Hablemos de… Aconcagua (2000)

Aconcagua es una aventura gráfica con toques de acción para la primera PlayStation que no salió en Occidente ni goza de traducción alguna de la comunidad, pero que puede jugarse ya que todos los personajes hablan inglés o español.

Sony desarrolló esta aventura para introducirse en el continente sudamericano,  contando una historia que sucede en Meruza, país ficticio, ubicado en una zona de Argentina. Todo esto implica que el doblaje alternará entre inglés y español latino según el personaje que hable y sus conocimientos. Los diálogos son sencillos y sobran para comprender la historia, los textos están en japonés, pero se limitan a informar y dar consejos para resolver los rompecabezas con los que poder avanzar en la trama.

El juego empieza cuando un avión comercial sufre un atentado y colisiona en la montaña Aconcagua, entre los pasajeros que sobreviven se encuentra la líder rebelde de Meruza, que parece ser la causa por la que la aeronave ha sufrido tan funesto destino. A partir de este momento, el juego nos propone el reto de lograr sobrevivir en una montaña helada sin comunicaciones humanas y grandes peligros. La premisa es muy atractiva, pero dista mucho de lo que termina ofreciendo realmente, que no es más que una aventura gráfica con algo de acción; pero sin ningún elemento real de supervivencia. No es una de las mejores representantes del género, pero sí una de las más curiosas que probar; sobre todo dentro del catálogo de la primera PlayStation.

Pese a englobarse en la categoría de aventuras gráficas point&click, goza de momentos de acción e incorpora un pequeño elemento de supervivencia ya que los personajes pueden ser heridos o morir; pero en general la dificultad es baja tanto en las peleas de acción como en la complejidad de los puzzles. Esto ayuda para poder avanzar en un juego que, a fin de cuentas, está sin traducir pudiendo superar los problemas por intuición o probando diferentes ideas hasta acertar con la correcta. Se refuerza esta facilidad con el hecho de que a medida que descubramos una nueva instancia que explorar ya no podremos regresar a las anteriores, limitando el tamaño del escenario a explorar para encontrar objetos y pruebas que solucionar para seguir avanzando. Y como último recurso, siempre se puede recurrir a la guía de gamefaqs en caso de atascarse.

Uno de los puntos más interesantes y a la vez más desaprovechados de Aconcagua es que tendremos que alternar entre los miembros del grupo de supervivientes para usar sus habilidades únicas según lo requiera la situación, mecánica que vimos ya en Maniac Mansion entre otros. Entre los personajes que podemos alternar están por ejemplo Pachamamá, nativa de Meruza que sabe español y podrá leer textos en este idioma o Steve, un ingeniero que podrá arreglar cosas. Sin embargo, esta mecánica no se aprovecha por unos rompecabezas muy simples, al final uno termina con la sensación de que sobran personajes porque sus conocimientos apenas se emplean ni parecen tan necesarios y que determinadas soluciones se han impuesto para justificar la existencia de un personaje.


Lo curioso es que donde más destaca Aconcagua es en el apartado técnico., presentando unos escenarios con una calidad muy buena y unos personajes con un diseño que busca ser realista, todo con gráficos 3D. La mayor parte de la historia se desarrolla en la montaña por lo que predominan los entornos nevados y donde también veremos nevar, habrá efectos de fuego y explosiones bastante loables para esta consola. Pero si algo llama la atención, son las logradas, para entonces, expresiones faciales de los protagonistas; representando a varios personajes en nuestras pantallas hablando y gesticulando con movimientos en su mirada y bocas, logrando transmitir diversos estados de ánimo de los supervivientes como enfado, miedo o seriedad. Este tipo de detalles son bastante raros en la quinta generación de videoconsolas.

 

2 Comentarios en “Hablemos de… Aconcagua (2000)

  1. Qué interesante, todo un desconocido. Me ha llamado muchísimo la atención, ¡muchas gracias por el aporte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial