansion (1988) (1 jugador)

Una de las mejores aventuras gráficas de la historia. Empezamos eligiendo nuestro grupo entre varios personajes, cada uno con diferentes habilidades por lo que las formas de avanzar y la dificultad de los puzles podía variar. Lamentablemente la versión de NES fue absurdamente censurada y aunque sigue siendo divertida no he podido colocarla tan arriba de este ranking como me gustaría.


86. Disney’s TaleSpin (1991) (1 jugador)

La época en la que los juegos basados en franquicias de Disney eran garantía de calidad, entre ellos este basado en TaleSpin. Manejamos al oso Baloo en su avioneta para avanzar por fases muy variadas y ricas en detalle que alternan su desarrollo con desplazamiento de scroll horizontal y vertical. Además permite voltear nuestra nave para disparar a los enemigos que dejamos atrás, una habilidad que muy pocos de su género ofrecen.


85. Akumajou Special: Boku Dracula-kun (1990) (1 jugador)

Konami decidió parodiar en este plataformas de acción su saga Castlevania con un estilo gráfico chibi o deformed, aunque se trata de una parodia de la citada saga las mecánicas empleadas son más parecidas a las de Megaman con saltos, disparos, obtención de habilidades, etc. Además todas las monedas que adquirimos al derrotar enemigos se pueden usar en diversos minijuegos que también estarán cargados de humor absurdo.


84. Shatterhand (1991) (1 jugador)

El éxito de Ninja Gaiden abrió la puerta a multitud de juegos que querían aprovechar el tirón usando la misma formula. Shatterhand es uno de los que lo consiguió en NES, siendo un buen juego de acción con el clásico desplazamiento de scroll lateral.


83. Nintendo World Cup (1990) (2 jugadores)

Fútbol arcade sin normas basado en la franquicia Kunio-Kun. El juego nos propone el reto de ganar un Mundial donde cada equipo tiene su tiro especial si pulsamos y que al no existir faltas podemos eliminar a nuestros adversarios a base de entradas. Sin embargo el juego padece de horribles parpadeos.


82. Disney’s Darkwing Duck (1992) (1 jugador)

Otro juego de la marca Disney para NES, en este caso encarnamos al justiciero con aires de Batman para detener al mal en la ciudad. Un juego donde predominan plataformas y mucha acción y en el que podremos usar varios de los gadgets de la serie original.


81. Startropics 2 (1994) (1 jugador)

Esta secuela pasó desapercibida por salir muy tarde para NES en una época donde ya se soñaba con gráficos 3D. Es un juego bastante continuista respecto de la primera entrega y por tanto con pocas novedades, pero sigue ofreciendo calidad a los jugadores que quieran un buen juego de mazmorras al estilo del Zelda clásico.


80. Super Mario Bros (1985) (1 jugador) 

Uno de los mejores plataformas de la historia que creó muchas de las bases del género. Con la recurrida premisa de salvar a la princesa debemos avanzar con Mario por veinte y cuatro fases donde se presentan muchos de los elementos clásicos de la saga: niveles subterráneos o castillos, potenciadores representados por setas o flores y muchos de los enemigos más conocidos de la saga.


79. RC Pro-Am II (1992) (4 jugadores)

La primera parte sentó las bases de juegos como Mario Kart, sin embargo esta secuela pasó desapercibida siendo bastante mejor. Divertido especialmente si se juega con amigos, su planteamiento consiste en ganar carreras donde podremos coger objetos que nos otorgarán ventaja.


78. Gradius (1986) (1 jugador)

Un clásico de su generación y uno de los primeros juegos de naves de NES con una dificultad alta, pero dominable con un poco de paciencia. El juego sorprendió por incorporar un sistema de potenciadores que obtenemos al eliminar enemigos y que sin pausar debemos decidir que mejora obtener.


77. Gun-Nac (1990) (1 jugador)

Encarnando al comandante Gun Nac tendremos que salvar la galaxia de objetos inanimados que se han vuelto agresivos. Estamos ante un shooter con mucha acción y velocidad. Además tiene un sistema de mejoras que podemos comprar con el dinero que recogemos en cada fase.


76. Felix the Cat (1992) (1 jugador)

Adaptación del personaje animado a un buen plataformas de acción con buenos y coloridos gráficos. Felix puede transformarse en diversos vehículos según el entorno para poder avanzar hasta el final de cada nivel y derrotar a los diversos jefes finales.


75. Double Dragon II (1989) (2 jugadores)

No es una de mis sagas preferidas, pero es innegable que influyó en el género y marcó a toda una generación. Estamos ante un beat-em-up que ofrece el reto de superar nueve fases con una curva de dificultad muy bien implementada, tanto que un jugador novato en su primera partida puede superar fácilmente tres niveles.


74. Nightsade Part 1: The Claws of Sutekh (1992) (1 jugador)

Una genial aventura gráfica donde interpretamos a un héroe que debe luchar contra el crimen de la ciudad y desentrañar un misterio mayor. Me ha gustado su sistema de juego donde se combina puzles y trampas con combates donde predomina la acción, pero además incorpora un sistema de popularidad entre los ciudadanos que aumentará si los ayudamos con sus problemas, lo que nos reportará información o favores.


73. Captain Tsubasa II: Super Striker (1990) (1 jugador)

Basado en el anime, debemos ganar partidos de fútbol. Hasta aquí podría parecer otro simulador, pero Captain Tsubasa se narra de la misma forma que la serie y en cada situación debemos elegir entre varias acciones como debe actuar nuestro jugador según la energía que nos quede. Esto hace que el juego se acerque más a un juego de rol táctico que a un simulador deportivo, toda una rareza.


72. Batman: Return of the Joker (1991) (1 jugador)

Sunsoft llevó al límite el hardware de NES en este plataformas de acción protagonizado por Batman. Sus gráficos junto con un scroll rápido y una jugabilidad perfecta podían hacerlo pasar por un juego de los 16 bits gracias al gran tamaño de los sprites.


71. Contra (1988) (2 jugadores)

Durante mucho tiempo el rey de los juegos run and gun fue Contra que propone a los jugadores lograr atravesar multitud de enemigos y esquivar todos sus disparos con multitud de armas, movimientos y buenos efectos. Además tiene varios jefes finales impresionantes para su época.


70. Road Fighter (1985) (1 jugador)

Los juegos de jugabilidad sencilla suelen ser los que mejor aguantan el paso de los años y esto es lo que le sucede a Road Fighter, sólo debemos correr sin parar para alcanzar la meta antes de que se acabe el tiempo, pero esquivando al resto de vehículos, charcos de aceite y logrando repostar combustible.


69. Life Force (1986) (2 jugadores)

Life Force es un spin-off de la saga Gradius y en él encontraremos seis niveles cargados de acción, alternando entre pantallas de movimiento vertical y horizontal. No faltan tampoco las cápsulas para conseguir armas y potenciadores de la saga principal.


68. Adventure Island II (1991) (1 jugador)

Hudson Soft tardó cinco años en desarrollar esta secuela que es uno de los plataformas mejor cuidados y equilibrados del catálogo. Incorpora muchas novedades entre las que destacan poder retroceder hacia atrás en los niveles o la más famosa de todas, la incorporación de varios dinosaurios como montura.


67. Ninja Gaiden II: The Dark Sword of Chaos (1990) (1 jugador)

Tras el éxito de la primera parte Tecmo no dudó en aprovechar el filón y sacar esta secuela. Es bastante continuista, pero con mejoras en la jugabilidad como la posibilidad de poder escalar paredes o nuevos poderes como crear clones del personaje. Mantenía la famosa narración de la trama con elaboradas cinemáticas para la época.


66. Nekketsu Street Basket: Ganbare Dunk Heroes (1993) (2 jugadores)

Nuevo juego deportivo protagonizado por Kunio Kun en esta ocasión basado en baloncesto, pero a diferencia de otros de la saga aquí se produce la mayor ruptura con las reglas del juego. Así a mayores de la ausencia de faltas veremos canchas con canastas apiladas, tiros que desafían las leyes físicas, elementos del escenario con los que interactuar, etc.


65. The Magic of Scheherazade (1987) (1 jugador)

Un título bastante avanzado para su año de lanzamiento, es un RPG con sus combates aleatorios, subida de niveles por experiencia y ciudades en las que conseguir información y suministros, pero al mismo tiempo también tiene combates de rol de acción en mapas a explorar como en el primer The Legend of Zelda. La cosa no termina aquí ya que también cuenta con un extenso reclutamiento de compañeros y decenas de mercenarios, cada uno con sus propias habilidades para usar en combate y la mayoría con una pequeña historia personal que descubrir. Su historia tiene ambientación árabe y juega con los viajes en el tiempo de una forma bastante sólida para un RPG primerizo.


64. Teenage Mutant Ninja Turtles II: The Arcade Game (1990) (2 jugadores)

Uno de los mejores ports de un arcade realizados para la consola. El juego es muy fiel al original y aunque se ha recortado en el tamaño de los sprites y eliminado la opción de cuatro jugadores simultáneos se compensa con añadidos como nuevos jefes finales y fases. Sus melodías son perfectamente reconocibles a las de la serie de TV y la jugabilidad ha sido adaptada a los dos botones de forma satisfactoria.


63. Ganbare Goemon 2 (1989) (2 jugadores)

Fue en esta segunda parte cuando Konami decidió enfocar las aventuras de Goemon en tono humorístico con situaciones absurdas y que resultó ser todo un acierto que hizo popular la saga con múltiples secuelas. Es un título correcto en lo técnico con unas mecánicas jugables muy buenas, tenemos que explorar niveles derrotando enemigos y superarndo retos para encontrar tres llaves con las que pasar de fase, pero también hay que derrotar jefes absurdos. Incorpora montones de tiendas donde comprar objetos o participar en minijuegos como mazmorras en primera persona.


62. The Lone Ranger (1991) (1 jugador)

Un juego ambientado en el lejano oeste y basado en las aventuras del llanero solitario. Divertido y muy variado mezclando aventuras, rpg, plataformas o shooter. Como curiosidad en las fases en primera persona donde debíamos disparar a enemigos permitía usar la pistola de luz.


