Top 123 Nintendo 64

90. CyberTiger (2000)

Es raro que me llame la atención un juego de golf y sin embargo en este top hay dos. Protagonizado por Tiger Woods con gráficos desenfadados, pero lo que más me ha gustado es la posibilidad de configurar el control para elegir entre un simulador realista o algo más arcade y directo. Además tiene montones de extras para configurar y las partidas con amigos son muy competitivas.


89. Star Wars: Shadows of the Empire (1996)

Uno de los primeros éxitos de la consola, con una historia entre el episodio IV y V de la saga y cuyo desarrollo combina varios géneros que varía en cada una de las diez fases. De esta forma jugaremos fases FPS cuyo control es irregular que intercalaremos con otras donde manejando naves deberemos ganar varias batallas aéreas que es donde más músculo saca este cartucho.


88. Beetle Adventure Racing! (1999) (4 jugadores)

A estas alturas ya habréis comprobado que uno de los falsos mitos sobre Nintendo 64 es la falta de juegos de conducción. Este fue un juego para promocionar el modelo Beetle, tiene una jugabilidad y calidad como la de Need for Speed de PSX y su mayor punto fuerte son unos circuitos de tamaño enorme plagados de desvíos y atajos secretos y con detalles de originalidad.


87. Bomberman 64 Arcade Edition (1997) (4 jugadores)

Exclusivo de Japón, fue el último juego del personaje que salió en la consola y regresaba a su estilo 2D clásico. Cuenta con extras como diversos minijuegos y la posibilidad de enfrentarnos con amigos. Aclarar que la coletilla Arcade Edition no es el nombre oficial, pero en occidente se le conoce así para diferenciarlo del Bomberman 64 que recibimos.


86. S.C.A.R.S (1998) (2 jugadores)

Otro juego que sigue la estela de Mario Kart con una estética más agresiva, es decir un juego de carreras locas con multitud de objetos con los que atacar o adquirir ventajas sobre los rivales. Tienen especial importancia los diferentes coches al contar cada uno de ellos con sus propias características afectando a la conducción. Sin embargo, la versión de PSX lucía mejor y era más fluida.


85. Killer Instinct Gold (1996) (2 jugadores)

Killer Instinct Gold es un port con extras de la recreativa original y también continuación directa de la primera parte para Snes. Es un juego muy conservador al mantener el estilo de combates con desplazamiento lateral y un sistema de combos sencillo para dañar al adversario, no destacaba gráficamente para su año; pero cumplía como juego intergeneracional.


84. Bust-A-Move’ 99 (1999) (4 jugadores)

Un clásico de los recreativos de puzles, en esencia es el mismo juego que anteriores entregas donde tenemos que apuntar y disparar bolas a otras de igual color para que exploten antes de que nos alcancen. Hay varias entregas en el catálogo, he elegido esta porque incluye multijugador a cuatro.


83. Indy Racing 2000 (2000) (2 jugadores)

Exclusivo de América y último juego de carreras que recibió la consola, con un control híbrido entre arcade y simulador. Todo es auténtico y fiel al deporte original con una mayor sensación de velocidad y los jugadores menos habituales pueden disfrutarlo sin problemas.


82. Castlevania Legacy of Darkness (1999 ambos)

Otro clásico que saltó a las 3D con dos entregas, pero este incluye todo el contenido del anterior, arregla errores y mejora un poco la cámara y el control. En conjunto es un buen cartucho con buena ambientación y una historia que mejora al avanzar. Tengo que destacar sus personajes secundarios que nos harán dudar si debemos confiar en ellos. Los momentos de acción son mejorables y las plataformas distan de los grandes de la generación, pero en conjunto es muy recomendable. Para terminar dos anotaciones: la música es soberbia y es recomendable no usar el expansion pak.


81. Knockout Kings 2000 (1999) (2 jugadores)

No soy experto en boxeo, pero tiene algo que hace que me interesen sus videojuegos. Este fue el único simulador del catálogo aunque su esquema de control se queda a medio camino de un simulador realista al utilizar combinaciones de botones para esquivar o realizar ataques normales, pero tener predefinidos en un único botón los ataques especiales. Sobre estos últimos cabe decir que cada boxeador tiene aquellos que lo caracterizaron en su carrera, por último mencionar el plantel con famosos como Sugar Ray, Rocky Marciano o Alí.


80. Body Harvest (1998)

He tenido mis dudas de si incluirlo, por un lado es un juego que ha envejecido muy mal tanto gráficamente como su curva de dificultad o su control; abusa de la niebla y un framerate inestable. Por otro, es uno de los juegos más innovadores y pionero de los sandboxes. Debemos eliminar invasiones alienígenas en amplios mapas abiertos ambientados en diferentes épocas temporales por los que podemos movernos libremente interactuando con otros personajes y usar múltiples vehículos.


79. Hydro Thunder (2000) (4 jugadores)

Sin ser exactamente lo mismo, esta obra sería la competencia del Wave Race 64. Un juego de carreras en lanchas con un apartado gráfico bueno que se acerca en calidad a la versión de Dreamcast, pero lo que más me ha gustado ha sido su buen control o el diseño y cantidad de los circuitos.


78. Shadowgate 64: Trials of the Four Towers (1999)

Una fantástica aventura en primera persona donde se apuesta fuerte por la exploración y resolución de enigmas y puzles más que por el combate. Tiene unos entornos y escenarios cuyo diseño me ha encantado y la jugabilidad es de lo más sencilla por lo que aprender como jugar será fácil, pero completar el juego sí podrá resultar complicado si no se recurre a una guía.


77. 1080º Snowboarding (1998) (2 jugadores)

La respuesta al auge del snowboard y el éxito que cosechaba Cool Boarders en PSX fue esta cartucho que apuesta por una simulación realista donde los diferentes tipos de nieve afectan a las físicas a la hora de deslizarse o girar y el control pese a ser preciso exigirá lo mejor al jugador. Otra sorpresa son sus efectos climáticos y como aspecto negativo sólo puedo decir que sus seis circuitos son pocos.


76. Fighters Destiny (1998) (2 jugadores)

Juego de lucha con combates 1 vs 1 que en lugar de tener que buscar el KO para ganar apuesta por un sistema de puntuación que varía según nuestra forma de derrotar al rival siendo el KO lo menos valorado con un punto; mientras que hacer llaves puntúa triple. Es un buen juego, pero le falta carisma a sus personajes; tuvo una continuación en N64 más completa en contenido; pero que descarté porque no era tan fluida.


75. Bomberman 64 & Bomberman The Second Attack! (1997-1999) (4 jugadores)

Otro héroe clásico que saltó a las 3D, en ambas entregas Bomberman dispone de sus movimientos clásicos para eliminar a enemigos en pequeños mapas; pero ahora el juego se transforma en un plataformas de acción y tendremos nuevos movimientos. El juego incluye un modo multijugador para enfrentarnos a nuestros amigos. No hay grandes cambios entre ambas entregas, pero me parece más divertida la historia del segundo juego.


74. Doom 64 (1997)

Tercera entrega de la saga exclusiva de N64. Supuso un aire renovador con una ambientación más oscura que por momentos inspira terror, pero sin abandonar los mapas laberínticos que explorar para encontrar llaves o interruptores. La ausencia de multijugador y de una OST potente son sus únicos aspectos negativos. Pasó desapercibido porque el nombre no deja claro que se trata de una nueva entrega y porque la salida de Goldeneye lo relegó a un segundo plano.


73. Star Wars Episode I: Battle for Naboo (2000)

Ambientado en la parte final de la película, este cartucho nos propone superar una quincena de misiones en vehículos aéreos y terrestres que pueden resumirse en eliminar a todos los enemigos y proteger a nuestros aliados. Sigue por tanto el camino marcado por el fantástico Rogue Squadron, pero a mi personalmente no me ha sorprendido tanto.


72. Monaco Grand Prix (1999)  (2 jugadores)

Ubisoft se marcó un buen simulador de Fórmula 1 que pese a no contar con licencias oficiales supone una de las mejores alternativas a F1-World Gran Prix. El juego tiene un gran apartado gráfico y gran variedad de modos de juego, pero para mi su mejor virtud es la posibilidad de elegir entre una conducción arcade y sencilla o un control más realista y complejo.


71. Turok 3: Shadow of Oblivion (2000) (4 jugadores)

La tercera entrega de la saga suele ser criticada y dejada de lado, pero lo cierto es que me parece un buen producto, mucho mejor que la primera entrega aunque sin alcanzar el nivel de la segunda parte. El juego cambiaba los entornos abiertos ambientados en junglas por mapas con menos espacio y urbanos, lo que provocaba una apuesta más directa por la acción relegando a un segundo plano la exploración.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *