Hablemos de… Disney’s Aladdin (1994) (Master System)

En 1994 Master System se encontraba durmiendo el sueño de los justos para la mayoría del mundo, pero mantenía reductos de jugadores en Europa y Brasil, suficiente para que mereciese la pena trabajar en adaptaciones y juegos nuevos, entre otros esta versión de Aladdin que fue la mejor en un sistema ocho bits y lo suficiente diferente para merecer la pena incluso teniendo el juego para una plataforma más potente.

Juegos como Sonic demostraron que era posible crear versiones únicas y de calidad para Master System que pudieran convivir con sus homónimos de Megadrive. Aladdin forma parte de esta filosofía, un juego que demuestra que no es necesario acudir a un recorte gráfico abrupto o un mal rendimiento para adaptar un título a un hardware inferior. Es posible rehacer por completo el entorno gráfico y rediseñar la jugabilidad, creando un juego de calidad distinto al original aceptando las limitaciones del hardware en el que se trabaja.

Este es fácilmente uno de los títulos de Master System de aspecto más impresionante, todos los personajes y niveles son perfectamente reconocibles a los de la película, la animación del personaje recuerda al del personaje de Prince of Persia que fue una de las más alabadas por su realismo en la época. Los fondos son coloridos y detallados, pero sobre destaca que están animados con varias capas para generar la sensación de tercera dimensión mediante un buen efecto parallax. Por su parte el apartado sonoro es sobresaliente y las principales canciones de la película se representan a lo largo del juego de forma sorprendentemente precisa, algo raro en esta consola debido a las limitadas capacidades de su chip de sonido.

La jugabilidad alterna fases del género runner donde hay que tener buenos reflejos para evitar los obstáculos y objetos en nuestro camino, con otras de mazmorras que también recuerdan a Prince of Persia, pero en este título la exploración es mucho más sencilla y lineal, supongo que para adaptarlo a la habilidad del público objetivo de su año: los niños. Pero el control es algo impreciso, dando la sensación de haber algo de retraso entre las pulsaciones y lo que el personaje hace en pantalla, sin embargo no impide disfrutar del título y superar sus retos.

Pero su principal apartado «negativo» es su duración, la mayoría de jugadores lo completarán en menos de una hora, en buena parte debido a que cuenta con continuaciones infinitas y además con un sistema de passwords para continuar la aventura desde cualquiera de sus niveles. Pero en el presente esto es un mal menor, puede que incluso una virtud si el jugador busca un reto corto para matar un rato el tiempo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
La Ley obliga a poner esta chorrada informándoos de que mi humilde página puede usar cookies que pueden recolectar pequeños datos privados para hacer que este sitio funcione. Mientras tanto otras megacompañías trafican y hacen millones con vuestros datos privados importantes.    Más información
Privacidad