61. Blaster Master (1988) (1 jugador)

Blaster Master nos pone al control de un tanque especial con el que avanzar por un mundo plagado de peligros derrotando a sus enemigos. El jugador puede abandonar el tanque y explorar algunos niveles donde la perspectiva cambia a una vista aérea con gráficos muy detallados. Lamentablemente tiene una dificultad bastante alta, pero no he podido evitar colocarlo en la lista.


60. J.League Fighting Soccer: The King of Ace Strikers (1993) (1 jugador)

Una grata sorpresa cuando descubrí este juego de fútbol. Permite tácticas y alienaciones, mueve a veinte y dos jugadores aunque a coste de sufrir parpadeos; pero el desplazamiento del campo es suave y los controles son muy buenos al incorporar un sistema de combos que permite realizar más acciones que en otros juegos de la época.


59. The Guardian Legend (1988) (1 jugador)

Unas de las joyas ocultas de la consola que narra una historia de ciencia ficción espacial combinando fases de shooter de naves con otras donde predomina la exploración de mazmorras que beben mucho de lo visto en el primer Legend of Zelda. No es un juego difícil, pero la exploración de algunas mazmorras puede llegar a ser compleja y ser necesario dibujar a mano un mapa.


58. Famicom Wars (1988) (1 jugador)

El abuelo de la saga Advance Wars, un juego táctico militar que ya presentaba los pilares básicos de lo que en futuras entregas veríamos: mapa dividido en casillas, movimientos por turnos, toma de ciudades para obtener recursos y mucha variedad de unidades con cualidades y estadísticas diferentes, pero equilibradas.


57. Solstice: The Quest for the Staff of Demnos (1990) (1 jugador)

Estamos ante uno de los mejores juegos a nivel técnico, una aventura con vista isométrica que combinaba plataformas y puzles en una mazmorra laberíntica compuesta por más de 200 habitaciones y con unas melodías de ensueño. Lamentablemente es un juego muy difícil y sin posibilidad de guardado que nunca he logrado terminarlo; pero merece la pena darse un paseo por sus fases sin ánimo de terminarlo.


56. Nekketsu Kakutō Densetsu (1992) (2 jugadores)

Para mi el mejor juego de lucha del catálogo. Es cierto que no tiene un gran plantel de personajes con ataques personalizados y variados. Pero como en todos los juegos de Kunio Kun predomina la locura y donde la interacción con elementos de cada escenario es clave. Como siempre jugarlo con amigos lo hace mucho más divertido.


55. Freedom Force (1988) (1 jugador)

Otro buen juego para la pistola de luz con desplazamiento automático lateral y donde debemos apuntar y disparar rápido a los enemigos evitando dañar a civiles. Es un juego con una dificultad alta, pero justificada pues es un título corto y con un poco de paciencia se puede completar.


54. The Ultimate Stuntman (1990) (1 jugador)

Esta joya se compone de un gran variedad de fases de estilos de juego diferentes alternandose sin parar. El personaje conduce diversos vehículos en carreras con tiroteos, pilota naves en fases shoot’m up verticales y horizontales, avanza por entornos urbanos al más puro estilo run’n gun, escala edificios disparando a su alrededor con una mirilla, resuelve acertijos para desactivar bombas y por supuesto lucha contra diversos jefes finales en clásicos combates de acción. Pese a toda esa variedad todos los géneros elegidos están muy bien ejecutados, con calidad y unos gráficos sobresalientes.


53. Rad Racer II (1990) (1 jugador)

La primer parte, también disponible en NES, fue un juego de carreras con una sensación de velocidad y control muy buenos, pero fue esta secuela la que terminó de pulir la formula con un mejor acabado gráfico. Rad Racer II es uno de los mejores juegos de velocidad de su generación donde saber frenar será fundamental para llegar a la meta antes de que se agote el tiempo.


52. Just Breed (1992) (1 jugador)

El último juego de Enix para NES fue este RPG táctico muy inspirado en Fire Emblem con unos gráficos elaborados y detallados. A diferencia de los Fire Emblem este es bastante más fácil, lo que lo convierte en una experiencia retro mucho más agradable y tiene uno de los jefes finales más impresionantes que he visto nunca en este genero.


51. Vulcan Venture a.k.a Gradius II (1988) (1 jugador)

Nueva entrega de la saga Gradius y que mejoraba mucho tanto gráficos como sonido logrando unos efectos sorprendentes. El juego toma elementos tanto de lo visto en el primero como del spin-off Life Force.


50. Mighty Final Fight (1993) (1 jugador)

Final Fight era el juego de los salones recreativos del momento y sus versiones para sistemas de 16 bits no faltaron; pero para NES se optó por una versión nueva con un estilo más minimalista y cuyo resultado resulta sorprendente logrando una jugabilidad muy fluida, divertida y una dificultad asequible. Su mayor defecto es la ausencia de un modo para dos jugadores.


49. Wai Wai World (1988) (2 jugadores)

En este plataformas de acción con exploración Konami reunió a personajes de sus videojuegos más famosos del momento para ofrecer un producto de gran calidad. El jugador comienza controlando a Konami Lady o Konami Man que debe rescatar al resto de personajes encerrados en seis niveles, cada uno de ellos basado en un juego de esta desarrolladora. Al rescatar un héroe podemos seleccionarlo y usar sus habilidades para superar obstáculos, esto es importante porque al jugador se le permite elegir en que orden jugar los escenarios, pero en la mayoría no podrá avanzar sin haber salvado a algún héroe con una habilidad determinada.


48. Over Horizon (1991) (1 jugador)

Otro de los grandes shooters, la acción se desarrolla con fases de scroll horizontal, potenciadores para la nave y un jefe al final de cada nivel. Sus puntos fuertes son la opción de personalizar las armas y módulos de la nave o la posibilidad de disparar hacia atrás y hacia delante de forma diferenciada con los dos botones del mando.


47. Lemmings (1992) (1 jugador)

Los lemmings son unas criaturas que sólo saben caminar y rebotar contra obstáculos y obedecer nuestras ordenes. Bajo esta premisa el juego nos propone lograr llevarlos a salvo al final de cada nivel dándoles ordenes como escavar o construir escaleras. La dificultad estaba en que tanto el tiempo como nuestras ordenes estaban limitadas según el diseño de la fase. El juego fue un rotundo éxito y tuvo infinidad de ports y remakes.


46. Mechanized Attack (1990) (1 jugador)

Basado en una recreativa con un comprensible recorte en los gráficos, pero bastante bien balanceado y divertido. Su propuesta: armados con nuestra pistola de luz tenemos que derrotar a todo un ejército con su maquinaria bélica. Juego que pasó desapercibido pese a que técnicamente es de lo mejor para la pistola de la consola aunque para mi, no el más divertido.


45. Bubble Bobble 2 (1993) (2 jugadores)

Tras el éxito del primero llegó esta secuela que pasó más desapercibida, pero que mejora en todo a su primera parte con un gran salto gráfico mucho más colorido y detallado o mejores diseños de niveles y jefes finales.


44. Castlevania (1986) (1 jugador)

Uno de los primeros juegos de plataformas de acción de la consola que sorprendió. Gráficamente mejoraba lo visto hasta entonces en la máquina, trae grandes melodías y una historia adulta para aquellos años donde por una vez no se recurre a la dama en apuros. Además es uno de los juegos cuya jugabilidad ha envejecido bien, tanto que sigue siendo divertido en la actualidad.


43. River City Ransom a.k.a Street Gangs (1989) (2 jugadores)

Otro juego del personaje Kunio-Kun que en esta ocasión no es de temática deportiva sino un yo contra el barrio con un toque rpg, ya que incorpora un desarrollo de los atributos y habilidades del personaje por experiencia o comprando nuevas técnicas. Además permite moverse libremente por los diversos barrios y edificios.


42. Crisis Force (1991) (1 jugador)

El último juego de naves de Konami para NES fue todo un portento logrando plasmar en pantalla montones de sprites, efectos en los escenarios y gran velocidad del scroll sin ningún parpadeo o ralentización. Curiosamente cuando se habla de este género en NES nunca se menciona éste que es muy superior a clásicos como Gradius o Life Force.


41. Karakuri Kengou Den Musashi Lord (1991) (1 jugador)

Cartucho basado en un famoso anime de la época protagonizado por robots-samurai. Los jugadores pueden elegir entre cuatro historias, todas se juegan de forma parecida, pero cada una tiene su propio guión y protagonista. Sus mecánicas son parecidas a las del primer The Legend of Zelda aunque con más elementos de rol como subir de nivel, comprar equipamiento, etc.


40. Track&Field I&II (1985-1988) (2 jugadores)

Las dos entregas basadas en pruebas de los Juegos Olímpicos ofrecían horas de diversión, sobre todo si competíamos contra amigos por la mejor marca. La primera parte tiene un apartado gráfico más desfasado, mientras que la segunda puede presumir de unos gráficos increíbles con sprites de los deportistas grandes y con movimientos detallados. En conjunto ambas entregas suman una veintena de pruebas.


39. Banana Prince (1991) (1 jugador)

En este plataformas de acción tomamos el papel de un príncipe que lucha contra enemigos con forma de otros alimentos para recuperar el símbolo de su reino que ha sido usurpado por un dragón. Para ello podrá usar su garrote, plantar semillas de las que brotan plantas que permiten trepar alturas o recolectar anillos en los niveles con los que realizar compras para mejorar su armamento. Es uno de los juegos con una paleta de colores y diseño general más atractivas de este sistema.


38. Radia Senki – Reimeihen (1991) (1 jugador)

Uno de los últimos RPG de NES y también uno de los mejores, técnicamente está al nivel esperado para su año donde destacan algunas de sus cinemáticas. Es un título con una historia lineal que lleva a los personajes a explorar mapas y mazmorras hasta encontrar pueblos y ciudades donde descansar, equiparse y encontrar información. Pero su punto fuerte es un original sistema de combate cercano a juegos de rol de la siguiente generación en la que manejamos al héroe como un A-RPG y la consola a nuestros aliados que actúan libremente aunque podemos darles algunas órdenes.


37. Adventures of Lolo 1-2-3 (1989-1990) (1 jugador)

Esta saga recibió tres entregas en menos dos años y todas plantean la resolución de puzles en pantallas estáticas para avanzar hasta la siguiente. Para ello hay que recoger todos los corazones y entrar por la puerta que se abre. Dicho así parece sencillo, pero no faltarán los enemigos que intentarán detenernos y obstáculos que evitar o bordear.


36. Super Mario Brothers: The Last Levels (1986) (1 jugador)

La secuela o expansión del primer Super Mario Bros traía nuevos niveles con una dificultad más alta para retar a los jugadores más exigentes. Sigue el esquema del primer juego con ocho mundos de cuatro fases cada uno, siendo la última fase siempre un castillo donde vencer a Bowser, pero incorpora novedades como un champiñón venenoso, si jugamos con Luigi sus físicas serán diferentes a las de Mario, si superamos todos los niveles sin usar atajos se desbloquea un noveno mundo, etc.


35. Kabuki: Quantum Fighter (1990) (1 jugador)

Kabuki es un juego notable en todos sus aspectos con una jugabilidad correcta y claramente inspirada en Ninja Gaiden. Pero lo más fascinante es su ambientación cyberpunk con una trama sobre un virus informático que se ha hecho con el control del ordenador de defensa de la Tierra. Para detenerlo nuestro protagonista es transformado en datos para introducirse en los circuitos.


34. Ufouria: The Saga (1991) (1 jugador)

Un juego de aventuras donde manejando a diferentes personajes con distintas habilidades tenemos que explorar un mundo relativamente abierto y repleto de plataformas, enemigos o puzles. Con una estética infantil, pero cuidada y un desarrollo muy parecido a Metroid donde tenemos que explorar para conseguir habilidades con las que avanzar.


33. Battletoads (1991) (2 jugadores)

Nacieron como una parodia de las tortugas ninja y lograron volverse tan populares como ellas. Estamos ante un beat ‘em up de la vieja escuela donde se intercalan fases de velocidad y habilidad. Es muy divertido especialmente a dobles y es recordado por una dificultad muy elevada, pero que logra enganchar al jugador que quiere ponerse a prueba.


32. Journey to Silius (1990) (1 jugador)

Otro corre y dispara con plataformas de gran calidad y no demasiado conocido, cabe destacar sobre todo su apartado sonoro. El juego iba a ser una adaptación de la película Terminator, pero se perdieron los derechos durante el desarrollo y se recicló el proyecto. Por ello podemos ver en las fases varios enemigos que recordarán a las máquinas de la película y sobre todo su jefe final nos resultará inconfundible.


31. Disney’s DuckTales 1&2 (1989-1993) (1 jugador)

Otros de los grandes juegos basados en un personaje Disney, en esta ocasión tenemos que ayudar al Tío Gilito a encontrar grandes tesoros perdidos por diversos lugares del mundo. Ayudado de su bastón con el que podemos saltar más alto o caminar sobre superficies dañinas debíamos superar diversas fases plataformas.


30. The Flintstones: The Surprise at Dinosaur Peak! (1994) (1 jugador)

Un juego de plataformas sobresaliente aunque un poco continuista respecto a la primera parte y también mucho más corto, pero con la novedad de que en esta entrega podemos alternar entre Pedro y Pablo, cada uno con sus cualidades, para poder avanzar por las fases.


29. Ike! Ike! Nekketsu Hockey Bu (1992) (2 jugadores)

Otro juego de la saga Kunio-Kun, en esta ocasión basado en hockey sobre hielo y al igual que Nintendo World Cup tendremos que ganar el partido a palos contra el rival. Sin embargo esta versión funciona mucho más fluida y sin parpadeos lo que la hace más disfrutable.


28. Vice: Project Doom (1991) (1 jugador)

Un juego que combina niveles de conducción, plataformas de acción y fases de disparos en primera persona. Podremos usar diferentes armas seleccionables desde el inventario y que serán útiles contra a los jefes de cada zona. Pese a la combinación de géneros tan distintos todos son de gran calidad. Por otro lado, la trama, bastante bizarra, se narra a través de secuencias animadas.


27. Ys I&II (1988-1990) (1 jugador)

La franquicia Ys ha perdurados hasta nuestros días con multitud de entregas. La consola de Nintendo tuvo el honor de recibir las tres primeras y estas dos son mis favoritas. Ys no deja indiferente a nadie debido a su sistema de combate que se maneja sólo con la cruceta. Es por ello que estamos ante un juego de rol de acción en el que podemos combatir con una sola mano.


26. Gargoyle’s Quest II: The Demon Darkness (1992) (1 jugador)

Un spin-off de Ghost and Goblins donde manejamos al joven demonio en fase de aprendizaje para evitar el cataclismo de su mundo. El juego mezcla plataformas y rol, con aventura y acción, toma conceptos ya vistos en Zelda como ir adquiriendo habilidades que nos permitirán explorar el reino.


25. Joy Mech Fight (1993) (2 jugadores)

Uno de los mejores títulos de lucha de esta generación con un modo historia en el que debemos derrotar a una serie de robots, a medida que vencemos a un rival obtenemos la posibilidad de seleccionarlo para combatir. La estructura del juego está compuesta por cuatro fases con siete rivales y al vencerlos entrará en acción el jefe, esto hace que el juego tenga treinta y seis luchadores de los cuales veintiocho son únicos en sus habilidades y ataques especiales. Cada robot cuenta con seis ataques básicos, cuatro especiales y algunos tienen movimientos ocultos que no aparecen en el manual y al terminar la historia se desbloquea el modo díficil y después de este el modo especial. Un título de lucha único en esta generación por la cantidad de contenido y variedad que ofrece.


24. Megaman 3 (1990) (1 jugador)

Mi Megaman favorito junto con la segunda entrega (lo veréis más arriba) y me remito a lo dicho en Megaman 5, pero con una dificultad más equilibrada y mejor música para mi gusto.


23. Snow Bros: Nick&Tom (1991) (2 jugadores)

Basado en una recreativa esta versión es bastante fiel aunque con un considerable recorte gráfico, pero añadiendo una historia. El juego es una evolución del concepto de Bubble Bobble: fases de pantalla estática donde debemos eliminar a todos los enemigos convirtiéndolos en bolas de nieve para poder avanzar a la siguiente.


22. Startropics (1990) (1 jugador)

Ambientado en el trópico y alternando zonas pobladas donde prima la exploración y obtención de información con mazmorras con un desarrollo similar a Zelda, pero con el añadido de que aquí podremos saltar y por tanto habrá niveles donde nuestra habilidad con las plataformas será clave.


21. Fire ‘n Ice (1992) (1 jugador)

Otra joya de los rompecabezas, en esta ocasión jugando con el concepto de hielo y fuego debemos ayudar a nuestro personaje a extinguir las llamas de cada fase para avanzar a la siguiente. El juego poco a poco va ganando complejidad e incluso tiene fases contra jefes finales donde cambia un poco el concepto principal.


20. California Games (1989) (1 jugador)

Una colección de deportes urbanos y veraniegos como surf, skate, lanzamiento de discos, etc. Todos tienen un manejo sencillo una vez se aprenden sus controles y permite competir por turnos con hasta ocho amigos. El juego fue un rotundo éxito y salió para multitud de sistemas.


19. Crystalis (1990) (1 jugador)

Juego de acción y rol en el que manejamos a un héroe en su lucha contra el Imperio que ha combinado ciencia y magia para dominar una tierra que agoniza. Gráficamente luce bien, tiene buenas melodías y unas mazmorras laberínticas que suponen todo un reto, sin embargo peca de no dar apenas indicaciones al jugador de a donde dirigirse en un mundo abierto. Con paciencia o con una guía es una buena experiencia con grandes combates.


18. Gimmick! (1992) (1 jugador)

Un plataformas desafiante, entretenido y muy adictivo además de ser una de las joyas poco conocidas de NES. Su estilo gráfico pastel y muy detallado recuerda a Kirby, pero con la habilidad de poder subirnos a los enemigos como en Super Mario Bros 2. Tiene un buen diseño de niveles donde no existen muertes absurdas  que junto con un control preciso lo convierte en uno de los mejores.


17. Lagrange Point (1991) (1 jugador)

Lagrange Point es un RPG clásico que destaca por una historia y ambientación futurista de ciencia-ficción, la historia transcurre en el siglo XXII donde los humanos han creado dos colonias espaciales y se produce una especie de golpe de estado. Su sistema de combate es clásico, pero usa munición para las armas que empleamos pudiendo quedarnos indefensos, también incorpora un sistema automático de batalla en el que debemos seleccionar que personaje lidera el grupo influyendo en el estilo de combate. Supone un pináculo técnico del catálogo de esta consola con buenos gráficos, cinemáticas con estética anime de calidad y uno de los apartados sonoros más potentes de esta generación.


16. Ninja Gaiden III: The Ancient Ship (1991) (1 jugador)

Última entrega de Ninja Gaiden para NES donde ayudamos a Ryu Hayabusa a completar siete niveles plagados de acción, usando su espada y poderes ninja. El juego tiene una considerable mejora gráfica respecto a los anteriores y aunque ha perdido un poco de ritmo me ha parecido ligeramente más fácil y por tanto menos frustrante.


15. Bucky O’Hare (1992) (1 jugador)

Llegó cuando la NES daba sus últimos suspiros, pero este plataformas de tiros con dificultad equilibrada y ritmo rápido es de los mejores de los 8 bits. Además tiene un apartado gráfico soberbio y varios personajes desbloqueables con poderes únicos con los que poder superar diversos retos.


14. Kirby’s Adventure (1993) (1 jugador)

Uno de los últimos bombazos de Nintendo para la consola y que fue todo un portento técnico. En este plataformas manejamos a Kirby, un ser rosa que tiene la capacidad de comer a sus enemigos para adquirir sus habilidades y con ellas avanzar por más de ocho mundos con fases y mini-juegos. La habilidad de Kirby otorga a la jugabilidad un increíble repertorio con más de treinta poderes. Su único defecto es una dificultad excesivamente baja.


13. Chip’N Dale: Rescue Rangers 1&2 (1990-1993) (2 jugadores)

Dos de los juegos más recordados de la consola, especialmente su primera parte. Estamos ante un plataformas con gráficos coloridos y jugabilidad divertida, sobre todo por la posibilidad de jugar al mismo tiempo con un amigo. Este modo cooperativo ofrece la posibilidad de encarar diversas situaciones de una forma diferente que cuando se juega solo.


12. Metal Max (1991) (1 jugador)

Esta saga RPG ha llegado hasta nuestros días con varias secuelas, pero su primera entrega apareció en esta consola. Es un fantástico título con desarrollo no lineal donde el protagonista quiere ser un cazador de monstruos en un mundo post-apocalíptico del que no se sabe que ocurrió con la anterior civilización. Podremos manejar y equipar varios tanques con diferentes habilidades y usarlos para explorar o en los combates, aunque las mazmorras están diseñadas para tener que acceder a algunas zonas a pie alternando así el control con el tanque. Su desarrollo otorga una libertad única para su época ya que podemos optar por explorar el mapa o seguir el hilo de la historia, participar en múltiples minijuegos en los bares o buscar carteles de recompensa por cazar monstruos.


11. Bomberman II (1991) (3 jugadores)

Uno de las ideas más originales de los videojuegos fue la planteada por esta saga, donde el jugador debía colocar bombas y alejarse de su radio de acción para eliminar a enemigos o abrirse camino a través de bloques destructibles. En esta entrega había varios modos de juego entre ellos un modo historia y el más divertido y popular de la saga: el modo multijugador competitivo.


10. Teenage Mutant Ninja Turtles III: The Manhattan Project (1991) (2 jugadores)

Con permiso de Battletoads es el mejor beat’em up de la consola para mi. Pese a ser un juego que continua la senda de la anterior entrega en esta parte se cuidaban mejor los detalles haciendo que cada tortuga tuviese una característica única y su ataque especial. Las novedades no terminan aquí, ahora los ninjas enemigos nos atacarán con un mayor repertorio de acciones y también habrá nuevos enemigos con la incorporación, entre otros, de los Rock Soldiers.


9. Tetris de Tengen (1988) (2 jugadores)

La historia de Tetris en NES es curiosa. La mejor conversión es la desarrollada por Tengen, pero Nintendo que era dueña de los derechos denunció y logró sacarlo del mercado a los pocos meses. Y aunque Nintendo sacó su versión, esta es mejor en todo y la única con modo para dos jugadores.


8. Summer Carnival ’92: Recca (1992) (1 jugador)

Un shooter de scroll vertical que exprimió todo el potencial de la consola para lograr poner en pantalla a gran velocidad montones de enemigos, efectos gráficos y de sonido sin ningún tipo de parpadeo en pantalla. Tiene una dificultad alta, pero mucho más aceptable que otros de su género.


7.  The Flinstones: The Rescue of Dino&Hoppy (1991) (1 jugador)

Un maravilloso plataformas de acción donde ayudamos a Pedro a conseguir las piezas de una máquina del tiempo por multitud de escenarios, cabe destacar la variedad de enemigos finales cuyas mecánicas debemos aprender. En esta entrega sólo manejamos a un personaje, pero cuenta con multitud de armas y poderes temporales que otorga un gran repertorio de acciones al jugador.


6. Dragon Quest IV (1990) (1 jugador)

Para mi el mejor Dragon Quest de la consola y el segundo mejor de toda la saga. Con una narrativa dividida en episodios que parecen no tener conexión entre sí, pero que cuando se unen sorprende gratamente. Incorpora todas las mejoras de las anteriores entregas y muchas mejoras en los menús. En la actualidad existe un remake para Nintendo DS.


5. Megaman 2 (1988) (1 jugador)

Poco o nada se puede decir de esta saga que ha perdurado hasta nuestro días, un genial plataformas de acción con dificultad muy alta; pero que en esta entrega nos permite elegir el nivel de dificultad que lo hace más asequible. Por esta opción, su música, mejorar enormemente a la primera parte, pero mantener el nivel frente a las secuelas lo considero la mejor entrega.


4. Sweet Home (1989) (1 jugador)

Mi rpg favorito de NES, combina combates por turnos con puzles y exploración por una mansión encantada y plagada de trampas. Comenzamos manejando a cinco personajes con plena libertad, pudiendo desplazarlos en solitario o en grupo lo que abre un abanico de posibilidades a la hora de afrontar el reto. Además si un personaje muere será de forma permanente y determinará la obtención de diversos finales. El juego destaca por tener un alto grado de violencia para la época y ser una inspiración para el diseño de Resident Evil.


