Hablemos de… Alien Resurrection (2000)

Hoy se celebra el Samhain y en buena parte del mundo el Día de los Muertos, época en la que suele proliferar muchas manifestaciones de terror. Yo voy a sumarme hablando de uno de mis recientes descubrimientos en los videojuegos de este género. Basado en la película homónima de 1997 y desarrollado por Argonaut este shooter en primera persona fue un juego soberbio que pasó tibiamente, pero que sorprende en lo técnico al pensar que el juego se esté ejecutando en la primera PlayStation.

Alíen Resurrection usa a su favor de forma inteligente las limitaciones de la máquina, al igual que en la franquicia de cine la oscuridad será el elemento clave a la hora de representar los escenarios ocultando partes del entorno y ahorrando grandes recursos en hardware. Esto lo hacían antes muchos otros juegos, pero aquí  gracias a una iluminación muy cuidada y bien situada no percibiremos esa oscuridad como niebla que oculta el escenario para no renderizarlo, al contrario notaremos que forma parte de una nave que se cae a pedazos, donde la electricidad y, por tanto, los sistemas de luz de los cuartos no funcionan. Por su parte, el apartado de sonido merece un aplauso ya que no hay música de ningún tipo y es una decisión artística muy acertada centrándose en exprimir los efectos de sonido que junto con el entorno transmite las sensaciones de soledad y miedo. Escucharemos nuestros pasos y latidos, el crujir de la nave que se rompe, tiroteos o gritos de supervivientes en la lejanía, pero sobre todo los pasos de un alíen a la espalda.

En un principio, el juego parecer un shooter de acción sin demasiada relación con el survival horror, pero la citada oscuridad no nos dejará ver bien a nuestros enemigos que podrán estar al acecho en un techo oscuro y atacarnos por sorpresa. También incrementa la tensión el uso de un radar como en las películas, este pitará y nos avisará con puntos de todo aquello que se mueva a media distancia; podéis haceros una idea de la sensación de estar en un cuarto semi-oscuro donde reina una aparente calma y de repente el radar avisa de que hay dos entes vivientes acercándose. Además, el juego bebe de conceptos asentados en Resident Evil donde habrá que explorar a fondo para encontrar los escasos botiquines y balas, si agotamos nuestra munición tendremos que defendernos con una pistola básica de energía cuya munición no se termina, pero lo cierto es que es bastante inútil frente a las máquinas de matar que representan los alíen. Por ello, es fundamental prestar mucha atención al entorno para no dejarnos munición de armas más potentes, pero sobre todo ser precisos y ahorrativos al disparar.

Los botiquines no sólo escasean, sino que muchas veces al localizar uno tendremos que sopesar el riesgo de ir a por él, ya que muchas veces seremos atacados en el proceso y podemos terminar perdiendo más salud de la que realmente ganamos. La barra de vida en Alíen Resurrection puede engañar al jugador dándole una falsa confianza, ya que podemos estar plenos de salud, pero con sólo dos ataques fuertes de un alien pueden dejarnos con un umbral inferior al 25% de nuestra barra.

 

No exagero si digo que Alíen Resurrection es uno de los shooters en primera persona más complicados que he enfrentado y eso eligiendo el nivel de dificultad en fácil. En otros juegos de este tipo puedes morir, pero con ello aprendes donde están las armas y la munición haciendo más fácil el siguiente intento al repetir la fase. Aquí no, aquí si no te pertrechas bien mueres, y si lo haces exista una alta posibilidad de que también mueras porque los enemigos son muy veloces y ágiles, y aunque tras cargar partida sepas que tras una esquina o en una habitación van a emboscarte lo más seguro es que los alíen actúen de otra forma. De nuevo, la tensión, el miedo y la lucha por sobrevivir será continua toda la aventura.

Por si fuera poco, los típicos alíen de las películas no serán el peor de los problemas, los famosos abrazacaras tendrán también un gran protagonismo durante toda la aventura, convirtiéndose en la peor de las pesadilla; de un salto se pegarán a la cara del héroe, el juego se fundirá en negro y tras despertar y recuperar el control descubriremos una barra que irá vaciándose lentamente y sí, al igual que en la película, si llega a cero un bebé alíen explotará del pecho del personaje y la partida habrá finalizado. Esta barra desciende moderadamente rápido; pero por fortuna podemos curar nuestra condición con unos botiquines especiales, pero cuya cantidad es incluso menor que los normales.
A estas alturas puede que penséis que ya no puede haber nada peor, como enemigo no hay nada peor que los abrazacaras porque es difícil apuntarles, pero también habrá soldados que a diferencia de los xenomorfos podrán atacarnos a distancia y gracias a sus protecciones resisten gran cantidad de disparos de escopeta sin inmutarse. Tampoco hay que olvidarse de los peligros del entorno al estar la nave derrumbándose, habrá explosiones, campos eléctricos, sistemas automatizados de defensa y más cosas que podrán herirnos.

 

Alien Resurrection permite elegir entre cuatro controles clásicos con cruceta o un joystick; pero también permite elegir entre dos controles avanzados para su año usando los dos joysticks para desplazarnos y al mismo tiempo mover la cámara, prácticamente igual al control de la mayoría de FPS modernos. Como curiosidad este control fue muy criticado en su época en los medios, siendo el único apartado negativo junto con la dificultad que mencionaron la mayoría. Yo voy a añadir otros pequeños apartados negativos que he percibido, el juego se desarrolla casi por completo en la nave Auriga, con una estética casi idéntica en todas las zonas que puede resultar monótona. Por otro lado, algunas zonas son auténticos laberintos cuyos pasillos son idénticos excepto por ínfimos detalles que no ayudan orientarse. Para terminar, hay zonas acuáticas, donde por fortuna los controles no cambian al bucear, pero donde la barra de oxígeno es, en mi opinión, muy ajustada.

En lo personal, me ha encantado jugar un juego de Alien que considero incluso mejor que la película que le da título. Es cierto que la curva de dificultad es dura y muy exigente, pero sigue valiendo la pena probarlo y morir aunque, como yo, no consigáis terminarlo. A fin de cuentas, casi nadie sobreviviría a un enfrentamiento contra un Alíen en la vida real.

Datos de interés:

-Salió una versión con textos en español.

-El juego es exclusivo de PSX, no ha salido ni siquiera en PSN.

-El juego original no se puede terminar en el modo retrocompatible de PS3 porque tiene los mismos errores del apartado siguiente.

-La emulación en Epsxe tiene errores gráficos y un bug que hace que las puertas de la nave cerradas con llave no se abran una vez la conseguimos. Se puede corregir usando el plugin de sonido Eternal SPU y eligiendo SPYAsync > smooth.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Facebook
Twitter