Top 181 Master System / Mark III

181. Galaxian (Desconocido) (1 jugador)

Aunque el pionero de los matamarcianos es Space Invaders no hay que ver a Galaxian como un clon sino como una evolución. El juego mejora al original con un mayor colorido, añade animaciones a las explosiones y al movimiento de las naves. También aumenta los tipos de enemigos ofreciendo mayor variedad. Este título se lanzó de forma no oficial en Corea del Sur y es un port de la versión MSX usando el modo retrocompatible con SG-1000 de Master System y por tanto no aprovecha la paleta de colores del sistema, pero es fiel al árcade original.


180. Parlour Games (1987) (2 jugadores)

Este juego recopila varios juegos de dardos, bingo y billar. Pero su selección para este top ha sido sobre todo como simulador de billar donde se representan correctamente las físicas y a la hora de preparar el tiro permite calibrar la potencia y el tipo de efecto que se le quiere dar a la bola, se puede jugar solo, contra la consola o contra un amigo.


179. Mickey’s Ultimate Challenge (1998) (1 jugador)

El último juego oficial que recibió esta máquina, en las navidades de 1998 y sólo para el mercado brasileño. Jugando con Mickey o Minnie debemos explorar las habitaciones de un pequeño castillo, en cada una hay un personaje que nos pedirá ayuda en forma de minijuego, si lo conseguimos nos dará un objeto que podremos intercambiar con los otros personajes por unas semillas mágicas, una vez las tengamos todas podremos subir al cielo y encarar el último minijuego. Tiene tres niveles de dificultad, en fácil es un reto sencillo que se puede completar en un cuarto de hora, pero en los niveles más altos es un reto decente. Lo considero un juego bueno para iniciar a los más pequeños en los videojuegos.


178. Block Hole (1990) (2 jugadores)

Este juego es una rara mezcla de géneros. Por un lado tenemos un shoot em up vertical donde manejamos a una nave con la que podemos disparar bloques y por otro tenemos una especie de Tetris ya que con nuestros bloques tenemos que formar cuadriláteros para abrirnos camino. Es otro juego sin licencia del mercado Coreano adaptado desde MSX.


177. Paperboy (1990) (1 jugador)

Gran adaptación del árcade original de 1984, la mecánica es entregar los periódicos como repartidor en bici a los suscriptores de una calle que se muestran en casas señaladas con un buzón de correo. Para ello hay que lanzar los periódicos sin detenerse apuntando a la puerta para hacer la entrega o al buzón para puntos extra. En el camino hay muchas cosas que evitar como animales, vecinos, vallas, macetas, etc.


176. Penguin Adventure (1989) (1 jugador)

Otro juego sin licencia adaptado a Master System en Corea, es la secuela de Antarctic Adventure y fue el primer juego en el cual trabajó Hideo Kojima. Ha sido aclamado como uno de los mejores juegos de acción de MSX especialmente por su logrado efecto 3D con sprites. La historia nos pone en el papel de Penta, un pingüino en busca de una cura a contrarreloj para una pingüina, para ello se lanza a la carrera donde hay que evitar enemigos y montones de agujeros durante sus más de 24 fases en las que también hay jefes. Es un juego muy completo con mucho más contenido y secretos de lo que parece, por ejemplo hay rutas secretas que descubrir, tiendas y un final bueno secreto.


175. Excellent Dizzy Collection (cancelado) (1 jugador)

Recopilatorio con tres juegos de este personaje, dos son títulos de puzzles de acción y el tercero y más destacable es Dizzy the Adventurer, una aventura de plataformas con puzzles donde tenemos que ir explorando un amplio escenario para encontrar objetos con los que solucionar enigmas, pero con un inventario limitado a cargar con un máximo de tres objetos.


174. Megumi Rescue (1988) (1 jugador)

Una de las rarezas del catálogo que nos propone encarnar a un bombero que debe rescatar a civiles de edificios en llamas. La peculiaridad está en que para hacerlo nuestro personaje saltará en un cama elástica que deberemos manejar para evitar que choque contra el suelo. No es un juego complejo, pero es diferente y directo.


173. Ghost House (1986) (1 jugador)

El objetivo de este juego es entrar en la casa embrujada, eliminar murciélagos, fantasmas y una especie de bolas rojas con patas que escupen fuego hasta que conseguir una llave, a continuación hay que buscar uno de los cinco ataúdes repartidos por la casa, abrirlo y matar a Drácula para conseguir una joya y así hasta conseguir las cinco joyas que hay en cada fase. La idea es buena y combina acción, plataformas y exploración de forma acertada, juego destacable para su año.


172. Les Schtroumpfs Autour Du Monde (1996) (1 jugador)

Una de las rarezas del catálogo cuya existencia pasó desapercibida hasta el año 2000, esta secuela de The Smurfs 2 es de nuevo un plataformas fácil, colorido, bonito, en definitiva agradable. Pero la mecánica cambiaba ligeramente ya que en esta ocasión los pitufos tienen que explorar a fondo los niveles para encontrar los trozos de un cristal mágico que han roto potenciando la exploración y como los enemigos pueden tener algún trozo de cristal hace obligatorio el tener que derrotarlos. Sólo se visitan cuatro lugares del mundo aunque cada uno está dividido en tres niveles, la mayoría tienen unos fondos bonitos y agradables.


171. Knightmare II: The Maze of Galious (Desconocida) (1 jugador)

Otra adaptación sin licencia desde MSX aprovechando el modo retrocompatible SG-1000 de Master System. Es un juego de plataformas de exploración abierto en un gran castillo con varias mazmorras secundarias que se desbloquean a medida que el jugador profundiza en las habitaciones del castillo y recolecta objetos como llaves y otros para avanzar.


170. Kung Fu Kid (1987) (1 jugador)

Beat-em-up de desplazamiento lateral con algunas plataformas. El objetivo, como siempre, es avanzar destruyendo enemigos a medida que aparecen, para ello podemos usar varios tipos de patadas y un ataque a distancia con cuchillasAl final de cada nivel espera un jefe al que vencer para poder avanzar, aunque hay una fase formada exclusivamente por una serie de jefes a los que derrotar de uno en uno.


169. Maze Hunter 3-D (1987) (1 jugador)

La esencia de cartucho es mantenerse con vida mientras se explora la veintena de laberintos necesarios para escapar. En todos ellos aparecen aleatoriamente enemigos, para avanzar al siguiente nivel hay que encontrar la llave y el teleportal. El juego hace gala de un gran repertorio de objetos y armas. Pero su verdadero punto fuerte es ser un juego diseñado para aprovechar las gafas 3D del sistema que generan un efecto tridimensional que forma parte de la experiencia jugable, puede hay gafas 3D para PC compatibles con emuladores o puede jugarse en Nintendo 3DS.


168. Sonic Blast (1997) (1 jugador)

Sonic Blast es probablemente uno de los juegos más controvertidos de la serie por no ser fiel al diseño y espíritu de la serie. Pero lo cierto es que no es un mal plataformas, tiene una dificultad bastante baja que lo hace apto para iniciar a jóvenes o partidas relajadas. Gráficamente supone una rareza por usar gráficos pre-renderizados que en su momento supusieron uno de los apartados técnicos más sorprendentes de la máquina, en lo jugable destaca por permitir elegir entre Sonic o Knuckles para jugar, teniendo cada uno habilidades propias y también fases bonus en pseudo-3D llamativas aunque un poco aburridas a la larga. No es el mejor de la saga, pero sí un buen plataformas del catálogo.


167. Super Space Invaders (1991) (1 jugador)

Una actualización del clásico de 1978 que mantiene su jugabilidad sencilla y directa. Debemos derrotar disparando a las flotas de naves espaciales antes de que alcancen la base. Su mayor novedad es la incorporación de algunos jefes finales.


166. Quartet (1987) (2 jugadores)

Port de un árcade en el que el objetivo principal consiste en abrirse camino a través de varios laberintos diferentes encontrando llaves, armas y puntos mientras aparecen enemigos continuamente.  Según el personaje que se escoja el jugador se moverá muy rápido con grandes saltos o muy lento, pero con mucha potencia de fuego. Además permite dos jugadores simultáneos cooperando.


165. Marksman Shooting & Trap Shooting & Safari Hunt (1986) (1 jugador)

Tres primerizos juegos para la pistola de luz con propuestas sencillas, pero suficientes para competir por la mejor puntuación en cualquiera de ellas. En Marksman Shooting nos enfrentamos a las pruebas de tiro de un agente de FBI teniendo que disparar a todas las dianas con precisión, Trap Shooting competimos en tiro al plato y en Safari Hunt tenemos que cazar animales. Como veréis en este top, la oferta de juegos para la pistola de luz en este sistema fue bastante buena y de calidad.


164. Woody Pop (1987) (1 jugador)

Propuesta similar a Arkanoid, tenemos que hacer rebotar una pelota para lograr eliminar diversos bloques que en ocasiones nos soltarán mejoras o activarán trampas. Gráficamente destaca sobre su competencia de la época, pero donde realmente marca la diferencia es en la posibilidad de elegir diversos caminos al pasar de fase, añadiéndole un toque de rejugabilidad.


163. American Baseball (1988) (2 jugadores)

El primer y único simulador de béisbol del catálogo que consigue representar este deporte de forma notable. La fantástica interfaz junto con una jugabilidad fluida lo convierte en uno de los mejores títulos deportivos de la tercera generación de videoconsolas.


162. Alex Kidd: High-Tech World (1987) (1 jugador)

Este juego es mejor de lo que se dice, el problema es que se espera un plataformas de acción y lo que ofrece es una aventura gráfica con puzzles, investigación y exploración. El objetivo es encontrar ocho trozos de un mapa que indica donde ha abierto un salón recreativo y llegar a él antes de que cierre, para ello tendremos que hablar con todas las personas de un castillo y resolver acertijos. El juego tiene dos fases de plataformas de acción que no están mal, pero lo original e interesante es todo lo demás. Además es maravilloso ver como un juego antiguo ya usa un reloj de tiempo que influye en la aparición de personajes o eventos.


161. Rocky (1987) (2 jugadores)

Un simulador de boxeo que en el modo de un jugador es casi imposible de superar y que puede frustrar, pero su modo para dos jugadores lo convierte en la mejor opción del catálogo para partidas multijugador de boxeo. Gráficamente está muy bien ya que se reconocen perfectamente a los personajes de las películas y tiene todos los movimientos importantes de este deporte .


160. Montezuma’s Revenge featuring Panama Joe (1989) (1 jugador)

Remake del mismo juego de 1984. Pionero en el género que después se llamó metroidvania y que nos lleva a pirámides aztecas en busca de tesoros. Transcurre en sucesivas pantallas sin scroll conectadas por puertas y escaleras que tenemos que explorar. Cada habitación es un reto de plataformas donde Joe debe recoger las llaves, evitar treamapas y a enemigos para adentrarse más y encontrar tesoros más grandes. Hay varios niveles de dificultad aunque incluso el nivel fácil es un buen reto.


159. Shooting Gallery (1987) (1 jugador)

Título para la pistola de luz que trae una serie de retos de disparos divididas en cuatro temas: pájaros, globos, pelotas en tubos y naves espaciales. Cada uno de estos temas se divide en dos fases, al completarlas todas empiezan a repetirse aumentando la dificultad. En cada fase hay un número de objetivos y para pasar la ronda hay que derribar un mínimo o se termina la partida. Juego simple, pero ideal para piques rápidos.


158. TransBot (1985) (1 jugador)

Este shmup es uno de los primeros títulos de la consola, es un título de disparos correcto y entretenido donde hay que derrotar enemigos mientras en el suelo aparecen camiones que sueltan potenciadores que permiten elegir entre seis tipos de armas diferentes aunque no acumulables. Es un título corto que basa su duración en la repetición aumentando la dificultad, algo común en esta época.


157. World Games (1989) (1 jugador)

La versión de este título para Master System tiene un apartado gráfico y jugable mucho mejor que la mayoría de adaptaciones del juego, pero deja un sabor agridulce al descubrir que sólo se han adaptado la mitad de las pruebas del original. Pese a ello el contenido es divertido y merece la pena, como su nombre indica se trata de deportes populares del mundo: Salto de barriles en patines de hielo, rodeo, lanzamiento de troncos y rodamientos de troncos sobre agua.


156. Space Harrier (1986) (1 jugador)

Mítico juego de disparos sobre rieles en tercera persona lanzado para arcades en 1985 y diseñado para generar un escalado pseudo-3D de objetos y entornos mediante el cambio de tamaño de los sprites, fue una experiencia única y convincente en su momento. La versión de Master System se las arregla para trasladar lo más fielmente posible el contenido original pese a tener una paleta menor de colores y no contar con capacidad de escalado de sprites, pero el contenido original está aquí y funciona con fluidez.


155. Super Off Road (1992) (2 jugadores)

Conversión árcade que consiste en carreras de cuatro camiones con perspectiva desde arriba por varias pistas en pantallas sin scroll donde se ve el circuito entero.  En las carreras aparecen bolsas de dinero con las que comprar mejoras y turbos que se pueden usar para aumentar temporalmente la velocidad. Es un juego simple, pero bastante bueno y entretenido para los amantes de la velocidad que busquen un árcade con un estilo poco habitual.


154. King’s Quest – Quest for the Crown (1989) (1 jugador)

Fue la primera aventura gráfica animada cuando salió en 1984 para ordenadores. Esta versión tiene mejores gráficos y es un poco más accesible al cambiar la mecánica de escribir las acciones a realizar por comandos preestablecidos. Como buena aventura de su época el juego nos tendrá vagando e investigando los escenarios a fondo hasta descubrir que hacer para avanzar en la trama. La función de guardado de los ordenadores ha sido sustituido por passwords.


153. Impossible Mission (1988) (1 jugador)

Juego clásico que mezcla plataformas, exploración y rompecabezas. Empiezas en un ascensor desde el que acceder a diferentes habitaciones donde hay enemigos, el objetivo es buscar las piezas de un rompecabezas dentro de muebles, todo en seis horas y cada vida perdida cuesta 10 minutos. No hay armas siendo la habilidad para saltar lo único que permite esquivar enemigos y avanzar por las plataformas. A medida que exploramos se dibuja un mapa, si se acaba el tiempo al empezar nueva partida será idéntico, pero si se resetea la consola se genera un nuevo mapa otorgándole rejugabilidad.


152. Hook (Proto) (1 jugador)

Secuela del cuento de Peter Pan que se quedó en un prototipo y aunque técnicamente es muy mejorable, el diseño de niveles es bueno y las mecánicas de Peter Pan para combatir o volar están conseguidas.


151. Baku Baku (1998) (1 jugador)

Título rompecabezas donde del techo caen bloques cuadrados, cada uno representando a un animal o una comida. El objetivo es dejar caer los bloques de animales en contacto con los de su comida favorita, el animal procederá a devorar todos los bloques de su comida que hagan contacto, provocando movimientos en el resto de bloques que pueden provocar reacciones en cadena que enviarán basura al rival.


150. Cosmic Spacehead (1993) (1 jugador)

Título curioso que combina el género de las aventuras gráficas de apuntar y hacer clic con fases de plataformas 2D. Es una mezcla que funciona y donde destaca lo bien diseñadas y estructuradas que están las escenas de aventura gráfica con bastante humor para todos los públicos, las fases plataformas son bonitas, pero tienen una dificultad un poco alta que puede molestar a quien busque una aventura gráfica pura. Es un título extraño y original que merece ser probado.


149. Alex Kidd The Lost Stars (1988) (1 jugador)

Este juego es diferente al primero de la saga, Alex no usa sus puños y puede recibir más de un golpe sin morir ya que no hay vidas sino una barra de vitalidad que funciona como en Wonder Boy, es decir bajando lentamente con el tiempo o al recibir daño y que se puede rellenar cogiendo objetos que aparecen en el nivel. El objetivo es llegar al final de cada pantalla antes de que la barra se termine evadiendo enemigos, obstáculos y superando plataformas.


148. Thunder Blade (1988) (1 jugador)

Original para árcades lanzado en 1987, el juego es sencillo y transcurre en cuatro etapas divididas en una docena de fases que alternan fases de shooter clásico 2D con otras donde la cámara es en tercera persona simulando escenarios 3D muy rompedores para su año. El juego es difícil, pero estos escenarios simulando la tercera dimensión son todo un logro que merece la pena ver en movimiento.


147. Dinobasher Starring Bignose the Caveman (Cancelado) (1 jugador)

Plataformas sencillo y fácil con desplazamiento lateral que pueden disfrutar niños y adultos por igual. Protagonizado por un hombre de las cavernas, hay que superar niveles hasta derrotar a todos los jefes. Las acciones son saltar y golpear con el garrote, se pueden conseguir potenciadores que permiten disparar así como comprar mejoras con los huesos repartidos en cada fase. Su lanzamiento fue cancelado pese a que estaba completo saliendo en NES, Atari ST y Amiga.


146. Terminator 2: The Arcade Game (1991) (1 jugador)

Juego de disparos en raíles aunque controlado con el pad teniendo que mover el cursor para disparar con un botón y usar armas secundarias con el otro. Es un juego difícil, pero está muy bien hecho técnicamente, con grandes efectos y sprites de enemigos. Creo que merece la pena aunque sólo sea por ver hasta donde uno puede llegar como reto personal.


145. Pit Pot (1985) (1 jugador)

En este cartucho un caballero explora un castillo en busca de una princesa. Se representa mediante pantallas estáticas conectadas entre sí por puertas, por el camino hay que recoger tesoros, pero especialmente hay que encontrar una cruz, una poción y un anillo para poder salvar a la princesa cuando la encontremos. Los pisos de piedra de cada habitación se pueden romper con el martillo que usa como arma el protagonista y se reconstruyen al golpear una de las baldosas irrompibles que rodean cada cuarto.


144. The Lion King (1994) (1 jugador)

Este plataformas de acción sigue la trama de la película con Simba como protagonista a través de varios niveles, superando obstáculos y enemigos a medida que avanzas con batallas ocasionales contra jefes. Las acciones son saltar, un gruñido que puede aturdir o interactuar con otros animales, un ataque con garra para matar a algunos enemigos. Es una versión inferior a la aparecida en Megadrive, pero dentro de este catálogo es un buen plataformas.


143. Bank Panic (1987) (1 jugador)

Este árcade fue uno de los primeros éxitos de SEGA en los recreativos del año 1984. Es un sencillo juego que nos pone en la piel de un pistolero encargado de la seguridad de un banco en tiempos del Salvaje Oeste. Debemos desplazarnos para atender las personas que van llegando a través de doce puertas y disparar cuando se traten de forajidos que desenfundan.


142. Golfamania (1990) (1 jugador)

El mejor simulador de golf de este catálogo aunque lamentablemente sólo tiene un campo, pero el juego tiene una gran duración gracias a la novedosa, para la época, opción de mejorar poco a poco los atributos de nuestro golfista ganando puntos de experiencia. Los controles en son muy fáciles, pero como en la mayoría de los títulos de golf se necesita práctica y sincronización.


141. The Ninja (1986) (1 jugador)

Uno de los mejores títulos de la primera hornada, se trata de un juego de disparos manejando a un ninja por diferentes fases en las que enfrentar enemigos hasta llegar al final. Además, en algunas fases hay pergaminos ocultos que es necesario encontrar para conseguir el final verdadero. Lo que más destaca del juego es su buen control, se mueve al ninja con precisión y no hay scroll automático que permite explorar con calma.


140. Double Hawk (1990) (2 jugadores)

Jack y John han sido escogidos por la ONU para proteger al mundo de los terroristas. Bajo esta premisa simplista, los jugadores controlan a los héroes en la parte inferior de la pantalla mientras aparecen enemigos a los que deben disparar al mismo tiempo que pueden evitar sus ataques moviéndose lateralmente. Hay diversidad de enemigos que pueden venir a pie, tanques, aviones y motos, también hay bastantes escenarios y jefes finales.


139. Air Rescue (1992) (1 jugador)

Un árcade con algunas características agradables y una propuesta sólida aunque unos mejores fondos y algunos niveles más lo habrían convertido en un título mucho más destacado. Air Rescue tiene cinco niveles en los que hay que pilotar un helicóptero por varios escenarios evadiendo ataques y estructuras para rescatar a civiles y regresarlos a salvo. El control es algo impreciso, pero siendo tan corto hasta le sienta bien alargando un poco su duración.


138. Alien Storm (1991) (1 jugador)

Buena conversión del árcade que pese a las limitaciones del hardware está presente casi todo el material del original. Evidentemente se nota el recorte gráfico, pero consigue ser un yo contra el barrio bastante digno en el que se alternan algunas fases shmup y otras de disparos en raíles en primera persona. Lamentablemente sacrifica la opción para dos jugadores.


137. Winter Olympics: Lillehammer ’94 (1993) (1 jugador)

Fantástico simulador de los juegos olímpicos de invierno con diez deportes diferentes, la mayoría muy divertidos de jugar y competir por conseguir medallas de oro. El control es bastante bueno en todas ellas, especialmente en las diversas pruebas de esquí y el apartado gráfico es soberbio recreando incluso el efecto 3D en las pruebas de velocidad en trineo al pillar las curvas en forma de rampa. Sin duda un imprescindible en la oferta deportiva del catálogo.


136. Psychic World (1991) (1 jugador)

En este corre y dispara Lucia debe salvar a Cecile a través de montones de fases con obstáculos, saltos y muchos enemigos. Es un juego original de MSX que destaca en su jugabilidad por el uso de un cañón con el que disparar a los enemigos, pero que también permite recoger montones de poderes y habilidades que usar para superar los retos que van apareciendo, normalmente al derrotar mini-jefes o jefes. Tiene una música bastante buena.


135. Gangster Town (1987) (2 jugadores)

Este juego para la pistola de luz nos pone en el papel de un detective contra la mafia de una ciudad. La propuesta es simple: apunta y dispara. Su diseño está muy bien, con secuencias donde perseguimos un vehículo lleno de gangsters a los que disparar, zonas por las calles de la ciudad, tiroteos en un club, etc. Algo muy llamativo es la interactividad con el escenario donde podemos romper cosas como ventanas, ruedas, botellas, carteles que caen encima de enemigos, etc.


134. Mercs (1991) (1 jugador)

El jugador encarna a un mercenario profesional que tiene que rescatar al presidente de EEUU de manos de los terroristas. Para lograrlo tiene que abrirse camino entre las lineas enemigas para superar los niveles eliminando enemigos, edificios, tanques, etc. hasta luchar contra el jefe final de cada nivel. Es una adaptación de un árcade original bastante digna aunque la música es casi inexistente y un modo para dos jugadores hubiera puesto el broche de oro.


133. Miracle Warriors: Seal of the Dark Lord (1987) (1 jugador)

Un buen juego de rol con un estilo único y una bonita, aunque predecible, historia que transcurre en un mundo grande y bien diseñado para explorar durante horas. Con el juego original viene un mapa que es importante para orientarse y que puede consultarse en internet. El sistema de combate es por turnos y aunque es algo repetitivo es bastante bonito observar el arte de los enemigos.


132. Toto World 3 (1993) (1 jugador)

Un título sin licencia para el mercado de Corea que roba sprites y gráficos de montones de juegos famosos para crear un plataformas de acción que, por extraño que parezca, luce y se mueve muy bien. Es uno de esos ejemplos raros de juego pirata que se puede llegar a admirar, aunque al robar el arte de otros títulos se siente como un plataformas un poco genérico, pero es divertido.


131. Special Criminal Investigation (1992) (1 jugador)

Secuela de Chase H.Q. donde en cada nivel hay que alcanzar e interceptar un vehículo a la fuga. Primero hay que correr evitando obstáculos y otros vehículos que intentarán embestir al jugador hasta llegar al auto del fugado sin que se agote el tiempo. A continuación hay que dañar su coche hasta detenerlo ya sea disparando o embistiéndolo. La jugabilidad y control es buena, contamos con tres turbos cuyo uso correcto será clave.


130. Shadow of the Beast (1992) (1 jugador)

La versión de este clásico para Master System es más buena de lo que cabría esperar, recrea con acierto los escenarios y mecánicas del original. Es un juego que o se odia o se ama, en cierto modo tiene unas bases parecidas a Dark Souls donde el jugador puede moverse con total libertad desde el comienzo y debe elegir hacia donde dirigir sus pasos, en cada partida hay que encontrar objetos con los que poder avanzar y derrotar a los jefes. La historia, ambientación y música consiguen crear una atmósfera de tristeza sobresaliente.


129. R.C. Grand Prix (1989) (1 jugador)

Un juego de carreras en el que conduces tu propio coche teledirigido a lo largo de varias pistas, cada carrera está basada en rondas con la excepción de una carrera de resistencia. En cada prueba se puede ganar dinero con el que ir adquirir mejores piezas para mejorar el coche. El control requiere un poco de práctica, pero una vez se aprende se disfruta y gráficamente está bien.


128. The Smurfs (1994) (1 jugador)

Un juego de plataformas genérico, pero decente con unos gráficos bonitos y buenos controles. Como en la mayoría del género hay que llegar al final de cada nivel superando plataformas y eliminando enemigos saltando sobre ellos. Más interesante resulta encontrar las llaves para rescatar a los pitufos capturados. No es un plataformas perfecto, pero sí uno que hace las cosas correctas y apto para todas las edades.


127. Wanted (1989) (1 jugador)

Una gran representación del Salvaje Oeste en un sistema 8-bits. Es un juego para la pistola de luz en el que hay que disparar a los bandidos más rápido que ellos y salvar la ciudad. Hay varios niveles: Caminando por la ciudad, una persecución a caballo, un Salón y alguna fase de bonificación. Las etapas no son difíciles por lo general aunque la última es bastante exigente.


126. Wimbledom II (1993) (2 jugadores)

Gran videojuego de tenis y creo que el mejor de su generación, es muy fácil de aprender a jugar, con la cruceta se mueve al tenista y los dos botones sirven para golpeo normal o realizar un globo. La física de la pelota es acertada y la colisión es perfecta lo que permite que la acción sea rápida. Se puede elegir entre varias superficies: hierba, arcilla y cancha dura, afectando a las físicas y también entre varios tenistas de la época.


125. Speedball 2 (1992) (2 jugadores)

Simulador de un deporte futurista similar a balonmano sin normas cuyo objetivo es tomar las riendas de un equipo pequeño y llevarlo al éxito. Los modos de juego dan la opción de actuar como manager sin control directo en los partidos o hacer ambas cosas. Los encuentros se desarrollan desde una perspectiva aérea en una arena cerrada con potenciadores y donde el objetivo es anotar más puntos en la portería rival. También tiene un modo a dobles.


124. Prince of Persia (1990) (1 jugador)

Master System tiene la mejor versión para un sistema 8-bits de este clásico. Aventura en la que el jugador debe superar varios niveles con trampas y plataformas que requieren calcular los saltos, así como enfrentamientos de espadas contra guardas. El juego destacó en lo técnico por usar la rotoscopia dotándolo de un gran apartado gráfico. En lo jugable presenta un reto que requiere observar y pensar antes de actuar, pero apurando al jugador al darle sólo una hora para conseguir finalizar el título.


