Top 179 Master System / Mark III

129. R.C. Grand Prix (1989) (1 jugador)

Un juego de carreras en el que conduces tu propio coche teledirigido a lo largo de varias pistas, cada carrera está basada en rondas con la excepción de una carrera de resistencia. En cada prueba se puede ganar dinero con el que ir adquirir mejores piezas para mejorar el coche. El control requiere un poco de práctica, pero una vez se aprende se disfruta y gráficamente está bien.


128. The Smurfs (1994) (1 jugador)

Un juego de plataformas genérico, pero decente con unos gráficos bonitos y buenos controles. Como en la mayoría del género hay que llegar al final de cada nivel superando plataformas y eliminando enemigos saltando sobre ellos. Más interesante resulta encontrar las llaves para rescatar a los pitufos capturados. No es un plataformas perfecto, pero sí uno que hace las cosas correctas y apto para todas las edades.


127. Wanted (1989) (1 jugador)

Una gran representación del Salvaje Oeste en un sistema 8-bits. Es un juego para la pistola de luz en el que hay que disparar a los bandidos más rápido que ellos y salvar la ciudad. Hay varios niveles: Caminando por la ciudad, una persecución a caballo, un Salón y alguna fase de bonificación. Las etapas no son difíciles por lo general aunque la última es bastante exigente.


126. Wimbledom II (1993) (2 jugadores)

Gran videojuego de tenis y creo que el mejor de su generación, es muy fácil de aprender a jugar, con la cruceta se mueve al tenista y los dos botones sirven para golpeo normal o realizar un globo. La física de la pelota es acertada y la colisión es perfecta lo que permite que la acción sea rápida. Se puede elegir entre varias superficies: hierba, arcilla y cancha dura, afectando a las físicas y también entre varios tenistas de la época.


125. Speedball 2 (1992) (2 jugadores)

Simulador de un deporte futurista similar a balonmano sin normas cuyo objetivo es tomar las riendas de un equipo pequeño y llevarlo al éxito. Los modos de juego dan la opción de actuar como manager sin control directo en los partidos o hacer ambas cosas. Los encuentros se desarrollan desde una perspectiva aérea en una arena cerrada con potenciadores y donde el objetivo es anotar más puntos en la portería rival. También tiene un modo a dobles.


124. Prince of Persia (1990) (1 jugador)

Master System tiene la mejor versión para un sistema 8-bits de este clásico. Aventura en la que el jugador debe superar varios niveles con trampas y plataformas que requieren calcular los saltos, así como enfrentamientos de espadas contra guardas. El juego destacó en lo técnico por usar la rotoscopia dotándolo de un gran apartado gráfico. En lo jugable presenta un reto que requiere observar y pensar antes de actuar, pero apurando al jugador al darle sólo una hora para conseguir finalizar el título.


123. Chase H.Q. (1990) (1 jugador)

Juego de carreras para árcades de 1988. El jugador asume el papel de un policía y al comienzo de cada nivel recibe un aviso de un criminal a la fuga que debe alcanzar antes de que se agote el tiempo. Además habrá bifurcaciones y según la que el jugador tomé podrá atajar. Si se alcanza al criminal se amplía el límite de tiempo y hay que embestirlo varias veces hasta destrozar su coche para arrestarlo.


122. American Pro Football (1989) (2 jugadores)

El mejor simulador de fútbol americano del sistema con el ritmo de juego más rápido de este catálogo. Tiene una buena profundidad para su año, una amplia variedad de jugadas a elegir en el libro de tácticas, se controla bien y se ve muy bien. No tiene licencias reales, algo común en esta época, pero a estas alturas tampoco importa pues estarían completamente desfasadas.


121. Astro Warrior (1986) (1 jugador)

Clásico shooter vertical bastante sencillo técnicamente, pero con una buena dificultad que nos obliga a aprender por donde vendrán los enemigos. Es un juego pionero del sistema y hay que valorarlo como tal, sin embargo se hace algo corto al ofrecer sólo tres niveles.


120. Batman Returns (1993) (1 jugador)

Buen título de acción con elementos de plataformas en los que hay que derrotar a los enemigos y jefes usando el batarang, se puede usar un gancho con el que balancearse o trepar las plataformas. Al comienzo de cada fase se da a elegir dos rutas diferentes, una fácil y otra difícil, siendo necesario para completar el juego superar cinco fases de cualquier dificultad.


119. Wonder Boy (1987) (1 jugador)

Plataformas de mecánicas divertidas, la principal será alcanzar el final de cada fase antes de que se termine la clásica barra de tiempo, pero para ello será imprescindible recoger alimentos que la rellenen por el camino. Su éxito fue enorme y propicio el nacimiento de las sagas Adventure Island y Wonder Boy.


118. Marble Madness (1992) (1 jugador)

Manejamos una canica en carreras a contrarreloj por escenarios en 3D isométricos. Lograba reproducir de forma sobresaliente las físicas de escenarios con desniveles y caídas. Su control puede resultar algo complicado debido a que la recreativa original usaba unos trackball que permitían transmitir mejor las aceleraciones y cambios de sentido.


117. Out Run (1987) (1 jugador)

El mejor juego de carreras de coches de la consola para mi. En la actualidad es mucho más recomendable jugar a cualquiera de sus versiones en sistemas más potentes, pero esta adaptación destaca dentro del catálogo de la consola por méritos propios. Buena jugabilidad y sensación de velocidad, sólo se le puede reprochar un pobre apartado sonoro.


116. Michael Jackson’s Moonwalker (1990) (1 jugador)

El juego protagonizado por la estrella del pop también fue adaptado a Master System como un beat’m up y sorprende por la cantidad de movimientos de Michael que reconoceremos de sus coreografías, pero también por una genial adaptación de sus temas más famosos.


115. California Games (1989) (1 jugador)

Una colección de deportes urbanos y veraniegos como surf, skate, lanzamiento de discos, etc. Todos tienen un manejo sencillo una vez se aprenden sus controles y permite competir por turnos con hasta ocho amigos. El juego fue un rotundo éxito y salió para multitud de sistemas.


114. Mortal Kombat (1993) & Mortal Kombat 2 (1994) (2 jugadores)

La tres primeras entregas de la saga de lucha gore fueron adaptadas a esta consola y la mayoría coincide en que fue la segunda parte la mejor de todas las que recibió. La primera parte me gusta más porque me parece un poco más fluida, pero la segunda es más completa con más luchadores y mejores animaciones.


113. Lemmings (1992) (1 jugador)

Los lemming son unas criaturas que sólo saben caminar y rebotar contra obstáculos y obedecer nuestras ordenes. Bajo esta premisa el juego nos propone llevarlos a salvo hasta el final de cada nivel dándoles ordenes como escavar o construir escaleras.


112. Blade Eagle (1988) (1 jugador)

Shooter espacial de scroll vertical ambientado en tres planetas donde tenemos que ir eliminando enemigos hasta el jefe final y conseguir mejoras para la nave. Técnicamente es un juego normal, pero existe una versión para usar las gafas 3D de la consola que dicen que gráficamente sorprende más.


111. Legend of Illusion Starring Mickey Mouse (1994) (1 jugador)

Sigue la habitual ambientación de cuento de hadas que caracterizó los títulos de Mickey Mouse en este sistema y también su planteamiento de plataformas superando niveles y jefes para poder avanzar, para ello podemos lanzar objetos, saltar sobre enemigos, nadar, etc. De los tres títulos de esta consola es la entrega más débil, pero es un buen plataformas que merece la pena.


110. Rampart (1993) (2 jugadores)

Graciosa mezcla de rompecabezas con estrategia y acción en un entorno medieval. Debemos construir a contrarreloj lo mejor que podamos nuestra fortaleza con piezas aleatorias tipo Tetris y colocar nuestros cañones para lograr resistir un asedio naval.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
La Ley obliga a poner esta chorrada informándoos de que mi humilde página puede usar cookies que pueden recolectar pequeños datos privados para hacer que este sitio funcione. Mientras tanto otras megacompañías trafican y hacen millones con vuestros datos privados importantes.    Más información
Privacidad