3. Little Samson (1992) (1 jugador)

La genialidad de este juego radica en que no presenta nada novedoso, pero toma todo lo bueno de otros muchos juegos de acción y plataformas creando un producto final muy superior a la mayoría. El juego nos propone combinar las habilidades de cuatro personajes para lograr avanzar por escenarios con rutas alternativas y enfrentarnos a diversos jefes con unas transformaciones finales bastante atractivas.


2. Castlevania III: Dracula’s Curse (1989) (1 jugador)

La mejor entrega de la saga en NES, especialmente su versión japonesa que gozaba de un mejor apartado sonoro. En esta ocasión el juego regresa a sus orígenes como plataformas de acción y prescinde de los elementos de rol de la segunda parte. El desarrollo de la historia permite elegir diversos caminos otorgando cierta rejugabilidad. También incorpora personajes secundarios que podemos reclutar para que nos ayuden con sus habilidades.


1. Super Mario Bros 3 (1988) (1 jugador)

Simplemente el mejor plataformas de la consola, de su generación y de toda la historia. Con mucho más contenido que la primera parte como nuevos mundos o la incorporación de las fases de barcos voladores y también numerosos objetos nuevos. Todo con un increíble apartado gráfico y sonoro. Fue toda una revolución en su día y mantiene una jugabilidad eternamente fresca.

17 Comentarios en “Top 256 NES / Famicom / Famicom Disk

  1. Pingback: Top de Juegos de NES completo. | ODIOALISASIMPSON

  2. ¡Qué tal!

    Acabo de toparme con tu blog, y veo que tiene un contenido muy interesante, en particular debido al gran trabajo que has hecho con la selección. Especialmente atractiva la de NES, a la que tengo mucho cariño, con un catálogo fantástico del que has escogido lo mejorcito (y encima comentando brevemente cada juego). ¡¡Sigue así!! Un saludo.

  3. Muchísimas gracias por tu comentario! Tú blog también tiene bastante curro detrás con tanto rpg clásico!

  4. No se si es problable que leas esto, pero andaba buscando (ahora sabiendo como se llama) Nekketsu Kakutō Densetsu desde que tengo memoria y nunca lo encontraba. Me has traido muchas alegrias al poder encontrar este juego gracias a tu articulo, muchas gracias y exitos!

  5. He conocido tu web a través de EOL y tengo que decir que me has impresionado solo con la primera página. Por valorar Battle City Tanks y Al Unser Jr. Turbo Racing (muy digno de mención, es un gran juego de carreras), pero también por la mención de Vs. Excitebike (no lo conocía) o el puntazo del juego no lanzado de blancanieves «2».

    Pero lo que de verdad me ha atrapado, es el buen gusto y amor a los videojuegos y al sistema. Tengo la certeza de que has encontrado algo en esos juegos. Y a mí eso me llama la atención. Me guardo tu web en favoritos, seguiré leyéndote y te recomendaré a amigos. Un abrazo.

  6. Hola, sabras como se llama un juego de famicom de plataformas en el que el personaje parece como un ninja pequeño y va coleccionando poderes, no recuerdo si es arriba en la pantalla o abajo, cada poder es un cuadro con una imagen que representa el poder, son varios poderes, al final de cada escena debe juntar objetos que salen de una especie de fuente. por favor, ayudame a encontrar este juego.

  7. Felicidades por el trabajazo, está genial la lista. He disfrutado leyendote. Sigue así.

  8. Hola,me encantó el top,me hiciste recordar viejos tiempos cuando era niño,disfrute muchos de los juegos que pusiste y me llenaste de nostalgia, estoy buscando un juego en especial desde hace muchos años,se trata de un chico que dispara como megaman,se transforma en angel y un pez y tiene poderes especiales como lanzar meteoritos,es de plataformas,lo jugaba mucho en la nes pero nunca recordé el nombre y llevo 20años buscándolo xD,espero sepas cuál es

  9. Hola, Enhorabuena por el trabajo bien realizado!

    Me gustaría comentarte alguno que no he visto en la lista:

    Kick Master
    Dragon Figther
    Whomp ‘Em
    Monsters in my pocket
    Akumajou special boku dracula-kun
    Splatterhouse wanpaku graffiti
    Panic Restaurant
    G.I. Joe: A Real American Hero
    GI. Joe: Atlantis Factor
    Hi no Tori Hououhen: Gaou no Bouken
    Batman Returns (Konami)

  10. Muchas gracias por el top
    Recordé algunos juegos de mi infancia
    Saludos
    Y gracias.

  11. Hola Ruben, ahora mismo estoy redactando el top de PSX. En cuanto pueda les doy una segunda oportunidad a los juegos que comentas y decido si los añado o no. Gracias por el aporte.

  12. Hola Eduardo, pues la verdad con la descripción que me das no me suena. También es cierto que ya hace cuatro años que jugué el fullset de NES y no lo tengo fresco en la memoria. Lo siento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
La Ley obliga a poner esta chorrada informándoos de que mi humilde página puede usar cookies que pueden recolectar pequeños datos privados para hacer que este sitio funcione. Mientras tanto otras megacompañías trafican y hacen millones con vuestros datos privados importantes.    Más información
Privacidad