Hablemos de… Earthworm Jim (Master System) (1996)

Cuando Earthworm Jim llegó a las consolas de cuarta generación, fue un éxito instantáneo. Estamos ante una plataforma de acción con un gusano superhéroe cuya armadura le otorga poderes, sus aventuras en un universo alocado tuvieron una gran acogida entre el público. Lo que llevó a que se empezaran a realizar adaptaciones a sistemas menos potentes como GameBoy y también a Master System. En realidad, la versión Master System es a su vez una adaptación de la versión de Game Gear que era una práctica común en los últimos años de la consola para tener lanzamientos baratos.

En este cartucho el jugador asume el control de Jim, un gusano con una armadura de poder, viajando por el espacio en su cohete y empuñando una pistola de plasma y su propio cuerpo como látigo. El juego en su concepción original cuanta con una historia divertidísima con muchas situaciones y enemigos absurdos, esta fue una de las claves de su éxito, junto a una gran jugabilidad, muchas animaciones de calidad y una gran banda sonora.

La transición de 8 bits intentó representar todo esto con dignidad y en algunos aspectos lo logra, por ejemplo las animaciones de los enemigos y el protagonista están a una gran altura para Master System. El control no es malo, se puede correr, saltar, disparar y usar el látigo con precisión la mayor parte del tiempo. Sin embargo, faltan los fondos de los escenarios, perdiéndose muchos detalles del original y por momentos al escenario parece faltarle colores para ganar claridad en lo que quiere representar. Para este sistema no está mal, pero está muy lejos de la calidad gráfica de otros títulos de su catálogo como Land of Illusion, Sagaia, Desert Speedtrap, etc. Realmente no sé qué salió mal aquí, supongo que se puso demasiado esfuerzo en las animaciones y eso consumió buena parte de los recursos de la consola, impidiendo un producto final con una mejor calidad general o quizás la conversión de la versión de Game Gear no fue optimizada ya que Master System usa una resolución mayor.

La adaptación de los controles al mando de solo dos botones del Master System también implica que usaremos un botón para saltar, otro para el látigo y este mismo botón si lo mantenemos presionado nos servirá para disparar. Esto implica que para disparar tendremos un ligero retraso que puede ser un problema en situaciones complicadas, pero teniendo en cuenta que el diseño del mando la solución adoptada me parece la mejor posible. Por otro lado, los niveles siguen el mismo diseño que el original y eso es bueno, pero sólo llegaron cinco de los ocho disponibles en el lanzamiento para Megadrive.

Intentar recrear el juego original no funcionó tan bien como podría haberlo hecho el optar por un rediseño. Sin embargo, todavía conserva algo de su genialidad que puede convertirlo en un juego de plataformas de acción entretenido para aquellos que ya han completado el resto de la oferta del catálogo, aunque  hoy en día lo mejor es jugar directamente la versión original en cualquiera de sus sistemas o usando emuladores.

*Nota de autor: Las imágenes se ven más pequeñas porque el juego original usa dos franjas negras que se confunden con el color de fondo de la web.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
La Ley obliga a poner esta chorrada informándoos de que mi humilde página puede usar cookies que pueden recolectar pequeños datos privados para hacer que este sitio funcione. Mientras tanto otras megacompañías trafican y hacen millones con vuestros datos privados importantes.    Más información
Privacidad