Top 123 Nintendo 64

70. BattleTanx: Global Assault (1999) (4 jugadores)

Este cartucho nos trae un simulador de conducción de tanques con el que destruir todo lo que salga a su paso en grandes mapas. Es un juego que sin grandes alardes técnicos (recurre a la niebla) consigue ofrecer una diversión directa y fácil que alcanza su mayor potencial en el modo multijugador.


69. Star Wars Episode I: Racer (1999) (2 jugadores)

Curioso juego que inspirado en la famosa carrera de vainas que sucede en la película nos propone competir en este divertido y peligroso deporte a través de 25 pistas y con una sensación de velocidad muy lograda que sólo supera el gran F-Zero X.


68. Donkey Kong 64 (1999) (4 jugadores)

El salto a las plataformas en 3D del famoso simio de Nintendo no fue todo lo bueno que cabía esperar de RARE. El juego en conjunto y para su época no está mal con un cuidado apartado técnico, pero con un desarrollo pesado y unos controles no del todo finos; especialmente si lo comparamos con el genial Banjo&Kazooie que la compañía lanzó un año antes.


67. Ready 2 Rumble Boxing: Round 2 (2000) (2 jugadores)

Antes hemos hablado del mejor simulador, ahora le toca el turno al mejor juego de boxeo arcade tanto de la consola como de su generación. Estamos ante una obra que al igual que su primera parte predomina siempre la parodia y situaciones cómicas, especialmente por el elenco de boxeadores que podemos elegir y que tiene a famosos como el matrimonio Clinton o Michael Jackson.


66. Pokèmon Stadium 2 (2000) (4 jugadores)

He tenido dudas de si incluir esta saga, por un lado merece su presencia por su innovadora forma de romper la cuarta pared al poder usar el transfer pak para usar nuestros pokèmon de los juegos de GameBoy. Por otro, su mecánica ha quedado desfasada y básicamente se limita recrear en 3D los sencillos combates por turnos de los juegos para las portátiles. Opté por la primera opción también porque el cartucho trae una pequeña selección de minijuegos realmente divertidos.


65. Ridge Racer 64 (2000) (4 jugadores)

La exclusividad de PSX con esta saga terminó, aunque tarde, con la llegada de esta fantástica versión. RR64 es una bestia en muchos aspectos, empezando por lo técnico con unos gráficos increíbles que no afectan a la fluidez del juego y sin recurrir a la niebla. Pero además tiene un control que roza la perfección y un contenido más que aceptable donde destaca la apuesta fuerte por el multijugador.


64. Spiderman 64 (2000)

Una de las mejores aventuras que recibió esta generación en cualquiera de sus versiones. Es una delicia tanto en lo visual como en su jugabilidad, sobre todo si la valoramos con retrospectiva y esto es importante, porque hay que señalar que el sistema de cámaras en la actualidad puede frustrar; pero que merece la pena el esfuerzo porque el resto de aspectos son de gran calidad. Cabe mencionar que de nuevo el formato físico impuso un tijeretazo en las animaciones que fueron sustituidas por viñetas de cómic que pese a ello quedan genial.

 


63. Chameleon Twist (1997) (4 jugadores)

Plataformas infantil de baja dificultad y desarrollo lineal a través de entornos 3D. Cada mundo puede acabarse rápido por su corta longitud, pero incluye coleccionables para aumentar la duración. En cuanto a la jugabilidad tiene un control clásico de los primeros platafomas 3D con la principal novedad de que podemos controlar la lengua de los camaleones como garra o pértiga entre otras habilidades. Sale mal parado al compararse con grandes como Mario 64, pero atesora suficiente diversión para estar aquí.


62. Harvest Moon 64 (1999)

Una pieza única dentro del catálogo, secuela de la saga iniciada en Snes y que nos presenta un simulador social ambientado en una granja. El juego incorpora un ciclo día-noche y también las cuatro estaciones del año que serán un factor importante en nuestras actividades y decisiones de que cultivar. También incluye un pueblo en el que podemos participar en sus actividades e incluso casarnos.


61. Centre Court Tennis (1998) (4 jugadores)

Mi segundo arcade de tenis favorito del top, con una estética desenfadada y gráficos correctos este cartucho nos propone disputar torneos y amistosos con unos controles fáciles de aprender. Incluye minijuegos o modalidades informales como pistas de hielo o lava entre otras. Hasta la salida de Mario Tennis dos años más tarde fue sin duda la mejor apuesta para los amantes de la raqueta.


