Top 108 Master System / Mark III

29. Danan: The Jungle Fighter (1990) (1 jugador)

Uno de los juegos que mejor plasman el género de espada y brujería en esta consola. Con una narrativa más trabajaba que la mayoría de juegos de entonces, nos propone el reto de explorar escenarios amplios aprendiendo las rutinas de ataque de diversos enemigos, superando trampas y diversos jefes de zona.


28. Master of Combat (1993) (2 jugadores)

Elaborado juego de lucha uno contra uno en donde debemos enfrentarnos a cuatro rivales para poder combatir contra el jefe final. El sistema de combate está trabajado que responde perfectamente y permite disfrutar su jugabilidad. Su mayor problema es el limitado plantel de cuatro luchadores.


27. Hang-On (1985) (1 jugador)

Meritoria adaptación del recreativo original de carreras de motos y que para ser de los primeros juegos de Master System alcanza una alta calidad gráfica, pero que lamentablemente prescinde de cualquier tipo de música. Incorpora un sistema de cambio de marchas que el original no tiene y además tiene una dificultad relativamente baja.

 


26. Power Strike II (1993) (1 jugador)

Uno de los shooters verticales imprescindibles incluso en la actualidad que destaca por un gran apartado técnico, multitud de power-up y una acción con un ritmo rápido y frenético que supera con creces a su primera entrega.


25. Aladdin (1994) (1 jugador)

La adaptación de la película a Master System se hizo esperar, pero es uno de los mayores hitos técnicos de la máquina que tanto a nivel gráfico como de sonido se acercaba a la calidad de los 16 bits. El juego es muy disfrutable y recrea perfectamente diálogos y escenas de la película, tiene una jugabilidad suave y sólo se le puede criticar su corta duración y dificultad muy baja.


24. Zillion (1987) (1 jugador)

Un juego que recuerda mucho a Metroid porque tenemos que entrar y explorar una base con un mapa bastante grande en donde abunda la acción, plataformas y diversos barreras que deberemos abrir para poder avanzar. Con el añadido de que podemos manejar a otros personajes a medida que los rescatemos.


23. Wonder Boy in Monster Land (1988) (1 jugador)

Tras empezar como un plataformas arcade esta saga continuó en forma de rol de acción. El cambio puede parecer sorprendente, pero lo cierto es que fue bien recibido y es uno de los mejores juegos del género que he encontrado para esta consola.


22. Sagaia (1992) (1 jugador)

Para muchos el mejor matamarcianos de la consola, Sagaia exprime bastante el hardware y es uno de los ejemplos más mencionados por el uso del efecto parallax. Tiene una dificultad aceptable y cuenta con un sistema de power-up que para conseguirlos nos obliga a eliminar hordas completas de enemigos.


21. Ghouls’n Ghosts (1989) (1 jugador)

Esta adaptación del clásico de Capcom sobresale sobre otras versiones mayores por tener una dificultad mejor calibrada. Sigue siendo muy difícil, pero no injusto como la versión de Megadrive. Sus fases y enemigos fueron rediseñados convirtiéndola en una entrega original y distinta a tener en cuenta.


20. Tecmo World Cup ’93 (1993) (2 jugadores)

Para mi el máximo representante del deporte rey del catálogo. Los sprites de los futbolistas son grandes y con buenas animaciones, los controles están bien implementados y funcionan de maravilla pese a la limitación de los dos botones. Como siempre en estos casos, estamos ante un juego que gana mucho si se juega con amigos.


19. Sonic The Hedgehog 2 (1992) (1 jugador)

La segunda entrega del erizo para Master System no es tan sorprendente gráficamente como la primera, pero para mi tiene mejores fases de plataformas, mejor dificultad y una duración mayor. Tenía claro que ambos juegos fueron mejores que Sonic Chaos, pero entre ellas he tenido serias dudas de cual elegir como mejor juego.


18. Streets of Rage (1993) (1 jugador)

Versión menor del clásico yo contra el barrio de Megadrive que pese a ello luce francamente bien. Permite seleccionar entre los tres personajes del original, cada uno con su estilo de combate y todos con un control igual de sencillo que el original. También salió la segunda parte para Master System, pero el resultado es bastante malo.


17. Dynamite Headdy (1995) (1 jugador)

Juego de plataformas porteado desde Megadrive donde manejamos a la marioneta Headdy que ataca a sus enemigos lanzando su cabeza, la cual puede transformarse cogiendo diversos power-up obteniendo así mejores ataques y poderes.


16. R-Type (1988) (1 jugador)

Es discutible cual es el mejor matamarcianos de la consola, pero R-Type fue una recreativa impresionante en su época y recibir su adaptación mientras que la NES no tuvo que ser bastante sonado en su año. Su primer boss es uno de los clásicos más recordados de la historia de los videojuegos.


15. Enduro Racer (1987) (1 jugador)

He puesto antes otros juegos de carreras en el top que técnicamente son mucho mejores que este, pero Enduro Racer los supera a todos en diversión. Con una perspectiva aérea debemos manejar nuestra moto evitando obstáculos, adelantando al máximo de rivales posibles y alcanzando la meta antes de que se termine el tiempo.


14. Asterix (1991) (1 jugador)

Uno de los mejores plataformas de los 8 bits, exclusivo de Europa y para mi mucho mejor que sus dos secuelas por ser el más original. Nos permite elegir que personaje usar para cada nivel, con Obelix podremos romper a puñetazos muchos bloques para poder avanzar y con Asterix podremos lanzar diversas pociones que nos facilitarán el camino. Su único fallo es que es bastante largo y el cartucho original no incorpora ningún sistema de guardado.


13. Olympic Gold (1992) (2 jugadores)

Maravillosa adaptación de sietes modalidades olímpicas con unos sprites grandes y bien definidos, unos controles que funcionan a la perfección y logran transmitir lo mejor posible la dificultad de cada prueba. El juego permite competir por turnos hasta cuatro jugadores y es como mejor se disfruta.


12. Fantasy Zone II: Tears of Opa-Opa (1987) (1 jugador)

El shoot’m up emblema de Master System, con un apartado gráfico colorista y una banda sonora buena. La jugabilidad en esta entrega se renueva con un sistema que permite el cambio entre diversas zonas. Además de las clásicas tiendas y personajes de la saga.


11. Castle of Illusion Starring Mickey Mouse (1990) (1 jugador)

Plataformas con ambientación fantástica muy conocido entre los jugadores. Con unos gráficos buenos y unas fases variadas aunque escasas al limitarse sólo a siete, pero con originales combates contra jefes finales y una música aceptable.


10. Vampire: Master of Darkness (1992) (1 jugador)

Plataformas de acción y desplazamiento lateral cuyo planteamiento es claramente un clon bueno de Castlevania. Está compuesto por cinco niveles y puede parecer corto, pero su dificultad ascendente hace que termine teniendo una duración aceptable.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *