Top 146 Nintendo 64

146. Ms. Pac-Man – Maze Madness (2000) (4 jugadores)

Curiosa mezcla de las mecánicas clásicas de Pac-Man con mazmorras y resolución de puzzles desde una perspectiva aérea. El juego cuenta también con diversos minijuegos para hasta cuatro jugadores, pero no son muy recomendables.


145. Star Soldier: Vanishing Earth (1998) (1 jugador)

Los shoot’m up no son un  género que abunde en Nintendo 64 y la calidad de los que hay suele ser baja. Este Star Soldier es un adaptación del mismo árcade y sin ser ninguna joya, hace las cosas lo suficientemente bien para entretener a cualquier amante de los disparos en naves. Como la mayoría de juegos de este tipo tenemos que elegir entre varias naves para lanzarnos en fases de scroll automático disparando a hordas de naves enemigas hasta llegar al jefe de zona, por el camino podemos recoger potenciadores que mejoran nuestro disparo principal.


144. LEGO Racers (1999) (2 jugadores)

Juego de karts con la posibilidad de recoger fichas durante la carrera para obtener poderes, la peculiaridad es que permite usar las famosas fichas de LEGO para crear nuestro piloto y diseñar nuestro vehículo. Tiene trece circuitos diferentes decentes y con atajos que descubrir, hay siete campeonatos en los que participar y en cada uno de ellos hay un piloto único al que vencer y que nos pondrá las cosas muy complicadas pese a la estética amable de este título. El control funciona bien con un botón para realizar derrapes y cortar bien las curvas.


143. Disney/Pixar Toy Story 2: Buzz Lightyear to the Rescue (1999) (1 jugador)

Adaptación de la película como plataformas 3D donde recorreremos los momentos más emblemáticos de la misma a los largo de quince niveles. Sigue la exitosa fórmula empleada por Super Mario 64 y que nos invita a conseguir varios objetos coleccionables en cada nivel haciendo cosas diferentes, por ejemplo derrotar a un jefe o encontrar varias monedas escondidas. Al aumentar nuestro número de coleccionables iremos abriendo nuevos escenarios. El protagonista es Buzz y cuenta con bastantes movimientos fieles a sus acciones en la película para encarar situaciones muy variadas.


142. The New Tetris (1999) (4 jugadores)

Como todos los Tetris ofrece el modo clásico de ir encajando las diversas piezas que van cayendo de forma aleatoria para conseguir formar lineas y que estas desaparezcan, a medida que hacemos lineas la velocidad de las piezas aumenta. Lo más interesante del título es que a medida que conseguimos lineas se va construyendo una de las maravillas del mundo y también una mecánica que permite reservar una pieza e intercambiarla en cualquier momento si la ficha que nos ha tocado no nos interesa. El modo batalla para cuatro jugadores es uno de sus puntos fuertes, donde se compite por ver quien hace más lineas y envía bloques de basura a los rivales.


141. Cruis’n Exotica (2000) (4 jugadores)

Pese a ser el más desconocido, creo que este es el mejor juego de la trilogía que recibió Nintendo 64. Con una conducción alocada y fácil ofrece al jugador diversión rápida sin complicaciones por circuitos con paisajes dignos de admirar por su belleza, variedad y rareza como Atlantis o la Luna. Es un juego un tanto absurdo con unas físicas al chocar nada realistas, pero sus circuitos son los más elaborados de la saga con variantes que dotan a esta entrega de una rejugabilidad que los anteriores no tenían. No es el mejor título de velocidad del catálogo, pero puede ser una alternativa divertida.


140. Earthworm Jim 3D (1999) (1 jugador)

La tercera entrega de esta saga dio el salto a las plataformas de acción en 3D y para muchos de sus seguidores fue una decepción porque esperaban otro título clásico en 2D y, sobre todo, por compararlo con Super Mario 64 o Banjo que son juegos sobresalientes ante los cuales es imposible destacar, Earthworm Jim 3D incluso aparece en algunos top de peores juegos del sistema. Pero lo cierto es que si se le da una oportunidad y si le perdona algunos de sus defectos, es un decente y divertido plataformas 3D gracias al humor absurdo de la saga, su cámara falla y las fases son lineales sí, pero no por ello malas y la variedad de escenarios es también muy rica, lamentablemente los enfrentamientos contra jefes finales no están a la altura.


139. Mortal Kombat Trilogy (1996) (2 jugador)

El último de la saga en usar gráficos 2D y que era una mezcla de los tres primeros títulos combinando personajes, escenarios y movimientos. Para muchos es la entrega definitiva de los Mortal Kombat clásicos y con un equilibrio entre todo el plantel de luchadores mucho mejor que la cuarta entrega en 3D. La versión de N64 apenas tiene tiempos de carga, pero tiene peor música y efectos de sonido, también pierde varios luchadores y escenarios.


138. Charlie Blast’s Territory (1999) (4 jugadores)

Un juego de resolver rompecabezas de lógica en pantallas estáticas y basado en diversos tipos de demolición con explosivos. Fue un juego que pasó desapercibido tanto por la baja popularidad del género como por su año de lanzamiento donde el gran público buscaba grandes proyectos de mundos abiertos en 3D.


137. Ken Griffey Jr.’s Slugfest (1999) (2 jugadores)

Probablemente el mejor simulador de béisbol del sistema. Es secuela de Majors League Baseball también en Nintendo 64, jugablemente son casi idénticos, pero Slugfest tiene una importante mejora gráfica que le ayuda a generar una simulación más realista. Tiene un sistema de control que gustará al jugador exigente ya que obliga a adivinar la trayectoria de la bola para batearla correctamente, por fortuna permite también un modo más clásico en el que sólo hay que adivinar cuando pulsar el botón para batear. Tiene voces de dos comentaristas profesionales, no son muy variadas y por momentos se quedan callados, pero para lo que era habitual en esta máquina es una grata sorpresa.


136. Destruction Derby 64 (1999) (4 jugadores)

La versión de este juego no está a la altura de las mecánicas y expectativas de lo que alguien esperaría encontrarse en un título de Destruction Derby, pero aporta su propio modo de juego basado en circuitos cerrados donde varios pelotones de coches circulan en sentido contrario, el objetivo es realizar diversas acciones para sumar puntos antes de que se termine el tiempo, estas acciones consisten sobre todo en embestir a los rivales y destrozar sus coches. El juego tiene unos circuitos muy grandes genialmente detallados, pero penaliza bastante su velocidad de fotogramas que normalmente en un juego de velocidad es un factor crítico, sin embargo al no basarse en carreras de velocidad clásicas sino en sumar puntos puede pasarse este defecto.


135. Mega Man 64 (2000) (1 jugador)

Port del Megaman Legends para PlayStation. El salto a las 3D de Megaman fue un poco controvertido, la idea, el diseño de los escenarios y la historia me parece buena, pero las cámaras y el control son incómodos y nada satisfactorios. Su desarrollo es una mezcla de juego de acción en 3D con elementos de rol, debemos explorar ruinas donde eliminar enemigos y encontrar objetos a la vez que podemos pasear por la ciudad hablando con sus habitantes. La versión de Nintendo 64 es algo peor ya que en muchas zonas presenta un renderizado más cercano que el lanzamiento original y tiene ralentizaciones.


134. NHL 99 (1998) (4 jugadores)

Aunque NHL 2001 fue el simulador más completo de hockey sobre hielo de EA en esta generación, para la consola de Nintendo sólo sacaron esta entrega y aunque la oferta deportiva en el catálogo no es muy amplia, este NHL’99 es un buen título que ofrecerá horas de diversión con muchas opciones a los amantes del deporte. Tiene un control a medio camino entre árcade y simulador que requiere un tiempo acostumbrarse debido a la disposición de botones en el mando de esta consola, pero nada serio.


133. WWF No Mercy (2000) (4 jugadores)

Un clásico para los fanáticos de la lucha libre de todo el mundo y todavía hoy considerado el mejor juego de lucha libre de la historia. Con montones de opciones como crear nuestro propio luchador, un modo de carrera con diferentes caminos y un multijugador con más cantidad de modos que se ha visto hasta la fecha. Además se puede pelear en otros entornos aledaños a la arena principal como el bar del recinto o los vestuarios. Tiene también uno de los planteles de luchadores reales más amplios, incluso hoy, en un juego de lucha libre con hasta más de sesenta. Como aspecto negativo, el juego padece ralentizaciones en el modo para cuatro jugadores.


132. Tetrisphere (1997) (2 jugadores)

Un original y extraño juego tipo puzzle cuya mecánica principal consiste en destruir fichas con diferentes formas geométricas y que rodean a una esfera hasta alcanzar el centro. Para destruirlas tendremos que usar la ficha que el juego nos da para colocarla junto a otras dos de la misma forma, para ello tendremos que ir moviendo las piezas de la esfera para juntar al menos dos iguales y después proceder a lanzar la figura que tenemos disponible para usar.


131. Disney’s Tarzan (2000)

Basado en la misma película estamos ante un plataformas 2.5D de corte clásico que alterna por momentos pequeñas fases en 3D. Sus mecánicas son las típicas: saltar sobre enemigos, lanzar objetos, encontrar coleccionables, etc. Pero esto no implica que sea un mal producto, al contrario es un juego correcto que gustará a los amantes de este genero que además, no tiene gran variedad en este catálogo.


130. Gauntlet Legends (1999) (4 jugadores)

Otra entrega de la saga de exploración de mazmorras que en esta entrega daba el salto a las 3D y aunque Gauntlet II ya lo permitía, fue ahora cuando se apostó fuerte por el multijugador a cuatro. Incluye jefes de mazmorra que requieren un poco de estrategia si se juega en equipo y una historia que sin ser una maravilla aporta cierta unión entre las diversas fases.


129. Mission Imposible (1998) (1 jugador)

Un título que recrea de forma libre la trama de la película a través de una sucesión de misiones en las que hay que completar una serie de objetivos y que destacan por ofrecer una gran variedad de situaciones, habrá misiones de infiltración en las que tendremos que disfrazarnos de alguien para engañar al enemigo, en otras se apostará por el sabotaje o infiltración y por supuesto no faltarán algunas de acción directa. Cuenta con algunos diálogos con voz real que es algo que no abunda en este catálogo y que le da bastante puntos a la inmersión y el control podría ser un poco mejor, especialmente para las misiones de infiltración. Es un juego infravalorado porque la gente lo compara con Goldeneye o Metal Gear Solid que fueron hitos de esta generación, pero realmente es un título divertido y de calidad aunque no sea perfecto.


128. Madden NFL 2002 (2001) (4 jugadores)

Esta saga deportiva de EA fue mejorando poco a poco con cada entrega, a partir de la de 1999 todas son bastante buenas, pero en cada entrega fueron añadiendo novedades convirtiendo a NFL 2002 en la más completa. Tiene todos los modos que esperarías de un simulador de fútbol americano, un modo franquicia, un modo clásico que simula partidos con estilo gráfico 2D retro, etc.



127. Nightmare Creatures (1998) (1 jugador)

Título de acción que por su mecánica y ambientación puede considerarse también survival horror. El jugador debe avanzar hasta encontrar la salida del nivel, por el camino predomina la oscuridad dificultando la visión de los enemigos, los cuales serán siempre un reto al tener un gran poder de ataque y evadir nuestros movimientos con facilidad. Además hay un medidor de adrenalina que se va agotando y sólo se rellena al pelear, si este medidor se vacía el personaje empezará a perder vida. Su ambientación y estilo de combate son un primer paso a lo que después vimos en juegos como Bloodborne.


126. Puyo Puyo Sun & Puyo Puyo-n (1997-1999) (2 jugadores)

No existe sistema que no haya recibido algún tipo de versión de Puyo-Puyo. Es otro clásico dentro de los rompecabezas donde tenemos que lograr unir por colores cuatro puyos para hacerlos desaparecer y evitar así su acumulación. Ambas versiones cuentan con un bonito arte gráfico y con modo historia o competitivo.


125. NBA Showtime – NBA on NBC (1999) (4 jugadores)

Un arcade de basket 2 vs 2 sucesor de los conocidos NBA Jam y NBA Hangtime. Es una de las entregas favoritas entre los aficionados, mantiene el mismo esquema de control y de jugabilidad que los anteriores; pero logra dar el salto a los gráficos 3D correctamente. La mejor adaptación doméstica es la de Dreamcast, pero la de N64 mantiene el tipo.


124. 40 Winks (Cancelado) (2 jugadores)

Un plataformas 3D donde prima la exploración en busca de coleccionables para poder avanzar a nuevas fases. Se publicó para PlayStation en 1999, pero la versión para N64 fue cancelada pese a que estaba terminada. Ambas tienen el mismo contenido, pero la de esta máquina incorpora un modo cooperativo para dos jugadores.


123. Armorines: Project S.W.A.R.M. (1999) (4 jugadores)

Un FPS desarrollado con el motor gráfico de Turok 2 aunque no consigue la misma calidad, no es un mal juego y la idea de repeler una invasión extraterrestre de raza tipo arácnida es buena, pero no termina de funcionar dando la sensación de que hubiera ido mejor en una consola de la siguiente generación. Los escenarios tienen una distancia de dibujado cercana y lo que deberían ser hordas de enemigos acosándonos rara vez son más de tres en pantalla, cifra a partir de la cual la acción se ralentiza demasiado, por otra parte la IA enemiga es básica, estamos ante una raza tecnológicamente avanzada, pero nos persiguen y atacan directamente sin buscar cobertura o intentar flanquear. Con todo, es un aporte que está por encima de la media de calidad del catálogo y que entretendrá a los aficionados a este género.


122. Custom Robo (1999) (2 jugadores)

Un título de combates usando robots y que podemos ir mejorando con las partes que adquirimos al ir derrotando rivales. El desarrollo es sencillo, nos movemos por el mapa buscando un rival contra el que pelear y entonces se carga una arena de combate 3D donde ambos robots luchan empleando diversas armas previamente equipadas. Tiene hasta treinta arenas diferentes que obligan a pensar que configuración de nuestro robot usar frente a cada rival.


121. Micro Machines 64 Turbo (1999) (8 jugadores)

La tercera entrega de la saga iniciada en NES es bastante conservadora manteniendo el concepto de carreras alocadas por escenarios localizados en objetos y lugares de uso humano como escritorios o la mesa de la cocina desde un punto de vista aéreo. Su mayor virtud es el multijugador que permite ocho jugadores compartiendo cuatro mandos.


120. Chopper Attack (1997)

Al empezar puede parecer un simulador de combate en helicóptero, pero en realidad se trata de un shoot’em up más cercano a los clásicos de lo que inicialmente podríamos pensar. Tenemos que manejar el helicóptero por escenarios 3D, pero con un esquema de control 2D. Al derrotar enemigos conseguiremos dinero con el que comprar diversos tipos de munición.


119. Wetrix (1998) (2 jugadores)

Una de las ideas más originales y raras de los juegos de habilidad y rompecabezas. Su premisa es simple, construir muros con piezas tipo Tetris con los que evitar que el agua se derrame por los bordes del escenario. Su aprendizaje puede requerir grandes dosis de paciencia y su dificultad a medida que se avanza en la partida puede frustrar.


118. Iggy’s Reckin’ Balls (1998) (4 jugadores)

Controlando a uno de los diversos personajes con forma de pelota deberemos superar pequeñas carreras por circuitos con plataformas y obstáculos. Por el camino encontraremos power-ups y podremos molestar a nuestros rivales. Tiene cien niveles ambientados en diversos mundos como una playa, una ciudad, etc.


117. Forsaken 64 (1998) (4 jugadores)

No fue el éxito comercial esperado, pero lo considero uno de los shooters más originales. Manejamos una motocicleta voladora en primera persona que podremos mover libremente en 360º y debemos explorar mapas con una ambientación inspirada en Doom para cumplir diversas misiones. Técnicamente destaca sin que su fluidez se vea afectado y su modo multijugador es una de sus mejores bazas. Hay que dejar claro que Forsaken 64 es una versión diferente con mapas y misiones distintos al Forsaken de PS1 y PC.


116. Duke Nukem – Zero Hour (1999) (4 jugadores)

El famoso personaje de humor rancio y machista que se dedica a frustrar los planes de los alienígenas que quieren conquistar la Tierra protagonizó este juego de disparos en tercera persona. Es un buen título para su género, tiene un apartado gráfico muy bueno, montones de audios con frases y chistes característicos de Duke Nukem, más de treinta escenarios bien diseñados con entornos grandes y secretos por descubrir ambientados en diferentes épocas temporales.


115. NFL Blitz – Special Edition (2001) (4 jugadores)

Este árcade es al fútbol americano lo que NBA Jam al baloncesto, un sencillo y frenético árcade deportivo, pero sin realismo ni reglas. Su control es muy sencillo y adictivo, cada partido sólo dura diez minutos en los que prácticamente no hay pausa de la acción. Muy recomendable y divertido aunque no seas un aficionado al deporte. La Special Edition es una pequeña actualización del NFL Blitz original, jugablemente y en opciones no hay cambios, pero actualiza las plantillas de los equipos y ahora su multijugador pasa de dos a cuatro jugadores.


114. Army Men – Air Combat (2000) (4 jugadores)

El resto de juegos de la franquicia Army Men no me convencieron para estar en este top, pero este spin-off cambiaba a un shoot’em up bélico donde debemos lograr completar diversas misiones que van desde liquidar al bando enemigo hasta hacer de escolta.


113. Automobili Lamborghini (1997) (4 jugadores)

Uno de los primeros cartuchos buenos de carreras que recibió la consola y aunque técnicamente no es lo mejor que veríamos, se movía con fluidez y sin niebla. Cumplía su cometido de ofrecer divertidas carreras de conducción arcade, pero su contenido era algo corto.


112. Turok – Dinosaur Hunter (1997)

Un FPS que sorprendió por su calidad gráfica y ambientación con diversos enemigos entre los que destacan dinosaurios. Sus fases están compuestas por mapas abiertos que permiten al jugador explorar y donde se combina acción con plataformas. Sin embargo, abusa de una niebla cercana, carece de multijugador y tiene un control que quedó rápidamente desfasado con la salida de Goldeneye.


111. Wipeout 64 (1998) (4 jugadores)

La famosa saga de carreras futuristas también tuvo su entrega en N64 con un juego diseñado desde cero con circuitos nuevos. Tiene buenos gráficos y control e incluso la música cumple, pero su competencia directa son dos pesos pesados como F-Zero X y Xtreme-G.


110. Penny Racers (1998) (4 jugadores)

Un juego de carreras arcade que bajo su estética de dibujo animado esconde un sistema de compras y mejora de un amplio número de vehículos. Tiene también una gran variedad de circuitos muy divertidos y originales, podría definirse como un híbrido entre la conducción de Mario Kart y el sistema de mejoras de Gran Turismo.


109. Worms Armageddon (2000)

Como en cualquier juego de esta saga, deberemos usar nuestro ejercito de lombrices con diversas habilidades y armas para eliminar al ejercito rival, todo con una jugabilidad que se mantiene fresca. Por desgracia, la estrategia por turnos 2D es del tipo de juegos que pasan más desapercibidos en los catálogos por su menor popularidad.


108. Mace: The Dark Age (1997) (2 jugadores)

Uno de los pocos aportes de lucha que tiene N64, no es un juego muy técnico lo que para mi suele ser una virtud; pero para los más asiduos puede ser negativo. Se caracteriza por una ambientación con escenarios variados e interactivos, pudiendo usar elementos del entorno para alcanzar la victoria. También cuenta con unos personajes oscuros que recuerdan a Mortal Kombat y tiene también su sistema de ataques finales con un alto grado de violencia.


107. Nuclear Strike 64 (1999)

Quinto capítulo de la saga Strike que nos pone a los mandos de un helicóptero por entornos tridimensionales en los que cumplir varios objetivos principales y opcionales. En esencia es un shoot’em up 3D y fue la entrega de la saga con mayor número de vehículos disponibles, pero esta versión por la limitación del cartucho tuvo que recortarse el contenido de escenarios y las escenas de vídeo incluidas en las versiones de PSX y PC.


106. Pilotwings 64 (1996)

Uno de los juegos más originales en su planteamiento: conseguir ser un piloto de primera. Para ello tendremos que superar diversas pruebas manejando alas deltas, jet-packs, un cañón, etc. En definitiva, estamos ante un simulador de vuelo con control sencillo que apuesta por la habilidad y la exploración de grandes escenarios en lugar de la clásica acción.


105.  Vigilante 8 – 2nd Offense (1999) (4 jugadores)

Este cartucho nos trae combates en vehículos con variedad de armas. Cuenta con un modo historia que permite cooperativo a dos así como varios modos competitivos para hasta cuatro jugadores. La franquicia Vigilante 8 es junto a Twisted Metal uno de los mayores exponentes de este peculiar género.


104. Last Legion UX (1999) (2 jugadores)

Este producto nos trae combates de mechas, fue exclusivo de Japón y recientemente ha sido traducido al inglés. Podemos elegir entre diversos robots cada uno con sus propias características y cuyo control resulta satisfactorio. Cuenta con varios modos de juegos entre los que destacan la historia y el multijugador.


103. Buck Bumble (1998) (2 jugadores)

En esta aventura de acción manejamos a una abeja que debe rechazar la invasión de sus jardines de varias especies de insectos mutados por un derrame químico. Su desarrollo mezcla la exploración 3D tan de moda en aquellos años con un shooter en tercera persona. Pasó bastante desapercibido en su momento, quizás por salir en el mismo año de otros como Banjo&Kazooie, Turok 2, Ocarina of Time o Rogue Squadron.


102. Mickey’s Speedway USA (2000) (4 jugadores)

Tras el éxito de Mario Kart no fueron pocos los intentos de copiar la formula de su éxito, este está protagonizado por personajes Disney y en aspectos técnicos incluso supera al clásico de Nintendo. Sin embargo, la mayoría de los circuitos son demasiado cortos y simples, pero lo que más duele es que siendo RARE sus creadores no tenga un modo historia parecido al que usaron en su Diddy Kong Racing.


101. Dr. Mario 64 (2001) (4 jugadores)

Nueva entrega de esta saga de puzles donde debemos eliminar virus colocando encima de ellos píldoras de su mismo color. La mayor novedad de esta entrega radica en introducir el multijugador para cuatro personas.


100.  Roadsters (2000) (4 jugadores)

Una de las sorpresas que me encontré en el catálogo, un juego de velocidad donde empezamos comprando nuestro primer coche con el que ganar carreras para conseguir dinero y adquirir mejoras o nuevos vehículos. El juego goza de buenos gráficos y sensación de velocidad, combina coches con licencia oficial con modelos inventados.

 


99. Duke Nukem 64 (1997) (4 jugadores)

Port de Duke Nukem 3D, un conocido FPS por la fama de su protagonista y sus chascarrillos plagados de humor rancio ochentero mientras aniquila una invasión alienígena con un amplio arsenal. En general es una buena adaptación gráfica y el control es decente, destaca su multijugador competitivo y también un modo cooperativo. En lo negativo el juego sacrifica la música original y padece una censura que roza lo absurdo.


98. World Driver Championship (1999) (2 jugadores)

Lo más cercano a la conducción realista que tuvo Nintendo 64 y además uno de los juegos que más exprimen sus capacidades técnicas con coches muy detallados, reflejos en las carrocerías, efectos climatológicos, etc. Cuenta con más de treinta autos y diez circuitos con variantes siendo uno de los juegos más recomendables para quienes busquen carreras realistas con una conducción exigente.


97. Magical Tetris Challenge (1998) (2 jugadores)

Tetris siempre será un clásico que merece un hueco en cualquier top que se precie. En esta versión se nos ofrece la misma jugabilidad y mecánicas del original con ligeros añadidos con una historia infantil protagonizada por Mickey Mouse y sus amigos.


96. Road Rash 64 (1999) (4 jugadores)

Un videojuego de lo más sencillo de aprender a manejar y de los más divertidos del catálogo, sobre todo sus modos multijugador. Estamos ante una obra que combina carreras de motos con dosis de acción al poder atacar de diversas formas a nuestros rivales. Gráficamente no es de lo mejor que dio N64, pero cumple su cometido.


95. International Track&Field 2000 (1999) (4 jugadores)

Único simulador de atletismo que recibió la consola. Gráficamente mejora mucho a la primera entrega 3D de la saga, en cuanto a la jugabilidad mantiene las mismas mecánicas clásicas: pulsaciones repetidas y rápidas de uno o dos botones y en ocasiones pulsar sólo en el momento preciso. Esta versión es la que más pruebas deportivas incluye.


94. Duck Dodgers Starring Daffy Duck (2000)

Uno de los desapercibidos del catálogo. Controlando al famoso pato de la Warner Bros debemos visitar y explorar cinco planetas con escenarios basados en la serie. En el juego predomina la exploración con plataformas 3D y puzles sencillos junto a pequeñas dosis de acción; todo sin olvidarse del sentido del humor característico de la franquicia.


93. San Francisco Rush 2049 (2000) (4 jugadores)

Aunque tiene fama de que no, la 64 tiene en realidad un completo abanico de juegos de velocidad. En este debemos correr por un San Francisco futurista a velocidades frenéticas. Cuenta además con un modo batalla con armas que es una de las pocas alternativas que podemos encontrar a Vigilante 8.


92. Command & Conquer (1999)

Obra clave en la evolución de la estrategia en tiempo real que tras triunfar en PC fue llevado a consolas. Esta versión se caracteriza por una mejora gráfica en los entornos y si bien es cierto que lo mejor es jugarlo con un ratón, el esquema para el pad con un poco de práctica llega a ser cómodo. Por contra, la versión no cuenta con multijugador y el modo campaña prescinde de las cinemáticas tan importantes en esta saga.


91. Wave Racer 64 (1996) (2 jugadores)

De nuevo otro arcade de velocidad, en esta ocasión basado en fantásticas carreras a los lomos de motos acuáticas. Fue uno de los primeros títulos de lanzamiento y demostrada el poderío de la máquina con los gráficos 3D. Tenía una curva de dificultad algo alta para comenzar; pero que ayudaba a alargar su duración ya que su contenido era ajustado.


90. CyberTiger (2000)

Es raro que me llame la atención un juego de golf y sin embargo en este top hay dos. Protagonizado por Tiger Woods con gráficos desenfadados, pero lo que más me ha gustado es la posibilidad de configurar el control para elegir entre un simulador realista o algo más arcade y directo. Además tiene montones de extras para configurar y las partidas con amigos son muy competitivas.


89. Star Wars: Shadows of the Empire (1996)

Uno de los primeros éxitos de la consola, con una historia entre el episodio IV y V de la saga y cuyo desarrollo combina varios géneros que varía en cada una de las diez fases. De esta forma jugaremos fases FPS cuyo control es irregular que intercalaremos con otras donde manejando naves deberemos ganar varias batallas aéreas que es donde más músculo saca este cartucho.


88. Beetle Adventure Racing! (1999) (4 jugadores)

A estas alturas ya habréis comprobado que uno de los falsos mitos sobre Nintendo 64 es la falta de juegos de conducción. Este fue un juego para promocionar el modelo Beetle, tiene una jugabilidad y calidad como la de Need for Speed de PSX y su mayor punto fuerte son unos circuitos de tamaño enorme plagados de desvíos y atajos secretos y con detalles de originalidad.


87. Bomberman 64 Arcade Edition (2001) (4 jugadores)

Exclusivo de Japón, fue el último juego del personaje que salió en la consola y regresaba a su estilo 2D clásico. Cuenta con extras como diversos minijuegos y la posibilidad de enfrentarnos con amigos. Aclarar que la coletilla Arcade Edition no es el nombre oficial, pero en occidente se le conoce así para diferenciarlo del Bomberman 64 que recibimos.


86. S.C.A.R.S (1998) (2 jugadores)

Otro juego que sigue la estela de Mario Kart con una estética más agresiva, es decir un juego de carreras locas con multitud de objetos con los que atacar o adquirir ventajas sobre los rivales. Tienen especial importancia los diferentes coches al contar cada uno de ellos con sus propias características afectando a la conducción. Sin embargo, la versión de PSX lucía mejor y era más fluida.


85. Killer Instinct Gold (1996) (2 jugadores)

Killer Instinct Gold es un port con extras de la recreativa original y también continuación directa de la primera parte para Snes. Es un juego muy conservador al mantener el estilo de combates con desplazamiento lateral y un sistema de combos sencillo para dañar al adversario, no destacaba gráficamente para su año; pero cumplía como juego intergeneracional.


84. Bust-A-Move’ 99 (1999) (4 jugadores)

Un clásico de los recreativos de puzles, en esencia es el mismo juego que anteriores entregas donde tenemos que apuntar y disparar bolas a otras de igual color para que exploten antes de que nos alcancen. Hay varias entregas en el catálogo, he elegido esta porque incluye multijugador a cuatro.


83. Indy Racing 2000 (2000) (2 jugadores)

Exclusivo de América y último juego de carreras que recibió la consola, con un control híbrido entre arcade y simulador. Todo es auténtico y fiel al deporte original con una mayor sensación de velocidad y los jugadores menos habituales pueden disfrutarlo sin problemas.


82. Castlevania Legacy of Darkness (1999 ambos)

Otro clásico que saltó a las 3D con dos entregas, pero este incluye todo el contenido del anterior, arregla errores y mejora un poco la cámara y el control. En conjunto es un buen cartucho con buena ambientación y una historia que mejora al avanzar. Tengo que destacar sus personajes secundarios que nos harán dudar si debemos confiar en ellos. Los momentos de acción son mejorables y las plataformas distan de los grandes de la generación, pero en conjunto es muy recomendable. Para terminar dos anotaciones: la música es soberbia y es recomendable no usar el expansion pak.


81. Knockout Kings 2000 (1999) (2 jugadores)

No soy experto en boxeo, pero tiene algo que hace que me interesen sus videojuegos. Este fue el único simulador del catálogo aunque su esquema de control se queda a medio camino de un simulador realista al utilizar combinaciones de botones para esquivar o realizar ataques normales, pero tener predefinidos en un único botón los ataques especiales. Sobre estos últimos cabe decir que cada boxeador tiene aquellos que lo caracterizaron en su carrera, por último mencionar el plantel con famosos como Sugar Ray, Rocky Marciano o Alí.


80. Body Harvest (1998)

He tenido mis dudas de si incluirlo, por un lado es un juego que ha envejecido muy mal tanto gráficamente como su curva de dificultad o su control; abusa de la niebla y un framerate inestable. Por otro, es uno de los juegos más innovadores y pionero de los sandboxes. Debemos eliminar invasiones alienígenas en amplios mapas abiertos ambientados en diferentes épocas temporales por los que podemos movernos libremente interactuando con otros personajes y usar múltiples vehículos.


79. Hydro Thunder (2000) (4 jugadores)

Sin ser exactamente lo mismo, esta obra sería la competencia del Wave Race 64. Un juego de carreras en lanchas con un apartado gráfico bueno que se acerca en calidad a la versión de Dreamcast, pero lo que más me ha gustado ha sido su buen control o el diseño y cantidad de los circuitos.


78. Shadowgate 64: Trials of the Four Towers (1999)

Una fantástica aventura en primera persona donde se apuesta fuerte por la exploración y resolución de enigmas y puzles más que por el combate. Tiene unos entornos y escenarios cuyo diseño me ha encantado y la jugabilidad es de lo más sencilla por lo que aprender como jugar será fácil, pero completar el juego sí podrá resultar complicado si no se recurre a una guía.


77. 1080º Snowboarding (1998) (2 jugadores)

La respuesta al auge del snowboard y el éxito que cosechaba Cool Boarders en PSX fue esta cartucho que apuesta por una simulación realista donde los diferentes tipos de nieve afectan a las físicas a la hora de deslizarse o girar y el control pese a ser preciso exigirá lo mejor al jugador. Otra sorpresa son sus efectos climáticos y como aspecto negativo sólo puedo decir que sus seis circuitos son pocos.


76. Fighters Destiny (1998) (2 jugadores)

Juego de lucha con combates 1 vs 1 que en lugar de tener que buscar el KO para ganar apuesta por un sistema de puntuación que varía según nuestra forma de derrotar al rival siendo el KO lo menos valorado con un punto; mientras que hacer llaves puntúa triple. Es un buen juego, pero le falta carisma a sus personajes; tuvo una continuación en N64 más completa en contenido; pero que descarté porque no era tan fluida.


75. Bomberman 64 & Bomberman The Second Attack! (1997-1999) (4 jugadores)

Otro héroe clásico que saltó a las 3D, en ambas entregas Bomberman dispone de sus movimientos clásicos para eliminar a enemigos en pequeños mapas; pero ahora el juego se transforma en un plataformas de acción y tendremos nuevos movimientos. El juego incluye un modo multijugador para enfrentarnos a nuestros amigos. No hay grandes cambios entre ambas entregas, pero me parece más divertida la historia del segundo juego.


74. Doom 64 (1997)

Tercera entrega de la saga exclusiva de N64. Supuso un aire renovador con una ambientación más oscura que por momentos inspira terror, pero sin abandonar los mapas laberínticos que explorar para encontrar llaves o interruptores. La ausencia de multijugador y de una OST potente son sus únicos aspectos negativos. Pasó desapercibido porque el nombre no deja claro que se trata de una nueva entrega y porque la salida de Goldeneye lo relegó a un segundo plano.


73. Star Wars Episode I: Battle for Naboo (2000)

Ambientado en la parte final de la película, este cartucho nos propone superar una quincena de misiones en vehículos aéreos y terrestres que pueden resumirse en eliminar a todos los enemigos y proteger a nuestros aliados. Sigue por tanto el camino marcado por el fantástico Rogue Squadron, pero a mi personalmente no me ha sorprendido tanto.


72. Monaco Grand Prix (1999)  (2 jugadores)

Ubisoft se marcó un buen simulador de Fórmula 1 que pese a no contar con licencias oficiales supone una de las mejores alternativas a F1-World Gran Prix. El juego tiene un gran apartado gráfico y gran variedad de modos de juego, pero para mi su mejor virtud es la posibilidad de elegir entre una conducción arcade y sencilla o un control más realista y complejo.


71. Turok 3: Shadow of Oblivion (2000) (4 jugadores)

La tercera entrega de la saga suele ser criticada y dejada de lado, pero lo cierto es que me parece un buen producto, mucho mejor que la primera entrega aunque sin alcanzar el nivel de la segunda parte. El juego cambiaba los entornos abiertos ambientados en junglas por mapas con menos espacio y urbanos, lo que provocaba una apuesta más directa por la acción relegando a un segundo plano la exploración.


70. BattleTanx: Global Assault (1999) (4 jugadores)

Este cartucho nos trae un simulador de conducción de tanques con el que destruir todo lo que salga a su paso en grandes mapas. Es un juego que sin grandes alardes técnicos (recurre a la niebla) consigue ofrecer una diversión directa y fácil que alcanza su mayor potencial en el modo multijugador.


69. Star Wars Episode I: Racer (1999) (2 jugadores)

Curioso juego que inspirado en la famosa carrera de vainas que sucede en la película nos propone competir en este divertido y peligroso deporte a través de 25 pistas y con una sensación de velocidad muy lograda que sólo supera el gran F-Zero X.


68. Donkey Kong 64 (1999) (4 jugadores)

El salto a las plataformas en 3D del famoso simio de Nintendo no fue todo lo bueno que cabía esperar de RARE. El juego en conjunto y para su época no está mal con un cuidado apartado técnico, pero con un desarrollo pesado y unos controles no del todo finos; especialmente si lo comparamos con el genial Banjo&Kazooie que la compañía lanzó un año antes.


67. Ready 2 Rumble Boxing: Round 2 (2000) (2 jugadores)

Antes hemos hablado del mejor simulador, ahora le toca el turno al mejor juego de boxeo arcade tanto de la consola como de su generación. Estamos ante una obra que al igual que su primera parte predomina siempre la parodia y situaciones cómicas, especialmente por el elenco de boxeadores que podemos elegir y que tiene a famosos como el matrimonio Clinton o Michael Jackson.


66. Pokèmon Stadium 2 (2000) (4 jugadores)

He tenido dudas de si incluir esta saga, por un lado merece su presencia por su innovadora forma de romper la cuarta pared al poder usar el transfer pak para usar nuestros pokèmon de los juegos de GameBoy. Por otro, su mecánica ha quedado desfasada y básicamente se limita recrear en 3D los sencillos combates por turnos de los juegos para las portátiles. Opté por la primera opción también porque el cartucho trae una pequeña selección de minijuegos realmente divertidos.


65. Ridge Racer 64 (2000) (4 jugadores)

La exclusividad de PSX con esta saga terminó, aunque tarde, con la llegada de esta fantástica versión. RR64 es una bestia en muchos aspectos, empezando por lo técnico con unos gráficos increíbles que no afectan a la fluidez del juego y sin recurrir a la niebla. Pero además tiene un control que roza la perfección y un contenido más que aceptable donde destaca la apuesta fuerte por el multijugador.


64. Spider-man (2000)

Una de las mejores aventuras que recibió esta generación. Una delicia tanto en lo visual como en su jugabilidad, sobre todo si la valoramos con retrospectiva. Cabe mencionar que de nuevo el formato físico del cartucho impuso un tijeretazo tanto en las cinemáticas que fueron sustituidas por viñetas de cómic, como en la eliminación del modo What if?, un importante extra que modificaba los sucesos de la historia principal favoreciendo la rejugabilidad en las otras versiones.

 


63. Chameleon Twist (1997) (4 jugadores)

Plataformas infantil de baja dificultad y desarrollo lineal a través de entornos 3D. Cada mundo puede acabarse rápido por su corta longitud, pero incluye coleccionables para aumentar la duración. En cuanto a la jugabilidad tiene un control clásico de los primeros platafomas 3D con la principal novedad de que podemos controlar la lengua de los camaleones como garra o pértiga entre otras habilidades. Sale mal parado al compararse con grandes como Mario 64, pero atesora suficiente diversión para estar aquí.


62. Harvest Moon 64 (1999)

Una pieza única dentro del catálogo, secuela de la saga iniciada en Snes y que nos presenta un simulador social ambientado en una granja. El juego incorpora un ciclo día-noche y también las cuatro estaciones del año que serán un factor importante en nuestras actividades y decisiones de que cultivar. También incluye un pueblo en el que podemos participar en sus actividades e incluso casarnos.


61. Centre Court Tennis (1998) (4 jugadores)

Mi segundo arcade de tenis favorito del top, con una estética desenfadada y gráficos correctos este cartucho nos propone disputar torneos y amistosos con unos controles fáciles de aprender. Incluye minijuegos o modalidades informales como pistas de hielo o lava entre otras. Hasta la salida de Mario Tennis dos años más tarde fue sin duda la mejor apuesta para los amantes de la raqueta.


60. Quake II (1999) (4 jugadores)

Otro FPS que se suma al gran abanico de la consola, pese a que el nombre coincide con el del clásico de PC se trata de una versión con nuevos niveles que lo convierten en una expansión muy recomendable para los amantes de la saga. Llama la atención un gran apartado técnico con una fluidez buena, aunque por momentos inestable, y un control que sin igualar la comodidad de un ratón se adapta muy bien al pad. A todo esto tenemos que añadir un soberbio multijugador local. Lamentablemente al igual que Doom 64 el uso de cartucho obligó a eliminar la OST y optar por sonido ambiental.


59. Top Gear Overdrive (1998) (4 jugadores)

Uno de los mejores representantes de las carreras arcade del sistema. La sensación de velocidad lograda es su mayor virtud junto con un apartado gráfico donde coches y escenarios cumplen con creces, cuenta además con un sistema de mejoras que podemos ir comprando al ganar carreras. Pero donde más se le exprime el jugo es en los diversos modos multijugador.


58. Starcraft 64 (2000) (2 jugadores)

Starcraft es uno de los mejores RTS de la historia cuya versión para N64 es muy digna al mantener el mismo contenido que la versión de PC y una jugabilidad aceptable basada en una simplificación de los controles con atajos directos. Por contra se han eliminado escenas de vídeo y audios o el editor de niveles. En resumen, uno de los mejores RTS para consola; pero lejos de la calidad que ofrece la versión en ordenadores.


57. Shadow Man (1999)

Juego de aventuras por entornos 3D con una ambientación oscura basada en el cómic homónimo. Cuenta una historia compleja y profunda para su año y el diseño de sus escenarios plagados de túneles laberínticos puede asustar a jugadores actuales acostumbrados a cierta linealidad. Es una de las mejores aventuras de su generación siendo esta versión mejor técnicamente que la de PSX y peor que la de Dreamcast.


56. Rakuga Kids (1998) (2 jugadores)

Lucha 2D muy original y divertida ya que todo el diseño de personajes, escenarios y ataques parte de la base en que son niños dibujando. En cuanto a la jugabilidad me recuerda un poco a Street Fighter con varios tipos de patadas y puñetazos, pero con combos para ataques especiales. Pasó desapercibido quizás porque su estética atraía menos que otros como War Gods, Killer Instinct o Mace: The Dark Age.


55. Tony Hawk’s Pro Skater 2 (2001) (2 jugadores)

Popular simulador de skate que tuvo una muy buena acogida en N64, tanto que llegó a recibir las tres primeras entregas. No soy un experto en el deporte y en principio iba a descartarlo, pero tras jugarlo un rato he de decir que es divertido y placentero aprender a realizar las diversas piruetas en escenarios con mucho detalle e interacción con el entorno.


54. Operation WinBack (1999) (4 jugadores)

Un shooter en tercera persona con sistema de coberturas y sigilo para avanzar y derrotar a los enemigos. Cuenta con un modo historia que sin ser nada del otro mundo cumple y entretiene, mientras que su multijugador destaca por traer una variedad de modos como deathmatch por puntos, batalla por equipos, carreras, etc. Cabe advertir que existe un remake para PS2 que tiene mejor fluidez al mismo tiempo que elimina la molesta niebla de esta versión.


53. Pokémon Puzzle League (2000) (2 jugadores)

Este cartucho usa la historia del anime nipón para traer un adictivo puzle en donde debemos evitar que fichas cuadradas con diferentes símbolos y colores que van apareciendo se apilen. Para ello tenemos que moverlas rápidamente para crear filas con fichas iguales y así eliminarlas. Además si logramos eliminar cuatro o más fichas juntas haremos combos que lanzarán bloques al contrario.


52. Extreme-G (1997) (4 jugadores)

Carreras futurísticas a toda velocidad en motos con disparos a los rivales. Extreme-G es una curiosa mezcla entre la velocidad de F-Zero y el juego sucio de Mario Kart; pero que funciona. N64 recibió una secuela que gráficamente era mejor, pero elegí esta parte por ser novedosa y sobre todo porque tiene un rendimiento más estable y fluido.


51.  Indiana Jones and the Infernal Machine (2000)

Aprovechando el éxito de la saga Tomb Raider en otras plataformas apareció este juego que nos narraba una nueva aventura del famoso arqueólogo del cine. El personaje cuenta con habilidades parecidas a Lara Croft para explorar y superar obstáculos, con el añadido de poder usar el látigo para columpiarse o atacar. Completa esta obra escenas de acción en las que derrotar a enemigos, encontrar objetos o resolver puzles para lograr avanzar.


50. NBA Courtside 2 featuring Kobe Bryant (1999) (4 jugadores) 

Los simuladores de baloncesto no son mi fuerte, pero este destaca por encima todos los del catálogo. Tiene una calidad gráfica por encima de la competencia sin afectar a la fluidez de los partidos y con un control que una vez se aprende nos permitirá hacer lo que queramos. Incluye también tiene un modo arcade por si preferimos un control más sencillo.


49. F1 World Grand Prix II (1999) (2 jugadores)

La Formula 1 tampoco es mi fuerte así que para este juego me he dejado asesorar. Tanto este juego como su primera entrega son unos simuladores increíbles con altas cotas de realismo para su año, esta entrega perfecciona gráficamente a la primera mejorando las sensaciones. En lo restante se puede decir que es continuista.


48.  Yoshi’s Story (1997) 

Una obra controvertida que decepcionó a los seguidores de Yoshi’s Island. Este plataformas 2D tiene un apartado artístico soberbio, pero carece de una jugabilidad y ritmo que enganche. Depende mucho de cada jugador decidir si es bueno o no, ya que su principal virtud es más disfrutar visualmente del viaje por encantadores escenarios que no el reto.


47. Glover (1998) 

Un original y divertido juego que combinando entornos en 3D con puzles de habilidad nos proponía jugar con las físicas de escenarios para lograr avanzar con una pelota que debíamos manejar con nuestro protagonista representado por un guante. La pelota se podía transformar adquiriendo propiedades con las que interactuar con el entorno o subir la dificultad y ganar más puntos.


46. International Superstar Soccer 2000 (2000) (4 jugadores)

La oferta futbolística en el catálogo no es amplia, pero la máquina recibió un par de FIFA e ISS. He elegido este como representante porque me parece que tiene una jugabilidad más realista y en el presente no creo que el no contar con licencias oficiales sea un factor determinante que en cualquier caso se puede arreglar con su editor. Además incorpora un divertido modo historia en donde encarnamos la vida de un jugador profesional controlando sus entrenamientos, salidas nocturnas o relaciones sociales.


45. Mystical Ninja Starring Goemon (1997)

Una hilarante historia protagonizada por ninjas en un Japón feudal, pero plagado de anacronismos, fantasía y situaciones ridículas. El juego es una original mezcla de aventuras en 3D con plataformas, mazmorras, puzles, minijuegos, etc. Es uno de los juegos favoritos de la saga aunque personalmente a mi me gustó más el rumbo que retomó su secuela.


44. NBA Hangtime (1996) (4 jugadores)

Me gustan más los arcades locos de deportes que los simuladores. Hangtime es el mejor sucesor del clásico NBA Jam que vimos en la generación anterior, manteniendo una jugabilidad directa y sencilla en partidos de 2 contra 2 sin normas y con acrobacias espectaculares. No aportaba grandes novedades al original, pero si algo funciona ¿Para qué cambiarlo?


43. Rocket Robot on Wheels (1999)

Uno de los géneros fuertes de N64 son sus plataformas 3D como este título donde manejando un Robot sobre un monociclo debemos explorar un parque de atracciones futurista dividido en varias secciones. Al superar fases iremos adquiriendo nuevas habilidades que nos facilitarán nuestra tarea. Pasó desapercibido debido a la dura competencia que tenía la consola en este género.


42. Bangai-O (2000)

Conocido por su lanzamiento mundial en Dreamcast, poca gente sabe que existe esta versión exclusiva de Japón. Controlamos un mecha por fases en 2D y donde podemos disparar en cualquier dirección para eliminar multitud de enemigos y conseguir realizar ataques especiales. Esta versión se diferencia en que usa un medidor de combos gracias al cual podemos adquirir mejoras para nuestro robot.


41. Kirby 64: The Crystal Shards (2000) (4 jugadores)

Uno de los juegos más bonitos donde deberemos controlar a Kirby en su nuevo viaje por escenarios 3D, pero con un desarrollo 2D. Kirby cuenta con la habilidad que lo ha hecho popular: ingerir enemigos para apropiarse de su poder y así tener un amplio repertorio de ataques, pero en esta ocasión podremos absorber los poderes de dos enemigos para combinarlos pudiendo por ejemplo pasar de ser simples arqueros a disparar flechas de fuego. Su mayor defecto es que puede resultar muy fácil.


40. Excitebike 64 (2000) (4 jugadores)

Adaptación a las tres dimensiones del clásico de motocross aparecido en NES. Fue un juego sorprendente por su gran nivel de detalle y realismo de este deporte. Usa algo de niebla, pero tiene un framerate solido y un control muy bueno que requiere un poco de práctica, pero que nos permitirá dominar los derrapes y saltos. Cabe mencionar que las carreras estarán siempre muy reñidas gracias a una IA buena y agresiva; por último mencionar un fantástico modo multijugador y un editor de circuitos algo limitado.


39. Chameleon Twist 2 (1998)

Continuista respecto a lo ya comentado de la primera parte, pero mejoraba notablemente el apartado gráfico y los escenarios eran algo más grandes permitiendo cierta exploración aunque sin abandonar la linealidad. Recibió malas críticas porque en comparación no ofrecía ninguna de las novedades impuestas por los éxitos de otros plataformas 3D, pero en retrospectiva es un plataformas divertido, colorido, breve y de dificultad aceptable.


38. Pokèmon Snap (1999)

Una de las virtudes de Nintendo es su capacidad para tomar un género y conseguir hacer un juego diferente. Pokèmon Snap es un shooter en raíles con la peculiaridad de estar basado en safaris fotográficos en los que debemos estar atentos para lograr hacer las mejores fotos y conseguir la mejor puntuación. Como la mayoría de productos de este tipo su duración es breve, pero es una experiencia agradable y divertida.


37. Blast Corps (1997) 

Una de las obras más originales, sencillas y divertidas de todo el catálogo: Destruir todos los obstáculos que se interpongan en la ruta prefijada de un camión con armas nucleares para evitar la catástrofe. Para ello dispondremos de ocho vehículos diferentes para arrasar con edificios, casas o lo que se interponga. Todo con un diseño arcade que apuesta por partidas cortas, pero con bastante dificultad buscando la sensación de reto y con un sistema de puntos que le otorga rejugabilidad.


36. Hybrid Heaven (1999) (2 jugadores)

Una rareza de su generación, un juego que combina momentos de acción en tercera persona con sigilo y combates por turnos con un sistema de progresión RPG. Sobre este último cabe mencionar que nuestro protagonista mejora partes de su cuerpo más que otras según su uso en combate. Otro punto fuerte es una trama compleja, misteriosa y adulta que engancha.


35. 007: Goldeneye (1997) (4 jugadores)

Uno de los FPS más influyentes de la historia y clásico de toda una generación. Basandose en la película homónima RARE desarrolló un complejo shooter para la época con gráficos 3D con una increíble banda sonora y donde destaca una avanzada IA enemiga que reacciona al daño o se pone en alerta según el ruido que hagamos. El juego cuenta con una campaña larga y con el modo que más popularidad le dio: multijugador local a cuatro con diversos modos.


34. Wonder Project J2: Koruro no Mori no Jozet (1996)

Una de las obras más desconocidas que nunca salió de Japón y recientemente traducida al inglés. Estamos ante una aventura gráfica con una gran trama que se desarrolla la mayor parte del tiempo en entornos muy detallados y coloridos con gráficos 2D cuya protagonista empatiza con el jugador. El control es algo tosco, pero merece la pena tener paciencia y disfrutarla.


33. SpaceStation Sillicon Valley (1998)

Nuevo plataformas 3D que sumamos al catálogo, en esta ocasión se potencia la presencia de puzles y coordinación. En el apartado técnico hay que criticar varios fallos graves como cuelgues si se usa el expansion pak o errores que permiten atravesar paredes. En cualquier caso, su propuesta era diferente al resto de juegos del género al ponernos en la piel de un robot con la capacidad de poseer a multitud de animales para usar sus habilidades.


32. Mystical Ninja 2 Starring Goemon (1998)

Konami decidió que Goemon volviese a sus orígenes con un plataformas con gráficos en 3D, pero de desarrollo 2D lateral y con un sistema sencillo de mejoras para los personajes junto a una historia como siempre cargada de humor. Su primera parte es más elaborada y compleja, pero a mi me gusta más el estilo de este y creo que es más accesible para un jugador actual.


31. Animal Crossing (2001)

Animal Crossing es una saga que en occidente conocemos por su salida en GameCube, pero en Japón salió antes para N64 y que también ha sido traducida al inglés. Su mecánica consiste en realizar diversas tareas con las que pagar una casa en un pueblo habitado por animales, amueblarla, completar coleccionables, etc. El juego cuenta con un reloj interno para manejar un calendario haciendo que en nuestro pueblo sucedan cosas según la hora y época del año.


30.  007: The World is Not Enought (2000) (4 jugadores)

Otro shooter basado también en la película que le da nombre. Puede sorprender que la haya puesto más arriba que el fantástico Goldeneye, lo cierto es que ambos son juegos muy completos con gran factura técnica y es difícil clasificarlos. El primero fue más innovador, tiene mejor IA enemiga y una buena OST. Mientras que el segundo aunque sorprende menos tiene mejores gráficos, mayor variedad situaciones, un mayor inventario de armas o gadgets y su multiplayer permite enfrentarse a bots.


29. Mario Golf (1999)

Un simulador arcade de golf protagonizado por Mario y otros personajes de la franquicia. Podemos elegir entre disputar torneos, retos especiales o un divertido modo de mini-golf solos o contra varios amigos.


28. Jet Force Gemini (1999) (4 jugadores)

RARE fue una mina de talento para N64 y este juego es una de las joyas que lo demuestra. Tenemos que explorar varios planetas con mapas enormes mientras salvamos civiles, por el camino habrá un ejercito enemigo al que derrotar gracias a un rico arsenal. Además tiene algunos de los mejores escenarios a nivel gráfico y un apartado sonoro increíble.


27. Mortal Kombat 4 (1998) (2 jugadores)

Probablemente el mejor juego de lucha uno contra uno de la consola, en parte porque la competencia fue limitada. En cualquier caso es una de las sagas de más famosas y esta entrega no defraudó manteniendo unos controles asequibles, uso de armas o los imprescindibles fatality con tintes gore para la época. Su mayor novedad fue el abandono de actores digitalizados para recrear los personajes y dar el salto definitivo a gráficos 3D.


26. Top Gear Rally 2 (1999) (4 jugadores)

No soy  aficionado al género, pero TGR2 me ha enganchado desde el primer momento por unos gráficos que han envejecido muy bien, un control que desde el primer momento me resultó cómodo y una sensación de realismo que pocos juegos clásicos de rally me han dado, con un sistema de chivatos que nos informa del estado de nuestro auto que podrá sufrir diversos daños según nuestra forma de conducir. Cuenta además con licencias para coches reales y un modo multijugador.


25. Snowboard Kids & Snowboard Kids 2 (1997-1999) (4 jugadores)

Dos juegos de snowboard arcade donde tenemos que ganar alocadas carreras a nuestros contrincantes donde al igual que en Mario Kart podremos usar objetos para perjudicar a nuestros rivales. Completa esta presentación unos gráficos coloridos y simpáticos, un control fácil y el imprescindible multijugador.


24. Perfect Dark (2000) (4 jugadores)

Con una historia de ciencia ficción futurista podemos decir que la obra toma como base las mecánicas introducidas en Goldeneye, pero puliéndolas con novedades en las acciones de nuestra protagonista o unos escenarios abiertos a explorar donde se producen variedad de situaciones para no caer en la mera rutina de tiroteos continuos para avanzar. El único problema que arrastra en la actualidad es la factura de su altísima calidad gráfica que se traduce en un framerate inestable.


23. Paper Mario (2000) 

No hay gran variedad de RPG en el catálogo y Paper Mario es una de las joyas del catálogo con una peculiaridad que lo hace único para mi. Es un juego con unos combates por turnos y un sistema de evolución de personajes muy fácil de comprender, pero sin por ello perder por completo el componente estratégico en los enfrentamientos. Unos gráficos hermosos que simulan un mundo de papel interpretado por personajes del universo de Mario para contar una historia bastante simple, pero cargada de escenas y diálogos divertidos.


22. Quake (1998) (2 jugadores)

Port excelente de la versión de PC de este FPS bastante fiel al original, pero eliminando algunos mapas, el cooperativo y cambios, especialmente en la música. En cualquier caso es uno de mis favoritos para esta máquina por dos razones: su jugabilidad es directa sin complicaciones y por otro lado, es el más fluido y estable de todos los del catálogo que lo hace muy disfrutable todavía hoy.


21. Rayman 2 (1999)

Tras el éxito de su predecesor como plataformas 2D esta secuela siguiendo la moda se transformó en un plataformas 3D aunque con un desarrollo bastante lineal con fases donde debemos vencer enemigos, resolver rompecabezas y encontrar lums. Probablemente el mejor de este género de los desarrollados por terceras compañías.


20. Sin & Punishment (2000)

Un frenético shooter en raíles en tercera persona y con una historia bastante madura e interesante. Su mejor baza es la combinación de acciones teniendo que apuntar y disparar a montones de enemigos al mismo tiempo que realizamos otras acciones con nuestro personaje para evitar ataques como rodar o saltar.


19. Mischief Makers (1997)

Uno de los mejores plataformas con puzles que apuesta por un diseño y estilo gráfico 2D muy colorido. Con una historia simpática donde deberemos superar más de cincuenta niveles y un control bueno cuyas mecánicas principales consisten en agarrar, empujar y soltarse de objetos.


18. Diddy Kong Racing (1997) (4 jugadores)

Hay un debate abierto sobre si este o Mario Kart 64 es el mejor arcade de carreras y lo cierto es que no es fácil decidirse. DKR cuenta con un modo historia, exploración, variedad de situaciones, etc. En cambio MK64 para mi tiene un mejor sistema de objetos y mejores diseños de circuitos. La decisión al final es algo muy personal, pero ambos son imprescindibles.


17. Mario Party 1-2-3 (1998-1999-2000) (4 jugadores)

Esta trilogía forma un conjunto fundamental para los amantes de los juegos de tablero y minijuegos competitivos. Ninguno de ellos resulta especialmente atractivo para jugarlo solo, pero su multijugador en reuniones supera con creces en diversión al resto del catálogo.


16. StarFox 64 (1997) (4 jugadores)

Un shooter espacial 3D de scroll automático que apuesta por la esencia arcade más pura con un sistema de vidas y partidas que no alcanzan la hora en el mejor de los casos. Puede parecer un juego corto; pero es muy rejugable ya que explorando bien los escenarios se pueden descubrir varias rutas alternativas. Por último su multijugador para cuatro jugadores es el mejor de combates aéreos de esta generación.


15. Mario Tennis (2000) (4 jugadores)

Nuevo juego deportivo de Nintendo con el universo de Mario, en esta ocasión como su nombre indica basado en tenis. No hay mucho que explicar, sigue las normas principales del deporte, tiene un control y jugabilidad exquisitas cuya mecánica principal apuesta por posicionarse cuanto antes para recibir la pelota y así hacer golpeos más potentes. Cuenta con modo amistoso, torneo, practica o minijuegos donde se rompe con las reglas originales.


14. Turok 2: Seeds of Evil (1998) (4 jugadores)

Al igual que su predecesor, es un shooter en primera persona donde asumimos el papel de un nuevo Turok con el que salvar el planeta. El juego supera con creces a la primera parte con un entorno gráfico más detallado, mejor inteligencia enemiga que ahora buscará coberturas o un amplio abanico de armas que va desde un arco hasta pistolas, rifles, escopetas, el lanzagranadas y otras armas avanzadas. Otra de las principales novedades de es el modo multijugador.


13. F-Zero X (1998) (4 jugadores)

Un frenético juego de carreras futurísticas que como la primera parte para Super Nintendo apuesta por la alta velocidad y nuestra habilidad para tomar curvas o adelantar. Gráficamente es sencillo y con poco detalle, pero pone en movimiento 29 rivales en cada carrera a 60 frames constantes. A destacar su modo Death Race donde tenemos que aniquilar a 29 corredores lo más rápido posible.


12.  Star Wars: Rogue Squadron (1998)

Un shooter de naves espaciales que nos pondrá en pantalla fantásticos mundos por los que podremos pilotar con libertad para cumplir diversas misiones que narran los sucesos de una historia original que sucede entre los episodios IV y V de la saga. Es uno de los juegos con mejor apartado sonoro que nos mete de lleno en la emoción de los combates. También cabe mencionar un control perfecto que nos permitirá realizar fácilmente cualquier maniobra y no menos importante su buena duración gracias a la variedad de entornos y situaciones de sus 16 misiones.


11. Banjo-Tooie (2000) (4 jugadores)

Secuela directa del plataformas 3D Banjo-Kazooie que destaca por llevar a la máxima potencia todo lo mostrado en su predecesor. Así tenemos unos mundos mucho más amplios que se traduce en una duración mayor, mayor repertorio de poderes y habilidades; los diálogos plagados de dobles sentidos y humor también son mucho más elaborados. Sin embargo tiene dos fallos: la fluidez se resiente por momentos y su desarrollo es menos coherente por lo que no es raro quedarse atascado sin saber que hacer.


10. Tom Clancy’s Rainbow Six (1999) (4 jugadores)

Puede sorprender que haya elegido este como mi mejor FPS, pero me ha sorprendido por ser el único en ofrecer algo diferente ya que en lugar de buscar los tiroteos y acción directa apuesta por el sigilo y planificación táctica manejando un escuadrón de cuatro soldados con el que debíamos rescatar a rehenes empleando ataques precisos preferiblemente de un único disparo. Se puede controlar a los cuatros personajes jugando solo, pero lo mejor es jugarlo con amigos para coordinarse.


9. Super Smash Bros (1999) (4 jugadores)

Primer juego de la saga de lucha con personajes de franquicias de Nintendo que no se conformó con copiar las mecánicas que ya funcionaban en el género y apostó por un nuevo concepto jugable en los que los escenarios eran uno de los factores más importantes con trampas, plataformas, caídas, etc. Y donde el objetivo no es vaciar la vida de los rivales sino hacerlos caer fuera del escenario al vacío, ello será más fácil cuanto más daño previo les hayamos infligido ya que los hará menos pesados a la hora de empujarlos.


8. Mario Kart 64 (1996) (4 jugadores) 

MK64 es para mi el mejor juego de conducción arcade sin reglas de Nintendo 64. Es un juego de la primera hornada de la máquina y pese a ello luce bastante bien, su multijugador proporciona horas y horas de piques con amigos y si bien sus 16 circuitos pueden quedarse algo cortos en la actualidad, para su año de lanzamiento hay que admitir que eran bastantes.


7. Conker’s Bad Fur Day (2001) (4 jugadores)

Plataformas 3D de acción y puzles con una historia para adultos plagada de sexo, violencia, drogas, etc. Es el cartucho que más exprime las capacidades de N64 con unos escenarios nítidos y texturas deslumbrantes plagadas de detalles. Todos los personajes cuentan con animaciones faciales entre las que destacan las del protagonista para expresar sus estados de ánimo. Un apartado sonoro con un gran doblaje inglés y múltiples referencias cinematográficas en clave de humor ponen el broche de oro a un juego único e imprescindible al que sólo le puedo reprochar la dificultad absurda de algunas misiones.


6. The Legend of Zelda: Ocarina of Time (1998)

Primer juego de la saga en un mundo abierto en 3D, es una de las mejores aventuras épicas de la historia con un mapa enorme con emplazamientos variados y plagado de mazmorras que tenemos que explorar resolviendo puzles para adquirir nuevos objetos con los que derrotar en batallas emocionantes varios enemigos finales. Cuenta también con una de las mejores OST de todos los tiempos.


5. Resident Evil 2 (1999)

Segunda parte de la saga que impulsó el género de terror en los videojuegos, técnicamente al usar fondos pre-renderizados no es de los que más expriman la consola, pero sí las capacidades de almacenamiento del cartucho. Destaca por una historia para adultos con gore y violencia, grandes zonas de mapas que explorar plagados de trampas, enemigos y grandes rompecabezas; siendo lo más original la opción de jugar la historia con dos personajes en el orden que queramos, pero que afectaba a la trama aportándole rejugabilidad.


4. Ogre Battle 64: Person of Lordly Caliber (1999)

El rol es el género más débil de N64, sin embargo este es uno de los mejores de la generación. Estamos ante un RPG táctico en tiempo real donde tenemos que planificar y dar ordenes a nuestras tropas sobre el escenario para cumplir nuestros objetivos. Cuenta con una historia buena y la posibilidad de influir en ella tomando decisiones que determinarán cual de los seis finales posibles veremos. Su diseño gráfico es completamente en 2D, algo que quizás le afectó negativamente en su lanzamiento, pero que le ha permitido envejecer mejor que la mayoría de juegos 3D de su generación.


3. The Legend of Zelda: Majora’s Mask (2000)

El título más oscuro y raro de la franquicia, pero también uno de los más originales al proponer un bucle temporal de tres días con sus ciclos día-noche como pilar central de sus mecánicas. Tendremos siempre tres días dentro del juego para viajar hasta una mazmorra y lograr completarla, pero el tiempo afecta también a otros factores, especialmente a las rutinas de los NPC según la hora harán determinadas tareas siendo esto clave para encontrar y resolver multitud de misiones secundarias algo que Shenmue ya había hecho años antes de forma más profunda, pero que sorprende para las capacidades de N64.


2. Super Mario 64 (1996)

El primer plataformas 3D de la mascota de Nintendo es uno de los juegos más revolucionarios de la historia que sentó cátedra en diseño y jugabilidad de los por entonces primerizos juegos en tres dimensiones. Gráficamente destaca para su año y para ser uno de los primeros juegos de N64, pero lo realmente increíble es como dos décadas después sigue teniendo una jugabilidad cómoda para explorar a fondo sus coloridas y variadas fases en busca de las 120 estrellas escondidas.


1. Banjo Kazooie (1998)

Para mi el mejor juego de la consola, un genial plataformas 3D donde la exploración de grandes y originales escenarios está diseñada de una forma que siempre resulta divertida. Tiene el mejor equilibrio de rendimiento y calidad gráfica de la consola, un apartado sonoro de gran calidad y mucho humor en sus diálogos. Es cierto que bebe directamente del diseño, mecánicas y sistema de cámaras que introduce Super Mario 64; pero es de los pocos juegos que consigue mejorarlas y no ser un simple clon.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
La Ley obliga a poner esta chorrada informándoos de que mi humilde página puede usar cookies que pueden recolectar pequeños datos privados para hacer que este sitio funcione. Mientras tanto otras megacompañías trafican y hacen millones con vuestros datos privados importantes.    Más información
Privacidad