123. Chase H.Q. (1990) (1 jugador)

Juego de carreras para árcades de 1988. El jugador asume el papel de un policía y al comienzo de cada nivel recibe un aviso de un criminal a la fuga que debe alcanzar antes de que se agote el tiempo. Además habrá bifurcaciones y según la que el jugador tomé podrá atajar. Si se alcanza al criminal se amplía el límite de tiempo y hay que embestirlo varias veces hasta destrozar su coche para arrestarlo.


122. American Pro Football (1989) (2 jugadores)

El mejor simulador de fútbol americano del sistema con el ritmo de juego más rápido de este catálogo. Tiene una buena profundidad para su año, una amplia variedad de jugadas a elegir en el libro de tácticas, se controla bien y se ve muy bien. No tiene licencias reales, algo común en esta época, pero a estas alturas tampoco importa pues estarían completamente desfasadas.


121. Astro Warrior (1986) (1 jugador)

Clásico shooter vertical bastante sencillo técnicamente, pero con una buena dificultad que nos obliga a aprender por donde vendrán los enemigos. Es un juego pionero del sistema y hay que valorarlo como tal, sin embargo se hace algo corto al ofrecer sólo tres niveles.


120. Batman Returns (1993) (1 jugador)

Buen título de acción con elementos de plataformas en los que hay que derrotar a los enemigos y jefes usando el batarang, se puede usar un gancho con el que balancearse o trepar las plataformas. Al comienzo de cada fase se da a elegir dos rutas diferentes, una fácil y otra difícil, siendo necesario para completar el juego superar cinco fases de cualquier dificultad.


119. Wonder Boy (1987) (1 jugador)

Plataformas de mecánicas divertidas, la principal será alcanzar el final de cada fase antes de que se termine la clásica barra de tiempo, pero para ello será imprescindible recoger alimentos que la rellenen por el camino. Su éxito fue enorme y propicio el nacimiento de las sagas Adventure Island y Wonder Boy.


118. Marble Madness (1992) (1 jugador)

Manejamos una canica en carreras a contrarreloj por escenarios en 3D isométricos. Lograba reproducir de forma sobresaliente las físicas de escenarios con desniveles y caídas. Su control puede resultar algo complicado debido a que la recreativa original usaba unos trackball que permitían transmitir mejor las aceleraciones y cambios de sentido.


117. Out Run (1987) (1 jugador)

El mejor juego de carreras de coches de la consola para mi. En la actualidad es mucho más recomendable jugar a cualquiera de sus versiones en sistemas más potentes, pero esta adaptación destaca dentro del catálogo de la consola por méritos propios. Buena jugabilidad y sensación de velocidad, sólo se le puede reprochar un pobre apartado sonoro.


116. Michael Jackson’s Moonwalker (1990) (1 jugador)

El juego protagonizado por la estrella del pop también fue adaptado a Master System como un beat’m up y sorprende por la cantidad de movimientos de Michael que reconoceremos de sus coreografías, pero también por una genial adaptación de sus temas más famosos.


115. California Games (1989) (1 jugador)

Una colección de deportes urbanos y veraniegos como surf, skate, lanzamiento de discos, etc. Todos tienen un manejo sencillo una vez se aprenden sus controles y permite competir por turnos con hasta ocho amigos. El juego fue un rotundo éxito y salió para multitud de sistemas.


114. Mortal Kombat (1993) & Mortal Kombat 2 (1994) (2 jugadores)

La tres primeras entregas de la saga de lucha gore fueron adaptadas a esta consola y la mayoría coincide en que fue la segunda parte la mejor de todas las que recibió. La primera parte me gusta más porque me parece un poco más fluida, pero la segunda es más completa con más luchadores y mejores animaciones.


113. Lemmings (1992) (1 jugador)

Los lemming son unas criaturas que sólo saben caminar y rebotar contra obstáculos y obedecer nuestras ordenes. Bajo esta premisa el juego nos propone llevarlos a salvo hasta el final de cada nivel dándoles ordenes como escavar o construir escaleras.


112. Blade Eagle (1988) (1 jugador)

Shooter espacial de scroll vertical ambientado en tres planetas donde tenemos que ir eliminando enemigos hasta el jefe final y conseguir mejoras para la nave. Técnicamente es un juego normal, pero existe una versión para usar las gafas 3D de la consola que dicen que gráficamente sorprende más.


111. Legend of Illusion Starring Mickey Mouse (1994) (1 jugador)

Sigue la habitual ambientación de cuento de hadas que caracterizó los títulos de Mickey Mouse en este sistema y también su planteamiento de plataformas superando niveles y jefes para poder avanzar, para ello podemos lanzar objetos, saltar sobre enemigos, nadar, etc. De los tres títulos de esta consola es la entrega más débil, pero es un buen plataformas que merece la pena.


110. Rampart (1993) (2 jugadores)

Graciosa mezcla de rompecabezas con estrategia y acción en un entorno medieval. Debemos construir a contrarreloj lo mejor que podamos nuestra fortaleza con piezas aleatorias tipo Tetris y colocar nuestros cañones para lograr resistir un asedio naval.


109. Hoshi o Sagashite… (1988) (1 jugador)

Aventura gráfica con una historia de ciencia-ficción simpática y entretenida. El jugador controla al protagonista que acaba de regresar a su planeta y le regala un huevo a su novia del que nacerá una mascota, pronto descubren que se trata de un huevo de una raza inteligente en peligro de extinción. Tiene un estilo gráfico de anime muy colorido y bonito, en cuanto a la jugabilidad se trata de una aventura point&click en primera persona usando las acciones predefinidas de un menú.


108. World Grand Prix (1986) (1 jugador)

Simulador árcade de Formula 1 bastante bien desarrollado para ser uno de los primeros juegos del sistema. Cuenta con doce pistas en las que hay que conseguir clasificarse y competir contra otros autos con una IA agresiva que intentará impedir que le adelantemos, tiene un buen control que permite elegir entre un cambio de dos marchas manual o automático y unos gráficos bonitos y fluidos para 1986. También cuenta con un editor de circuitos.


107. Danan: The Jungle Fighter (1990) (1 jugador)

Uno de los juegos que mejor plasman el género de espada y brujería en esta consola. Con una narrativa más trabajaba que la mayoría de juegos de entonces, nos propone el reto de explorar escenarios amplios aprendiendo las rutinas de ataque de diversos enemigos, superando trampas y diversos jefes de zona.


106. Klax (1991) (1 jugador)

El éxito mundial de Tetris hizo que apareciesen nuevos juegos inspirados en él. Klax es uno de ellos que proponía alinear fichas del mismo color para borrarlas, todo desde una perspectiva 3D. No me parece tan adictivo como el Tetris, pero es un reto interesante.


105. Rambo: First Blood Part II (1986) (1 jugador)

Se trata de un shooter de desplazamiento vertical con ambiente bélico que se llamó Rambo en EEUU para aprovechar el tirón del personaje. A diferencia de otros del género aquí el movimiento de la acción será más lento favoreciendo un poco más al pensamiento táctico que a los reflejos del jugador.


104. Galactic Protector (1988) (1 jugador)

Un sencillo shooter de pantalla estática donde tenemos que proteger un planeta a través del que orbitamos. Su punto fuerte es la sencillez de su propuesta y control, si bien es cierto que no ofrece mucho más. Cabe mencionar las fantásticas animaciones del planeta cuando sufre daños o se acerca el peligro.


103. Rygar (1988) (1 jugador)

Un corre y dispara de corte clásico que intenta ser lo más fiel posible a la recreativa original en la que se inspira. Se queda lejos de conseguirlo y sufre parpadeos, pero se deja jugar y la acción constante y frenética está ahí.


102. Buggy Run (1993) (2 jugadores)

Uno de los simuladores de carreras más completos de los 8 bits. Con una jugabilidad muy precisa, una quincena de circuitos, muchos modos de juego y para mi lo mejor: diversas modificaciones que aplicar a nuestro vehículo.


101. Time Soldiers  (1989) (1 jugador)

Uno de los mejores ports de una placa arcade que recibió la consola, debemos manejar a un soldado a través de diversas épocas temporales para rescatar a nuestros compatriotas. Un juego con mucha acción, variedad de escenarios y jefes.


100. Space Gun (1992) (1 jugador)

Correcta adaptación de la recreativa para jugar con la pistola de luz de la consola. Ambientado en una nave espacial donde debemos rescatar a la tripulación de aliens. Permite recolectar y usar cuatro tipos de munición distinta y también soporta control con pad tradicional.


99. Scramble Spirits (1989) (2 jugadores)

Un buen shooter de aviones con desplazamiento vertical y que mejora jugando a dobles con un amigo. Sin embargo padece bastante de parpadeos cuando se acumulan enemigos y efectos. Lo mejor es su accesibilidad en la actualidad por gozar de un buen número de continuaciones.


98. Putt & Putter (1992) (1 jugador)

Sencillo y divertido simulador de mini-golf. Me ha encantado la variedad de escenarios y retos, también lo bien conseguidas que están las físicas para una Master System.


97. Columns (1990) (2 jugadores)

Otro de los juegos que intentaron repetir el éxito de Tetris. Su planteamiento es sencillo: lograr conjuntar bloques del mismo color para hacerlos desaparecer. Existen versiones para sistemas más potentes, pero ésta cumple sobradamente.


96. Cool Spot (1993) (1 jugador)

Muchos juegos buenos de Master System pasaron desapercibidos por ser adaptaciones de Megadrive. Cool Spot es uno de ellos, es un gran juego fiel al original, con un buen apartado gráfico, jugable y también de sonido. Se trata de un juego de plataformas no lineal con amplios mapas que tendremos que explorar a fondo para recolectar puntos rojos con los que liberar a compañeros.


95. Cyborg Hunter (1988) (1 jugador)

Inspirado en Metroid, pero sin llegar a su misma profundidad en el mapeado. Un juego de acción futurista con desplazamiento lateral, pero con un par de curiosidades que lo hacen diferente: Primero la pantalla reserva una sección a un modo de vista en primera persona del personaje y segundo, la necesidad de usar el segundo mando para poder acceder al inventario.


94. Rainbow Islands: Story of the Bubble Bobble 2 (1993) (1 jugador)

Bonito y divertido plataformas en el que tendremos que ascender en todas las fases con la ayuda de arcoíris mágicos. El desarrollo se divide en varias islas, cada una con su temática y un jefe final. Tiene una dificultad alta en los escenarios, curiosamente sus jefes no suelen dar problemas.


93. Desert Strike (1992) (1 jugador)

Manejamos un helicóptero apache con varias clases de armamento, al comienzo de cada fase nuestro superior nos explicará la misión y los objetivos que tenemos que cumplir y a partir de ese momento manejaremos el helicóptero desde una perspectiva isométrica con total libertad para explorar. Pero siempre atentos al nivel de combustible y munición buscando donde repostar. Alguna gente lo considera uno de los peores juegos del sistema, a mi personalmente me parece que está logrado.


92. Alex Kidd BMX Trial (1987) (1 jugador)

Aprovechando el tirón de su mascota por entonces, SEGA hizo que el personaje protagonizase este divertido juego de carreras en bici. Debemos esquivar obstáculos, pillar saltos para no caer al agua o pegarnos con los rivales para conseguir ser los primeros.


91. Dragon Crystal (1991) (1 jugador)

Un roguelike por turnos que me ha sorprendido encontrar porque no es un género que abunde en consolas clásicas. El jugador tiene que luchar contra monstruos cada vez más fuertes en treinta mazmorras que se generan aleatoriamente hasta encontrar la salida a la siguiente. Hay elementos de apoyo como mejor equipamiento, pergaminos, varas mágicas, pociones y anillos, pero cuyo funcionamiento cambia en cada partida teniendo que descubrirlo usándolas.


90. Fantastic Dizzy (1993) (1 jugador)

Uno de los personajes icono de los juegos de ordenador de los 80, que protagoniza este juego donde se plantea una curiosa mezcla de plataformas, acción y puzzles en un mundo abierto que tenemos que explorar para encontrar objetos, resolver los rompecabezas o superar minijuegos.


89. Ms. Pac-Man (1991) (1 jugador)

Continuación fiel y con escasas novedades del clásico Pac-Man. Hay cierta mejora visual entre ambas entregas, pero en esencia es el mismo juego donde deberemos lograr limpiar la fase comiendo los rastros de puntos al mismo tiempo que evitamos que nos atrapen los clásicos fantasmas.


88. Aerial Assault (1990) (1 jugador)

Shoot’em up horizontal donde controlamos a un avión de combate para enfrentarnos a escuadrones de enemigos formados por barcos, submarinos y otros aviones. Para ello disponemos de un arsenal y mejoras variado que conseguimos en las fases.


87. SpellCaster (1989) (1 jugador)

Pequeña joya y rareza de la consola que nos narra una interesante aventura donde se mezcla fantasía con artes marciales. Su jugabilidad es una curiosa mezcla de acción con variedad de ataques y aventura gráfica en primera persona donde tenemos que investigar el escenario o hablar con otros personajes.


86. Dick Tracy (1990) (1 jugador)

Adaptación de las aventuras del personaje de cómic a través de fases de acción donde tenemos que disparar o usar los puños contra los enemigos. Destaca por usar dos planos de acción, el principal donde la acción se desarrolla con normalidad y uno de fondo que coincide con la acera de enfrente donde podemos disparar usando una metralleta. También intercala fases de tiroteos en coches muy resultonas. Por contra peca de unas fases y enemigos repetitivos.


85. Bubble Bobble (1988) (2 jugadores)

Una de las recreativas más emblemática de los ochenta y que recibió múltiples ports entre ellos este. Se trata de un plataformas de acción en pantalla estática donde debemos derrotar a los enemigos con nuestro personaje que sólo dispone del poder de lanzar burbujas para atrapar a los rivales y hacerlos explotar. Es un juego muy largo compuesto por cien niveles.


84. Gain Ground (1990) (2 jugadores)

Una historia que recuerda vagamente a System Shock y que nos propone sin alardes técnicos superar multitud de fases ambientadas en varias épocas temporales. Controlamos a varios personajes, cada uno de ellos encarna a un tipo de guerrero de cada época y para superar las fases podemos elegir entre derrotar a todos los enemigos o alcanzar la salida con todos nuestros guerreros. El juego tiene múltiples versiones y la de Master System cuenta con una época temporal con su propio jefe final exclusiva.


83. Micro Machines (1993) (2 jugadores)

Aunque dos años tarde respecto a NES, tampoco los famosos coches de juguete se quedaron sin su correspondiente adaptación a Master System. Esta versión es ligeramente la mejor del catálogo 8 bits. Ofrece una experiencia agradable y muy manejable de carreras en miniatura.


82. Cheese Cat-Astrophe Starring Speedy Gonzales (1995) (1 jugador)

Uno de los últimos cartuchos de la consola, un divertido plataformas del personaje animado que destaca por sus gráficos coloridos, control sólido y la rapidez y fluidez del scroll de las fases; con fases variadas y combates finales bastante originales.


81. Assault City (1990) (1 jugador)

Shooter en raíles del que existen dos versiones, una se juega con pad y la otra con pistola de luz. Ni que decir tiene que la realmente divertida es está última. Destaca su ambientación futurista con sprites muy detallados y grandes, por contra y al contrario de otros muchos de su género peca de una dificultad inexistente que nos hará completarlo en una o dos partidas.


80. Bomber Raid (1988) (1 jugador)

Otro juego de naves con desplazamiento vertical que no destaca por un gran apartado gráfico; aunque sí sonoro, pero donde realmente gana enteros este juego es por la increíble variedad de poderes y ataques que podemos recolectar en las fases. Un juego recomendado para amantes del género.


79. Gauntlet (1990) (2 jugadores)

Uno de los pocos juegos de mazmorras del catálogo. Técnicamente es peor que su secuela, pero su dificultad aquí está mejor equilibrada convirtiendo el juego en un verdadero reto imposible de terminar sin encontrar los atajos. Su mecánica es de sobra conocida: explorar mazmorras eliminando enemigos para encontrar la salida a la siguiente fase, para ello podemos elegir entre cuatro personajes con habilidades diferentes.


78. Kenseiden (1988) (1 jugador)

Original juego basado en el mundo samurai del siglo XVI, pero sin abandonar la fantasía medieval. Estamos ante un gran plataformas de acción que nos llevará por todas las regiones del Japón de la época para derrotar diversos enemigos y al jefe de la zona que nos dará nuevos poderes.


77. Solomon’s Key (1988) (1 jugador)

Juego puzzle con plataformas que nos propone superar diversas habitaciones en pantallas estáticas alcanzando una llave y con ella la puerta de salida. Para ello disponemos de la habilidad crear y hacer desaparecer bloques con nuestra varita.


76. Taz-Mania (1992) (1 jugador)

A veces algunas de las adaptaciones de sistemas más potentes para Master System sorprendían siendo mejores que el original. Es el caso de este Taz-Mania donde debemos superar diez fases y cinco jefes donde predominan las plataformas con dificultad baja, además deberemos tener cuidado al avanzar evitando que Taz se coma bombas que le restarán vida y buscando alimentos que la restauren.


75. Golden Axe (1989) (1 jugador)

Tuve dudas sobre incluirlo en el top, es todo un logro técnico haber conseguido adaptar el juego de la recreativa a Master System; pero por otro lado el desplazamiento del scroll es bastante irregular. Por lo demás pese a que recorta el número de personajes a uno consigue transmitir una jugabilidad decente.


74. Bram Stoker’s Dracula (1993) (1 jugador)

Un plataformas de acción que sin llegar a destacar en ningún apartado ni innovar podemos considerarlo un juego notable en su conjunto. Tiene fases con una dificultad buena, variedad de armas y uno de los controles más suaves y precisos del catálogo. No llega a la grandeza de Castlevania, pero es un sucedáneo aceptable.


73. NBA Jam (Proto) (2 jugadores)

Resulta curioso que el mejor juego de baloncesto de la consola se quedase en un prototipo. Se trata de un port de la versión de Game Gear y parece que está terminado, se queda lejos de versiones mayores, pero logra trasladar la jugabilidad y fluidez de éstas.


72. Penguin Land (1987) (1 jugador)

Un interesante juego de plataformas donde debemos ayudar a un pingüino a llevar su huevo hacia abajo en la pantalla. Para ello tendremos que evitar o derrotar diversos enemigos y calcular las alturas a las que dejamos caer el huevo para que no se rompa.


71. Alien 3 (1992) (1 jugador)

Inspirado en la película se trata de una versión de Megadrive adaptada en la que predomina la acción y la exploración por fases laberínticas donde tenemos que encontrar a contrarreloj a supervivientes mientras evitamos o eliminamos a seres de la peligrosa raza extraterrestre.


70. Operation Wolf (1990) (1 jugador)

Uno de los shooter en raíles más populares y que a más sistemas se adaptó, entre ellos Master System y su pistola de luz. Como la mayoría de este tipo de juegos, deberemos disparar a los enemigos y proteger a los inocentes. Destaca por su alta violencia para la época y una longitud decente dentro de su género, pero con un mal apartado sonoro en esta versión.


69. Krusty’s Fun House (1993) (1 jugador)

Variante del clásico Lemmings protagonizado por Krusty de Los Simpson. Tenemos que manejar al payaso por diversas fases facilitando el camino a las ratas de cada nivel hasta una trampa que las destruirá.


68. Jurassic Park (1993) (1 jugador)

Uno de los mejores juegos basados en una película, tiene una introducción genial, buenos gráficos y diseño de niveles. Tiene dos modos de juego por nivel, primero una con desplazamiento lateral automático de un todoterreno que hay que proteger de dinosaurios moviendo la mirilla y disparando, en estos niveles se pueden conseguir mejoras de vida útiles para la segunda fase, en esta el protagonista se desplaza a pie para explorar con una gran variedad de movimientos como escalar o colgarse de techos y plataformas, también puede saltar y disparar entre tres armas a elegir para derrotar a diferentes dinosaurios.


67. Rastan (1988) (1 jugador)

Magnifico port de la recreativa donde tenemos que controlar al bárbaro Rastan en un juego de acción con variedad de movimientos, armas y enemigos. Existen diferencias entre ambas versiones como nuevos jefes de cada fase o en el argumento; pero en conjunto es de las mejores adaptaciones y también de los mejores juegos del género en esta consola.


66. Deep Duck Trouble Starring Donald Duck (1993) (1 jugador)

Secuela continuista de The Lucky Dime Caper, un plataformas protagonizado por el pato Donald. El primero es un buen juego y esta entrega mantiene el nivel y sólo se le puede reprochar la falta de novedades.


65. Star Wars (1993) (1 jugador)

Basado en el episodio IV de la saga adapta sucesos de la película alternando entre plataformas, tiroteos o combates espaciales en primera persona. Además tras rescatar a otros personajes como Han Solo y la Princesa Leia los podemos usar y aprovechar sus ventajas en combate.


64. Ecco the Dolphin (1993) (1 jugador)

Master System recibió una adaptación muy digna y diferente al juego de Megadrive de las aventuras de ciencia-ficción protagonizadas por el delfín. Resulta complicado explicar a que género pertenece, predomina ante todo la exploración y resolución de puzzles; pero también toca algo de acción y habilidad.


63. Dynamite Dux (1989) (1 jugador)

Adaptación del yo contra el barrio de recreativa homónima. Se diferencia de sus competidores de la época en apostar por una estética distinta con un estilo de dibujo animado desenfadado. Por lo demás tiene una jugabilidad clásica: ir eliminando enemigos con nuestros puños o con armas que encontramos por las fases hasta llegar al jefe de la zona.


62. Fantasy Zone: The Maze (1987) (1 jugador)

Este juego mezcla dos de las propuestas más atractivas de la época al ser un shoot ‘em up clásico cuyo desarrollo sucede en fases inspiradas en laberintos estilo Pac-Man. El jugador debe recolectar todas las monedas de cada nivel para poder avanzar y con el dinero conseguido puede comprar diversas armas y mejoras.


61. Ultima IV: Quest of the Avatar (1990) (1 jugador)

Adaptación de un RPG de 1985 que no contiene una gran mejora gráfica, pero incorpora un cambio en la jugabilidad que puede hacerlo más accesible ya que en el original hay que escribir las acciones a realizar y en esta versión están predefinidas en un menú bastante completo, pero que elimina opciones. Es un título que da total libertad en un amplio mundo a explorar, la misión es encontrar las siete virtudes para convertirse en el Avatar y para ello, se puede hablar con la gente y hacerle muchas preguntas, reclutar compañeros, explorar en busca de ciudades y mazmorras, luchar contra enemigos, etc.


60. Pac-Mania (1991) (1 jugador)

Continuación de Pac-Man manteniendo la misma propuesta de comer todas las píldoras del escenario evitando a los fantasmas, pero en esta ocasión los escenarios serán recreados en perspectiva isométrica y para explorarlos a fondo habrá desplazamiento del scroll de pantalla. Además Pac-Man ahora cuenta con la habilidad de saltar para evitar las embestidas de sus enemigos.


59. Robocop vs The Terminator (1993) (1 jugador)

Juego de acción de sobresaliente factura técnica donde manejamos a Robocop por varias fases que deberemos superar para acabar con Skynet. Llama la atención el detalle y los movimientos tanto de Robocop como de los enemigos y las animaciones sangrientas al vencerlos.


58. Psycho Fox (1989) (1 jugador)

Uno de los plataformas más raros que he jugado, controlamos a un zorro con el poder de convertirse en otros animales que le proporcionan habilidades únicas. Tendremos el clásico ataque de saltar sobre enemigos y peleas contra jefes finales bastante raras, pero divertidas y originales.


57. Double Dragon (1988) (2 jugadores)

El clásico de los yo contra el barrio también tuvo su adaptación a la Master System con un desarrollo muy fiel a la recreativa. Cabe destacar una buena adaptación sonora, cosa que no abunda en los juegos de Master System sin chip FM. Por contra tiene un control mejorable en parte por la cruceta del pad original y una dificultad un tanto elevada, pero sin llevar a la frustración.


56. Aztec Adventure: The Golden Road to Paradise (1987) (1 jugador)

Otro juego que sigue el camino abierto por el primer Zelda, pero con aportes propios, en especial la posibilidad de reclutar aliados con sobornos que luchen con nosotros. Técnicamente es colorido y detallista y con una ambientación basada en la cultura azteca.


55. Laser Ghost (1991) (1 jugador)

Fantástico título para la pistola de luz en el que el jugador tiene que proteger a Katherine, una niña atrapada en un mundo fantasmal. Para ello mientras ella camina por los niveles para encontrar la salida, el jugador tiene que disparar a obstáculos, trampas, espíritus y jefes que intentarán dañarla o retrasarla. Hay un tiempo para conseguir llegar al final de cada nivel y es importante apuntar bien pues algunos enemigos pueden empujar a Katherine o provocar que caiga al suelo. Tiene una ambientación oscura bastante lograda.


54. Asterix and the Great Rescue (1994) (1 jugador)

Uno de los últimos juegos importantes que recibió Master System, estamos ante un plataformas con elementos de acción y de nuevo deberemos ayudar a los dos galos contra los romanos. Para ello cada protagonista tiene sus propias habilidades que deberemos alternar para lograr avanzar. El juego destaca por un apartado gráfico soberbio para el sistema y que en ningún momento resiente su fluidez.


53. Forgotten Worlds (1991) (1 jugador)

Shooter de scroll horizontal con la peculiaridad de que el jugador no elige cuando disparar sino que nuestro soldado lo hará continuamente, quedando en manos del jugador elegir a donde apuntar en 360º.


52. Shinobi (1988) (1 jugador)

Uno de los mejores juegos de acción ninja y competencia directa de Ninja Gaiden. Estamos ante una gran adaptación de la recreativa original donde deberemos avanzar en fases eliminando terroristas y rescatando rehenes para acceder a niveles bonus. Tampoco faltarán los clásicos jefes finales de cada zona.


51. Bonanza Bros (1991) (1 jugador)

De nuevo otra adaptación de una recreativa famosa, en esta ocasión debemos manejar a uno de los dos ladrones para realizar atracos por diversas fases y que consisten en alcanzar diversos objetos de valor evitando a los diversos tipos de guardias que intentarán capturarnos o dar la alarma.


50. The Lucky Dime Caper Starring Donald Duck (1991) (1 jugador)

Con la excusa de salvar a sus sobrinos manejamos a Donald en un colorido y divertido plataformas, bastante sencillo en su desarrollo que sin ser algo malo deja con cierto sabor agridulce al pensar que cuando salió ya había juegos como Alex Kidd o Castle of Ilusion.


49. Line of Fire (1991) (1 jugador)

Un juego de disparos sencillo y bien llevado a bordo de varios vehículos, los controles son fáciles: con un botón se disparan misiles y  con el otro una ametralladora. Los misiles tienen una guía limitada ya que se pueden mover con la cruceta después de disparar. En las fases se podrán encontrar kits médicos que aumentan la salud y munición para nuestro lanzamisiles. Cada nivel tiene un jefe intermedio y un jefe final.


48. Sensible Soccer: European Champions (1988) (2 jugadores)

Simulador de fútbol cuya formula jugable no ha envejecido y que es muy disfrutable y dinámico todavía hoy. El juego no entra por los ojos al tener unos gráficos básicos y simples, pero eso le permite mover todo con una fluidez que otorga gran emoción a los partidos, también cuenta con un control muy bueno, simple y preciso. Por último decir que cuenta con un montón de equipos reales aunque sin licencias, así como modos de liga, copa y amistoso.


47. Sonic Chaos (1993) (1 jugador)

La tercera entrega de las plataformas de Sonic para Master System trajo consigo muchas novedades como la posibilidad de jugar con Tails y su poder de volar o un superior apartado gráfico comparado con las anteriores entregas de esta consola por contra el juego a veces se ralentiza y su dificultad es bastante baja.


46. Cloud Master (1989) (1 jugador)

Nuevo aporte a los shooter de scroll horizontal, en esta ocasión protagonizado por Mike que montado en su nube voladora deberá derrotar a multitud de enemigos con sus bolas de fuego. Tiene unos sprites correctos, una dificultad tirando a alta y las fases se caracterizan por tener pequeños y grandes jefes.


45. Spiderman (1991) (1 jugador)

Spiderman debe desactivar una bomba en Nueva York, para ello irá a las partes más peligrosas de la ciudad para capturar a los supervillanos que tienen las llaves que desactivan la bomba. El jugador tiene 24 horas, pero entre niveles para recuperar vida se puede elegir descansar restando las horas de descanso al tiempo. Además Peter Parker necesita dinero para comprar materiales para hacer telarañas, para ello debe sacarse fotografías como Spiderman mientras pelea contra los jefes para venderlas. La jugabilidad está recreada de forma genial con todos los movimientos del personaje: Trepar fachadas, disparar telarañas, colgarnos de una telaraña, etc.


44. Lemmings 2 – The Tribes (Cancelado) (1 jugador)

Esta secuela tiene muchos cambios con respecto a su predecesor que ayudan a que sea una experiencia más fluida y divertida. Ahora los Lemmings no mueren por fuego amigo, pueden caer desde más altura sin morir, hay una opción para hacer que el tiempo vaya más rápido, etc. Además de las habilidades del original se han añadido decenas nuevas aunque en cada nivel sólo hay ocho. Esta versión se diferencia sobre todo en que la cantidad de Lemming a usar es de ocho frente a los cuarenta de Megadrive o sesenta en ordenadores.


43. Dr. Robotnik’s Mean Bean Machine  (1994) (2 jugadores)

Clon y la mejor aportación de la consola del famoso juego Puyo-Puyo, pero ambientado en el mundo de Sonic al ser nuestros rivales enemigos conocidos del erizo. Es un juego recomendado para cualquier amante de los juegos puzzle.


42. The New Zealand Story (1992) (1 jugador)

La adaptación a Master System es gráficamente muy superior a la de NES, pero tiene peor control siendo más impreciso. También tiene una dificultad más elevada al no contar con continúes. Pero sigue siendo un buen juego de plataformas y shooter dentro de este catálogo.


41. Chuck Rock II: Son of Chuck (1993) (1 jugador)

La primera entrega fue bastante nefasta en Master System así que cuando probé esta secuela me sorprendió. Debemos rescatar a Chuck controlando a su hijo, un bebé troglodita, por diversas fases donde predominan las plataformas y la acción, destacando un gran apartado gráfico y variedad de situaciones y enemigos.


40. Rescue Mission (1988) (1 jugador)

El mejor título para pistola de luz de la generación. Es un juego con un ritmo rápido que se juega como apoyo aéreo para los médicos del ejercito, estos se mueven lentamente en una vagoneta para rescatar a soldados heridos en el combate. Al llegar a un herido hay que proteger al médico mientras lo cura antes de seguir avanzando, para ello el jugador usa la pistola de luz para eliminar soldados enemigos así como obstáculos en las vías de la vagoneta.


39. Samgukji 3 (1994) (2 jugadores)

Otro juego sin licencia que se lanzó para el mercado Coreano siendo una adaptación de Sango Fighter para ordenadores. Es un título de lucha uno contra uno de mucha calidad y de los mejores que apareció en una máquina 8 bits. Sus mecánicas son herederas de la pauta marcada por Street Fighter donde hay que realizar combos para realizar ataques especiales con los que vaciar la barra de vida del rival y derrotar a todos los personajes. Tiene una gran fluidez y calidad gráfica aunque bastantes parpadeos.


38. Asterix and the Secret Mission (1993) (1 jugador)

El segundo juego de los galos llegó a Master System como una buena continuación de lo mostrado en la primera parte: plataformas con una curva de dificultad bien equilibrada y la posibilidad de elegir si jugar con Obelix o Asterix; teniendo cada uno sus propias habilidades.


37. Battle Outrun (1989) (1 jugador)

Título de persecuciones inspirado en Chase H.Q donde hay que capturar a ocho de los jefes mafiosos de EEUU. Primero hay que conducir por una carretera a toda velocidad evadiendo coches y obstáculos para alcanzar al criminal antes de que se agote el tiempo, entonces empezará una batalla a contrarreloj en la que debemos chocar contra su coche para dañarlo. Por el camino encontraremos camiones a los que subir y comprar mejoras.


36. Alex Kidd in Shinobi World (1990) (1 jugador)

La por entonces mascota de SEGA protagonizó un homenaje más infantil del juego Shinobi. Combina bien elementos de plataformas con acción ninja y tiene una variedad de movimientos, ataques y múltiples guiños al juego original que lo convierten en un juego muy divertido.


35. Submarine Attack (1990) (1 jugador)

Esta consola tuvo varios shooters de gran calidad y este es uno de ellos que además no es tan conocido. Manejamos a un submarino militar con la misión de encontrar la criatura que está causando desapariciones en alta mar. Para ello el control será como en otros shooter y deberemos derrotar montones de enemigos hasta llegar a los jefes finales. Todo ello con un cuidado aspecto artístico que plasma de forma acertada las profundidades marinas.


34. Ys: The Vanished Omens (1988) (1 jugador)

La franquicia Ys ha perdurado hasta nuestros días con multitud de entregas. Master System recibió la primera entrega, es un juego que no deja indiferente a nadie debido a su sistema de combate que se maneja sólo con la cruceta, es decir podemos combatir con una sola mano.


33. Quest for the Shaven Yak Starring Ren Hoek & Stimpy (1993) (1 jugador)

Plataformas protagonizado por los personajes de la serie animada y bastante desconocido pese a ser uno de los mejores plataformas del catálogo. Gráficamente destaca por unos sprites coloridos con montones de animaciones de calidad y por representar bastante bien el estilo de la licencia. En cuanto a su jugabilidad es un plataformas fluido donde el jugador elige si jugar como Ren o Stimpy al comienzo de cada nivel, cada personaje tiene una habilidad única que lo hace más adecuado para determinados niveles. Por supuesto no faltarán jefes a los que derrotar.


32. Road Rash (1994) (1 jugador)

Simulador de carreras de motos con un tono agresivo por la posibilidad de agredir a nuestros adversarios y con cambios de rasante en el trazado de la carretera bien implementados. Se trata de un port de Megadrive, pero que sobresale entre los juegos de carreras 8 bits.

 


31. Power Strike a.k.a Aleste (1988) (1 jugador)

Shoot’em up vertical en el que tenemos que derrotar a multitud de enemigos hasta el final del recorrido donde enfrentarnos al clásico jefe. Todo ello con el típico sistema de armamento y mejoras del género. Destaca por una acción frenética en pantalla y una dificultad alta.


30. Golvellius: Valley of Doom (1988) (1 jugador)

Otro clon de Zelda, pero con un mapeado mucho más extenso y variedad de niveles así como un mejor apartado técnico. Por contra peca de niveles que acaban por volverse repetitivos y la ausencia de un sistema de guardado o password lo convierten en un juego complicado de terminar si no se juega en emulador.


29. James Pond 2 – Codename RoboCod (1991) (1 jugador)

Este plataformas es sin duda una excelente adaptación de la versión aparecida en Megadrive y uno de los mejores de la tercera generación. La mecánica principal consiste en desarmar todas las bombas con forma de pingüino que se encuentran repartidas en los distintos niveles del juego. Como en muchos juegos de plataformas se puede matar a los enemigos saltando sobre ellos o usando algunos vehículos como una bañera entre otros. También hay peleas contra jefes de nivel. Es muy llamativo por sus gráficos bien detallados y coloridos, scroll en todas las direcciones con una gran fluidez y control.


28. Master of Combat (1993) (2 jugadores)

Elaborado juego de lucha uno contra uno en donde debemos enfrentarnos a cuatro rivales para poder combatir contra el jefe final. El sistema de combate está trabajado que responde perfectamente y permite disfrutar su jugabilidad. Su mayor problema es el limitado plantel de cuatro luchadores.


27. Hang-On (1985) (1 jugador)

Meritoria adaptación del recreativo original de carreras de motos y que para ser de los primeros juegos de Master System alcanza una alta calidad gráfica, pero que lamentablemente prescinde de cualquier tipo de música. Incorpora un sistema de cambio de marchas que el original no tiene y además tiene una dificultad relativamente baja.

 


26. Power Strike II (1993) (1 jugador)

Uno de los shooters verticales imprescindibles incluso en la actualidad que destaca por un gran apartado técnico, multitud de power-up y una acción con un ritmo rápido y frenético que supera con creces a su primera entrega.


25. Aladdin (1994) (1 jugador)

La adaptación de la película a Master System se hizo esperar, pero es uno de los mayores hitos técnicos de la máquina que tanto a nivel gráfico como de sonido se acercaba a la calidad de los 16 bits. El juego es muy disfrutable y recrea perfectamente diálogos y escenas de la película, tiene una jugabilidad suave y sólo se le puede criticar su corta duración y dificultad muy baja.


24. Zillion (1987) (1 jugador)

Un juego que recuerda mucho a Metroid porque tenemos que entrar y explorar una base con un mapa bastante grande en donde abunda la acción, plataformas y diversos barreras que deberemos abrir para poder avanzar. Con el añadido de que podemos manejar a otros personajes a medida que los rescatemos.


23. Wonder Boy in Monster Land (1988) (1 jugador)

Tras empezar como un plataformas arcade esta saga continuó en forma de rol de acción. El cambio puede parecer sorprendente, pero lo cierto es que fue bien recibido y es uno de los mejores juegos del género que he encontrado para esta consola.


22. Sagaia (1992) (1 jugador)

Para muchos el mejor matamarcianos de la consola, Sagaia exprime bastante el hardware y es uno de los ejemplos más mencionados por el uso del efecto parallax. Tiene una dificultad aceptable y cuenta con un sistema de power-up que para conseguirlos nos obliga a eliminar hordas completas de enemigos.


21. Ghouls’n Ghosts (1989) (1 jugador)

Esta adaptación del clásico de Capcom sobresale sobre otras versiones mayores por tener una dificultad mejor calibrada. Sigue siendo muy difícil, pero no injusto como la versión de Megadrive. Sus fases y enemigos fueron rediseñados convirtiéndola en una entrega original y distinta a tener en cuenta.


20. Tecmo World Cup ’93 (1993) (2 jugadores)

Para mi el máximo representante del deporte rey del catálogo. Los sprites de los futbolistas son grandes y con buenas animaciones, los controles están bien implementados y funcionan de maravilla pese a la limitación de los dos botones. Como siempre en estos casos, estamos ante un juego que gana mucho si se juega con amigos.


19. Sonic The Hedgehog 2 (1992) (1 jugador)

La segunda entrega del erizo para Master System no es tan sorprendente gráficamente como la primera, pero para mi tiene mejores fases de plataformas, mejor dificultad y una duración mayor. Tenía claro que ambos juegos fueron mejores que Sonic Chaos, pero entre ellas he tenido serias dudas de cual elegir como mejor juego.


18. Streets of Rage (1993) (1 jugador)

Versión menor del clásico yo contra el barrio de Megadrive que pese a ello luce francamente bien. Permite seleccionar entre los tres personajes del original, cada uno con su estilo de combate y todos con un control igual de sencillo que el original. También salió la segunda parte para Master System, pero el resultado es bastante malo.


17. Dynamite Headdy (1995) (1 jugador)

Juego de plataformas porteado desde Megadrive donde manejamos a la marioneta Headdy que ataca a sus enemigos lanzando su cabeza, la cual puede transformarse cogiendo diversos power-up obteniendo así mejores ataques y poderes.


16. R-Type (1988) (1 jugador)

Es discutible cual es el mejor matamarcianos de la consola, pero R-Type fue una recreativa impresionante en su época y recibir su adaptación mientras que la NES no tuvo que ser bastante sonado en su año. Su primer boss es uno de los clásicos más recordados de la historia de los videojuegos.


15. Enduro Racer (1987) (1 jugador)

He puesto antes otros juegos de carreras en el top que técnicamente son mucho mejores que este, pero Enduro Racer los supera a todos en diversión. Con una perspectiva aérea debemos manejar nuestra moto evitando obstáculos, adelantando al máximo de rivales posibles y alcanzando la meta antes de que se termine el tiempo.


14. Asterix (1991) (1 jugador)

Uno de los mejores plataformas de los 8 bits, exclusivo de Europa y para mi mucho mejor que sus dos secuelas por ser el más original. Nos permite elegir que personaje usar para cada nivel, con Obelix podremos romper a puñetazos muchos bloques para poder avanzar y con Asterix podremos lanzar diversas pociones que nos facilitarán el camino. Su único fallo es que es bastante largo y el cartucho original no incorpora ningún sistema de guardado.


13. Olympic Gold (1992) (2 jugadores)

Maravillosa adaptación de sietes modalidades olímpicas con unos sprites grandes y bien definidos, unos controles que funcionan a la perfección y logran transmitir lo mejor posible la dificultad de cada prueba. El juego permite competir por turnos hasta cuatro jugadores y es como mejor se disfruta.


12. Fantasy Zone II: Tears of Opa-Opa (1987) (1 jugador)

El shoot’m up emblema de Master System, con un apartado gráfico colorista y una banda sonora buena. La jugabilidad en esta entrega se renueva con un sistema que permite el cambio entre diversas zonas. Además de las clásicas tiendas y personajes de la saga.


11. Castle of Illusion Starring Mickey Mouse (1990) (1 jugador)

Plataformas con ambientación fantástica muy conocido entre los jugadores. Con unos gráficos buenos y unas fases variadas aunque escasas al limitarse sólo a siete, pero con originales combates contra jefes finales y una música aceptable.


10. Vampire: Master of Darkness (1992) (1 jugador)

Plataformas de acción y desplazamiento lateral cuyo planteamiento es claramente un clon bueno de Castlevania. Está compuesto por cinco niveles y puede parecer corto, pero su dificultad ascendente hace que termine teniendo una duración aceptable.


9. Jang Pung 3 (1994) (2 jugadores)

Para mi el mejor juegos de lucha de toda la generación 8 bits. Es un juego pirata que sólo salió en Corea que está claramente inspirado en Street Fighter II, pero que logra diferenciarse. Tiene un control, gráficos y fluidez de combate increíbles que hace dudar que realmente estemos jugando en esta consola.


8. Ninja Gaiden (1992) (1 jugador)

Esta aventura de Ryu Hayabusha ha pasado más desapercibida, pero es uno de los imprescindibles del catálogo. En esta ocasión nuestro ninja además de usar su espada, puede rebotar en paredes para escalar y usar un repertorio de armas y poderes que le permitirán avanzar por los niveles y derrotar a los enemigos finales. Personalmente me gusta más que las entregas de NES porque su dificultad es más accesible.


7. Battletoads in Battlemaniacs (1996) (2 jugadores)

Exclusivo de territorio brasileño y uno de los mejores beat’m up de la generación 8 bits. Se trata de una adaptación de la versión aparecida para Super Nintendo; pese a ello atesora gran calidad con unos controles precisos y variadas animaciones para los ataques de los personajes. Además alterna las clásicas fases de motos de dificultad extrema que deberemos memorizar para lograr superar.


6. Sonic The Hedgehog (1991) (1 jugador)

El éxito cosechado en Megadrive por la nueva mascota de SEGA propició su aparición en su sistema 8 bits con varias entregas. Esta primera parte no llega a transmitir la velocidad del original; pero consigue diferenciarse apostando por unas buenas plataformas con buena velocidad de scroll sin apenas ralentizaciones. El juego fue bien recibido y sólo se le puede criticar su corta duración.


5. Wonder Boy III: The Dragon’s Trap (1989) (1 jugador)

Un metroidviana con su propia personalidad y uno de los mejores juegos de la consola. Un juego inmenso, con bonitos gráficos, banda sonora para el recuerdo, variedad de fases para explorar libremente y un sistema de mejora del personaje basado en adquirir nuevas habilidades tras derrotar a los jefes de cada zona. En definitiva, un imprescindible del catálogo.


4. Golden Axe Warrior (1991) (1 jugador)

Es un clon del Zelda original de NES, pero no hay que verlo como una burda copia sino como una gran mejora del mismo y con su propia personalidad. El juego narra una historia de venganza familiar y cuenta con un apartado colorido y detallista junto a una música buena que lo convierten en uno de los mejores juegos de la Master System. Como defecto hay que mencionar una dificultad que puede desesperar.


3. Phantasy Star (1987) (1 jugador)

Rol japonés que une mecánicas clásicas como el combate por turnos o el sistema de niveles por experiencia con novedades para la época como viajar a varios planetas, uso de vehículos o la exploración de mazmorras en primera persona. Pero lo más importante, una historia compleja para su año y que justifica todas las horas necesarias para completarlo.


2. Alex Kidd in Miracle World (1986) (1 jugador)

Parece increíble que uno de los juegos iniciales del sistema alcanzase unas cotas de calidad tan altas. Alex Kidd combina perfectamente plataformas de calidad; fases donde manejamos vehículos; combates de piedra, papel, tijera; multitud de puzzles, trampas y objetos. Todo con un apartado técnico sobresaliente.


1. Land of Illusion Starring Mickey Mouse (1992) (1 jugador)

Muy superior al anterior Castle of Ilusion, pero no tan conocido. Este plataformas con ambientación fantástica mejora en todo al anterior: gráficos más detallados, mayor número y variedad de fases, una mejor historia con narración, un mapa que nos permite volver a visitar anteriores niveles, nuevas habilidades que deberemos usar para poder avanzar y un gran apartado sonoro. No sé si será el mejor juego de Master System, pero sí creo que es su mejor plataformas.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
La Ley obliga a poner esta chorrada informándoos de que mi humilde página puede usar cookies que pueden recolectar pequeños datos privados para hacer que este sitio funcione. Mientras tanto otras megacompañías trafican y hacen millones con vuestros datos privados importantes.    Más información
Privacidad