60. Quake II (1999) (4 jugadores)

Otro FPS que se suma al gran abanico de la consola, pese a que el nombre coincide con el del clásico de PC se trata de una versión con nuevos niveles que lo convierten en una expansión muy recomendable para los amantes de la saga. Llama la atención un gran apartado técnico con una fluidez rocosa y un control que sin igualar la comodidad de un ratón se adapta muy bien al pad. A todo esto tenemos que añadir un soberbio multijugador local. Lamentablemente al igual que Doom 64 el uso de cartucho obligó a eliminar la OST y optar por sonido ambiental.


59. Top Gear Overdrive (1998) (4 jugadores)

Uno de los mejores representantes de las carreras arcade del sistema. La sensación de velocidad lograda es su mayor virtud junto con un apartado gráfico donde coches y escenarios cumplen con creces, cuenta además con un sistema de mejoras que podemos ir comprando al ganar carreras. Pero donde más se le exprime el jugo es en los diversos modos multijugador.


58. Starcraft 64 (2000) (2 jugadores)

Starcraft es uno de los mejores RTS de la historia cuya versión para N64 es muy digna al mantener el mismo contenido que la versión de PC y una jugabilidad aceptable basada en una simplificación de los controles con atajos directos. Por contra se han eliminado escenas de vídeo y audios o el editor de niveles. En resumen, uno de los mejores RTS para consola; pero lejos de la calidad que ofrece la versión en ordenadores.


57. Shadow Man (1999)

Juego de aventuras por entornos 3D con una ambientación oscura basada en el cómic homónimo. Cuenta una historia compleja y profunda para su año y el diseño de sus escenarios plagados de túneles laberínticos puede asustar a jugadores actuales acostumbrados a cierta linealidad. Es una de las mejores aventuras de su generación siendo esta versión mejor técnicamente que la de PSX y peor que la de Dreamcast.


56. Rakuga Kids (1998) (2 jugadores)

Lucha 2D muy original y divertida ya que todo el diseño de personajes, escenarios y ataques parte de la base en que son niños dibujando. En cuanto a la jugabilidad me recuerda un poco a Street Fighter con varios tipos de patadas y puñetazos, pero con combos para ataques especiales. Pasó desapercibido quizás porque su estética atraía menos que otros como War Gods, Killer Instinct o Mace: The Dark Age.


55. Tony Hawk’s Pro Skater 2 (2001) (2 jugadores)

Popular simulador de skate que tuvo una muy buena acogida en N64, tanto que llegó a recibir las tres primeras entregas. No soy un experto en el deporte y en principio iba a descartarlo, pero tras jugarlo un rato he de decir que es divertido y placentero aprender a realizar las diversas piruetas en escenarios con mucho detalle e interacción con el entorno.


54. Operation WinBack (1999) (4 jugadores)

Un shooter en tercera persona con sistema de coberturas y sigilo para avanzar y derrotar a los enemigos. Cuenta con un modo historia que sin ser nada del otro mundo cumple y entretiene, mientras que su multijugador destaca por traer una variedad de modos como deathmatch por puntos, batalla por equipos, carreras, etc. Cabe advertir que existe un remake para PS2 que tiene mejor fluidez al mismo tiempo que elimina la molesta niebla de esta versión.


53. Pokémon Puzzle League (2000) (2 jugadores)

Este cartucho usa la historia del anime nipón para traer un adictivo puzle en donde debemos evitar que fichas cuadradas con diferentes símbolos y colores que van apareciendo se apilen. Para ello tenemos que moverlas rápidamente para crear filas con fichas iguales y así eliminarlas. Además si logramos eliminar cuatro o más fichas juntas haremos combos que lanzarán bloques al contrario.


52. Extreme-G (1997) (4 jugadores)

Carreras futurísticas a toda velocidad en motos con disparos a los rivales. Extreme-G es una curiosa mezcla entre la velocidad de F-Zero y el juego sucio de Mario Kart; pero que funciona. N64 recibió una secuela que gráficamente era mejor, pero elegí esta parte por ser novedosa y sobre todo porque tiene un rendimiento más estable y fluido.


51.  Indiana Jones and the Infernal Machine (2000)

Aprovechando el éxito de la saga Tomb Raider en otras plataformas apareció este juego que nos narraba una nueva aventura del famoso arqueólogo del cine. El personaje cuenta con habilidades parecidas a Lara Croft para explorar y superar obstáculos, con el añadido de poder usar el látigo para columpiarse o atacar. Completa esta obra escenas de acción en las que derrotar a enemigos, encontrar objetos o resolver puzles para lograr avanzar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *