Hablemos de… Baku Baku Animal (1996)

Baku Baku representa muy bien lo que fue una parte importante de la vida del sistema y su impacto en ciertos continentes, ya que es uno de los últimos juegos con licencia que recibió el sistema en 1996 en Brasil, el país donde mejor acogida tuvo Master System y, por tanto, donde recibió más juegos o ports de títulos de GameGear. Es bonito ver que si una consola vende bien y tiene suficientes consumidores comprando software puede mantenerse viva durante trece años recibiendo contenidos.

Sobre el título, estamos ante un juego tipo puzzle en el que caen bloques cuadrados desde la parte superior de la pantalla, cada uno representa animales o alimentos. El objetivo es simple, pero todo un desafío, hay que dejar caer los bloques de animales haciendo contacto con los de su comida favorita o viceversa, entonces el animal procederá a devorar todos los bloques de su comida que estén en cadena, provocando movimientos en el resto de bloques y que, a su vez, pueden provocar que otros animales hagan contacto con sus alimentos y los devoren, esto provocaría un combo que generaría la famosa basura que se envía al rival.

El juego tiene una historia contada con algunas escenas gráficamente hermosas, pero sin más interés que justificar las batallas contra los NPC y que se resume en que hay que vencer a nuestros rivales para conseguir un trabajo en un zoológico.

Todo está representado con gráficos 2D detallados y sencillos ya que este género no necesita mucho más. Sin embargo, al ser una adaptación de la versión lanzada para GameGear, el espacio donde el enemigo juega con sus piezas no es del mismo tamaño en paralelo al nuestro, sino que se ha reducido a una esquina inferior. En la portátil este diseño tiene sentido ya que la pantalla y su resolución son menores y era necesario favorecer la visión de la acción para el jugador, pero en una consola doméstica podría haber sido mejor, también podría haber incluido un modo para dos jugadores que por las mismas razones no era posible en GameGear. El sonido es agradable y nada agotador, aunque tampoco memorable y el control es bueno sin nada que comentar dado que es un juego rompecabezas de controles sencillos.

En fin, un título decente para los últimos fuegos artificiales finales de Master System aunque solo nuestros amigos de Brasil pudieron disfrutarlo. Forma parte de un periodo donde el sistema recibió títulos inimaginables para ella como Street Fighter II, Legend of Ilussion o Sonic Blast que los europeos no conocimos, pero que siempre es bonito imaginar como hubiera sido poder seguir comprando juegos nuevos para nuestra máquina hasta tan tarde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
La Ley obliga a poner esta chorrada informándoos de que mi humilde página puede usar cookies que pueden recolectar pequeños datos privados para hacer que este sitio funcione. Mientras tanto otras megacompañías trafican y hacen millones con vuestros datos privados importantes.    Más información
Privacidad