Hablemos de… Overblood (1996)

Hoy hablamos del primer título para PlayStation de la extinta desarrolladora Riverhillsoft y creadora, entre otros juegos, del original Doctor Hauzer para 3DO. Overblood es una aventura de ciencia ficción con matices de terror y recreado totalmente con gráficos 3-D.

El juego empieza con una extraña secuencia de vídeo introductoria que no aporta nada en claro, para a continuación ponernos a los mandos del protagonista que acaba de despertar en unas instalaciones abandonadas de criogenización, padeciendo amnesia y al borde de la hipotermia. ¿Quién soy? ¿Qué sucedió aquí? ¿Por qué estaba congelado?. Estas y otras cuestiones podrán ser contestadas al ir avanzando en la historia, de la cual no puedo desvelar más porque uno de sus puntos interesantes es que al manejar un personaje sin recuerdos, yo tampoco sabía absolutamente nada y esto me empujaba a seguir adelante.

Curiosamente los momentos de acción y de actuar rápido no abundan, pero nada más empezar hay que conseguir entrar en calor rápido o el personaje morirá de frío. En el resto de la aventura ya pude explorar con toda la calma del mundo, excepto por unos pocos combates que pese al limitado sistema de control nunca me pusieron en aprietos. La mecánica principal del juego consiste en investigar las habitaciones para encontrar objetos que usar en otro lugar para avanzar; por su parte los combates son pocos, pero bien ubicados para tenerme siempre alerta.

Overblood es un juego difícil de analizar, por un lado se nota un gran esfuerzo por ser original e interesante y algunos de sus personajes consiguieron mi afecto como Pipo; puede verse el esfuerzo de su motor gráfico recreando todo en tres dimensiones y dejando al jugador elegir entre tres cámaras, una de ellas en primera persona. Por su parte, los escenarios logran transmitir una extraña soledad y misterio con un predominio del color blanco y mucha iluminación; es extraño porque consigue decir al jugador que algo no va bien, pero sin recurrir a zonas oscuras o ángulos de visión bloqueados.
Sin embargo, objetivamente casi todo en el juego es malo; los diálogos de los personajes son simples, incluso se desarrolla una historia de amor tan mal contada que hasta el final no me di cuenta de que se estaban enamorando. Las animaciones son malas, los gráficos son muy inferiores a los que se conseguían con fondos pre-renderizados o en juegos 3-D del momento y el control es raro, lento e incómodo.

La prensa fue muy dura criticando estos apartados y lo comparó como una copia mala de Resident Evil. No les faltaba razón, pero me parece injusto que ninguna valorase ciertas cosas como el tremendo esfuerzo de recrear en una PSX todo en completo 3-D con varias cámaras. Tampoco comentan que aunque el control es muy mejorable, en ningún momento es un obstáculo ya que todas las situaciones y eventos no son exigentes. Como decía arriba, la mayor parte del tiempo lo que hay que hacer es caminar y examinar objetos; en los combates los enemigos no son difíciles una vez se aprende su patrón y, aunque hay un momento en el que tendremos que realizar un salto complicado sin caernos al vacío, yo lo conseguí al tercer intento.

Además, es absurdo y ridículo considerarlo una copia de Resident Evil; entre ambos juegos no hay casi nada en común. Sus historias son totalmente distintas y, mientras que Resident Evil apuesta por un terror con bastante acción, gestión de provisiones y escenarios complicados; Overblood lo hace más por un terror atmosférico con estilo de aventura gráfica, no hay que gestionar un inventario y el escenario es más lineal.

Con todo esto, no quiero decir que el juego sea bueno; simplemente me parecen detalles a su favor que no se cuentan porque la mayoría sólo ha arañado la superficie de Overblood. Es muy difícil recomendarlo, probablemente los amantes de las aventuras con misterio y con paciencia para hacerse con sus controles puedan apreciarlo. Personalmente, lo pasé muy bien descubriendo su trama y eso me compensó todas sus carencias.

Otros datos:
-Hay traducción al castellano por Mr.Nobody.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial